14.3 C
Buenos Aires
InicioSociedadCúneo Libarona tuvo que dar marcha atrás con los cambios en la...

Cúneo Libarona tuvo que dar marcha atrás con los cambios en la justicia de Rosario

Pretendía que en cuatro días las investigaciones pasaran a manos de los fiscales

El ministro de Justicia dijo que había un «clamor social» para adoptar el nuevo Código Procesal, pero en menos de 24 horas pateó su proyecto para mayo.

Empezó como un anuncio de alto impacto y terminó como una marcha atrás a toda velocidad. El protagonista de la defección fue el ministro de Justicia, Mariano Cúneo Libarona, que pensaba, desde el lunes, poner a los fiscales federales a conducir las investigaciones en Rosario. Sin embargo, tuvo que postergar para mayo el cambio con el que pensaba contribuir a la lucha contra el narcotráfico.

Con pocas palabras, Cúneo Libarona explicó que su plan para mostrarse proactivo se aplazará hasta el 6 de mayo. En la resolución que firmó después de las dos de la tarde del viernes, el ministro de Justicia sólo explicó que había mantenido reuniones de trabajo y había arribado a esa decisión. Nada dijo sobre el “clamor social” que había invocado antes para justificar su apuro.

El funcionario pretende aplicar el Código Procesal Penal Federal, aprobado durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, con el que se implementa el sistema acusatorio. Para hacerlo, se requieren recursos. Y tiempo. Eso se lo dejó por escrito el procurador general interino, Eduardo Casal, después de que funcionarios de la Procuración y fiscales que actúan en la jurisdicción de Santa Fe pusieran el grito en el cielo.

No fueron los únicos, aunque sí los más perjudicados. El presidente de la Corte Suprema, Horacio Rosatti, viajó –tal como publicó Ámbito Financiero– a Rosario para reunirse con los magistrados que integran la Cámara Federal después de que se desayunaran con la idea de Cúneo de cambiar todo el sistema de funcionamiento de la justicia en tan solo cuatro días.

La Unión de Empleados Judiciales de la Nación (UEJN) también había declarado el estado de alerta y movilización. Después de que Cúneo pusiera reversa, el gremio que lidera Julio Piumato salió a decir que había primado la sensatez.

Después de este traspié, Cúneo Libarona tendrá que verles las caras a fiscales y jueces el martes en la Rosada. Los citó en el Salón de los Pueblos Originarios para la primera reunión del Consejo Asesor Interinstitucional de la Reforma Procesal Penal. La implementación ya empezó con el pie izquierdo.

El ministro, mientras tanto, afronta duros cuestionamientos por los clientes que defendió en su estudio jurídico. El huracán lo alcanzó a principios de esta semana, cuando Carlos Pagni publicó en La Nación que había defendido al narco Miguel “Mameluco” Villalba. Cúneo respondió que no había sido él sino su hermano Matías, con quien compartió hasta diciembre el bufete familiar. A la lista se sumaron otros personajes vinculados al tráfico de estupefacientes, como Mario Segovia –conocido como el Rey de la Efedrina– y como el exintendente de Paraná Sergio Varisco, que terminó con una condena a seis años y medio de prisión.

Más noticias
Noticias Relacionadas