19.3 C
Buenos Aires
InicioEconomíaLa ola de calor se llevó unas 100 mil hectáreas de soja...

La ola de calor se llevó unas 100 mil hectáreas de soja de segunda en la zona núcleo

Pese a la llegada de las lluvias, la sequía y las altas temperaturas de los últimos días dejaron secuelas irreversibles en la principal región agrícola, según informó la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

Imagen de soja de primera en Juárez Celman, provincia de Córdoba, tomada el pasado martes 6 de febrero durante la

Imagen de soja de primera en Juárez Celman, provincia de Córdoba, tomada el pasado martes 6 de febrero durante la «gira agrícola» de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA).

Mientras se espera el fin de la ola de calor y el regreso de las lluvias, la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) estimó que ya hay al menos unas 100.000 hectáreas perdidas de soja de segunda en la zona núcleo.

A causa de las altas temperaturas que se sucedieron en los últimos días, se perdería aproximadamente 10% del área sembrada.

Leé también: Casi el 40% de los lotes de soja tiene una condición hídrica regular o de sequía

En soja de primera, a su vez, la entidad santafesina indicó que ha desaparecido el potencial de hace 15 días atrás y será clave cuánto llueva este fin de semana.

¿Querés recibir más imnformación sobre el campo?

Suscribite acá

“Se producirán lluvias y tormentas que irán ganando volumen y cobertura hacia el fin de semana. El cambio en la circulación atmosférica permitirá retornar a cierta recurrencia de las precipitaciones durante la segunda semana del mes”, dijo el consultor de la BCR, Alfredo Elorriaga.

En ese sentido, la BCR calculó que la ola de calor duró 14 días, con solo el domingo 4 interrumpiendo el crudo régimen térmico. Pero el fenómeno sigue.

La ola de calor se llevó unas 100 mil hectáreas de soja de segunda en la zona núcleo

“En solo dos semanas, el desmejoramiento de la condición de cultivo pasó a grandes rodeos con amarillamientos que han evolucionado a grandes áreas con muerte de plantas o que están a punto de perecer”, detalló el reporte.

Leé también: Por el impacto de las altas temperaturas, el 15,3% del maíz presenta una condición de regular a mala

En ese sentido, alertó que, en esos 15 días, la región pasó de tener reservas abundantes a óptimas en el 60% del área, a sequía en el 47%, tal como muestran las reservas de agua en pradera permanente para el priner metro del suelo.

Según indicó el informe, la condición de la soja de segunda se desplomó durante los últimos 7 días. Desaparecieron los cuadros excelentes, mientras que los regulares a malos aumentaron un 33%, totalizando 500.000 hectáreas de las que se restan 100.000 que se dan perdidas por “síntomas de estrés irreversibles”.

“Aún permanece en estado bueno el 40% del área y otro 10% bajo condiciones muy buenas. La soja de segunda, dado el consumo de las reservas que tiene por sembrarse después del trigo, es el cultivo más vulnerable ante este estrés termohídrico”, explicó la entidad santafesina.

Las condiciones de reserva útil de agua cambiaron drásticamente en la primera semana de febrero (imagen superior), respecto del estado de los suelos agrícolas en enero (imagen inferior). Foto: Bolsa de Comercio de Rosario.

Las condiciones de reserva útil de agua cambiaron drásticamente en la primera semana de febrero (imagen superior), respecto del estado de los suelos agrícolas en enero (imagen inferior). Foto: Bolsa de Comercio de Rosario.

Por eso, los productores de María Susana y Rosario aseguraron: “Hay pérdidas que no se recuperarán aunque llueva bien el 9 de febrero. Hay muerte de plantas por quemado”.

Desde Pergamino, localidad bonaerense muy golpeada por el calor, advierten: “Habrá que evaluar cuál será la recuperación post-lluvia. Si esta semana no lloviese, podría secarse toda”.

Allí, ya dan por perdida un 15% del área sembrada. En General Pinto, describen una situación similar: “Los lotes presentan manchones y amarallamientos. En Corral de Bustos, una de las áreas que mejor está respecto al resto, resaltan que depende de la zona: en un radio no muy grande hay sectores con 100 milímetros de diferencia”.

En este contexto, para la soja de primera es clave la cantidad de milímetros de este fin de semana. La condición se deterioró fuertemente en momentos claves de definición de rindes: hace 15 días el 65% del área mostraba condiciones muy buenas a excelentes, ahora solo el 24%.

Leé también: Llegan las lluvias y convivirán varios días con altas temperaturas en la región agrícola

De hecho, la superficie en condiciones regulares a malas pasó del 10%, hace 7 días, al 26% actual. El 50% restante está en condición buena. El potencial del rinde de la región muestra una caída de un 10% a 30% en la región núcleo. “El potencial de hace 15 días atrás ha desaparecido”, alertaron los agrónomos.

“El nivel de caída de chauchas, cuánto y cuándo llueva y la posterior reacción que puede tener el cultivo es clave para saber que va a pasar con los rindes de soja de primera”, subrayaron en la región.

Por otro lado, un alto porcentaje del cultivo está en floración (45%) y es el que más preocupación genera. Desde Carlos Pellegrini, los técnicos afirmaron: “Este año tenemos maíces tardíos sembrados en distintas épocas y por ende en distintas etapas de desarrollo. Primero sequía, después excesos y ahora devuelta sequía. Los que está floreciendo es difícil saber cómo van a terminar. El resto de los lotes que están en estado vegetativo se encuentran resistiendo”, dijeron los técnicos.

En este momento, el 60% del maíz tardío está bueno, 30% muy bueno y el 10% de regular a malo. Son 51.000 hectáreas las más comprometidas. El resto, 459.000, aún se conservan en “buena y muy buenas condición”.

Comenzaron a registrarse importantes lluvias

Mientras regresan las lluvias a la región núcleo durante el final de esta semana, entre este martes y el miércoles las tormentas comenzaron dejar acumulados significativos.

En la siguiente imagen se ven los acumulados desde el 1° de febrero a a las 20 horas del 8 de febrero.

En la siguiente imagen se ven los acumulados desde el 1° de febrero a a las 20 horas del 8 de febrero.

“En el centro de Buenos Aires ya hay registros que superan los 100 mm, como Trenque Lauquen con 139 mm los 124 mm de Daireaux. En La Pampa, Anguil lleva un acumulado de 86 mm y Santa Rosa 74 mm. Otro de los núcleos destacados de las últimas tormentas está en Salta (capital): allí cayeron 90 mm”, pormenorizó el reporte publicado este jueves.

Más noticias
Noticias Relacionadas