9.2 C
Buenos Aires
InicioDeportesUn grupo de científicos tomó una sede del Conicet en reclamo por...

Un grupo de científicos tomó una sede del Conicet en reclamo por el recorte de becas: No nos vamos sin respuestas

Más de 500 científicos, becarios y estudiantes se congregaron el miércoles en la explanada del Polo Científico para reclamar el otorgamiento de 1600 becas del Conicet y advirtieron que el organismo se encuentra “absolutamente paralizado y en estado crítico” y que el país está ante “una próxima fuga de cerebros”. En paralelo, un grupo se manifestó en el interior del edificio, ubicado en el barrio porteño de Palermo, exhibiendo el reclamo para que se publiquen los listados de becas, para luego retirarse, en medio de un estricto operativo policial.

La fuerte manifestación decantó en que fueran recibidos por el directorio y el presidente del organismo, Daniel Salomone, “sin acuerdo, ni certezas”, según explicó el investigador e integrante de la Red de Autoridades de Institutos de Ciencia y Tecnología (Raicyt), Jorge Geffner.

“Nos recibió el directorio en pleno y el presidente del Conicet, Daniel Salomone. Hablamos 20 minutos. Hay 1600 becas que ya están evaluadas y tendrían que haber sido comunicadas el 12 de enero y no tenemos ninguna comunicación. Lo que nos dicen es que no hay presupuesto. El diálogo fue tranquilo, pero no acordamos nada porque no tuvimos certeza alguna”, explicó Geffner.

En ese sentido, marcó que uno de los puntos centrales es conocer si hay lugar para incorporar a nuevos científicos. “Necesitamos saber si esta gente joven, que es el semillero de nuevos científicos, ingresa al Conicet, o si los perdemos, porque hay ofertas mucho mejores en el exterior y hay mucha gente que en función de estos dos meses que no se sabe qué pasa ya están haciendo contactos para irse al exterior, un temor muy fundado”.

Pese al reclamo, aclaró que el pedido de 1600 becas no busca hacer crecer al organismo científico en cantidad de personal, sino que “un número similar se cae luego de cinco años de trabajo, porque se expira la beca”. Según detalló el investigador, la reunión se realizó aproximadamente a las 13.30 en el piso 11 del edificio del Conicet ubicado en el Polo Científico.

En un comunicado publicado por Raicyt en sus redes sociales esta tarde, las autoridades de la red informaron que se volverán a reunirse este viernes para “evaluar las últimas novedades y definir las próximas acciones”.

Geffner adelantó que los reclamos seguirán y que irán al Congreso. “Vamos a seguir reclamando y hay varias instancias que se están transitando. En esta semana y la próxima tenemos contactos con legisladores nacionales de distintos bloques parlamentarios, para que la comisión de Ciencia y Técnica de Diputados haga un pedido de informe al Poder Ejecutivo. Además, se está estudiando la posibilidad de hacer recursos de amparo en el ámbito legal, porque hay derechos adquiridos que están siendo vulnerados”.

Por otro lado, hubo manifestaciones con cantos en contra del Gobierno y un intento de tomar una de las sedes del organismo en medio de los reclamos. Alrededor de las 11 de la mañana del miércoles la comunidad científica se juntó con carteles que tenían como consigna “El conocimiento es soberanía. La ciencia y la universidad pública se defienden” y “No al vaciamiento del Conicet”.

Sin embargo, cerca de las 15, un grupo de investigadores llamados “Jóvenes Científicxs Precarizadxs” informaron que estaban “ocupando el Conicet”. “Subimos al piso 11 mientras está reunido el Directorio. No nos vamos sin respuestas. Exigimos que publiquen las becas y reincorporen a lxs despedidxs”, decía un comunicado difundido en X. En diferentes videos difundidos por las redes sociales se pudo ver el tenor de la protesta.

“Las becas de doctorado deberían comenzar el primero de abril, faltan menos de dos meses y no sabemos si habrá alguna beca”, consideró Abril Marcolongo, presidenta del Centro de Estudiantes de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Estudié ocho años, me formé en este país en la educación pública y no sé si voy a poder seguir haciendo una carrera acá y eso es terrible, no solo por lo que implica para la ciencia sino también para la soberanía de este país. ¿Qué país desarrollado existe en el mundo que no tenga su propio sistema científico?”, advirtió la joven que está a la espera de recibir su beca doctoral.

Remarcó que se trata de “una situación de incertidumbre y desolación. Estamos frente a una próxima fuga de cerebros si esto no se revierte y la verdad que es muy duro”. La protesta coincide con la primera reunión del año del Directorio del Conicet, presidido por Daniel Salamone.

Con información de Télam

LA NACION

Conocé The Trust Project
Más noticias
Noticias Relacionadas