11.4 C
Buenos Aires
InicioSociedadSiete ciudades del país superaron los 40 grados esta tarde

Siete ciudades del país superaron los 40 grados esta tarde

La ciudad de San Juan lideró este viernes el ranking de temperaturas máximas con 42,2 grados y otras seis superaron los 40, por lo que el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) mantiene alertas de nivel rojo por temperaturas extremas «muy peligrosas para la salud» y rigen alertas de nivel naranja y amarillo en gran parte del norte y el centro de la Argentina.

A las 15, en San Juan la temperatura llegó a los 42.2; en Santiago del Estero a los 41,8; La Rioja tuvo 41,2; en Las Lomitas (Formosa) ascendió a 40,8 y a 40,6 en la chaqueña Presidencia Roque Sáenz Peña y en la mendocina San Martín. Y la última ciudad de este tándem fue San Fernando del Valle de Catamarca, donde ascendió a 40 grados.

Mientras tanto, otras veintisiete se mantuvieron entre los casi 40 y 36 grados.

San Ramón de la Nueva Orán, en Salta, lideró esta línea con 39,8 grados; Villa Dolores (Córdoba), 39,4; la ciudad de Mendoza, con 38,7; la chaqueña Resistencia, 38,5; Santa Rosa del Conlara (San Luis), 38,3; las bonaerenses Pehuajó y San Carlos de Bolívar, con 38.

En Corrientes llegó a 37,8; 37,6 en el Observatorio mendocino y la capital formoseña padeció 37,5, al igual que la santafesina Sunchales.

En Villa María (Córdoba) el calor llegó a 37,4 grados; San Miguel de Tucumán, 36,9; Pigüé, 36,8; la mendocina San Rafael y Trelew, en Chubut, 36,6; la santafesina Ceres tuvo una temperatura de 36,4; 36,3 en Reconquista (Santa Fe); 36,2 en Olavarría, al igual que en la cordobesa Laboulaye, Concordia (Entre Ríos) y la capital neuquina. Por último, coincidieron en 36 grados la ciudad correntina de Mercedes, la puntana Villa Reynolds y las bonaerenses Azul y Merlo.

«La semana termina con temperaturas extremas en gran parte del país«, indicó esta mañana el SMN en su cuenta de la red social X.

En medio de una seguidilla de días con máximas que superaron los 40 grados en muchas localidades, el alerta rojo continúa para todo el territorio de las provincias de Mendoza, San Juan, La Rioja y Catamarca; el sureste, suroeste y parte del centro de la provincia de Buenos Aires y el conurbano bonaerense en localidades como Avellaneda, Berazategui, Lanús, Quilmes, Ezeiza, La Matanza, Merlo, Moreno, Pilar y Tres de Febrero.

También se extiende a gran parte de La Pampa; al noroeste de Córdoba; al norte y oeste de San Luis; al norte y centro de Neuquén; y al noroeste de Río Negro.

El nivel rojo, la máxima alerta dispuesta por el organismo meteorológico, implica un «efecto alto a extremo en la salud», informó el SMN.

Las temperaturas en esa zona son «muy peligrosas y pueden afectar a todas las personas, incluso a las saludables», por lo que se recomienda aumentar el consumo de agua y no exponerse al sol en exceso ni en horas centrales (entre las 10 y las 16).

La ciudad de Mendoza registra la ola de calor más larga de su historia, con nueve días de duración, según indicó el investigador del Conicet Juan Rivera, doctor en Ciencias de la Atmósfera y de los Océanos.

Por otro lado, se encontraban este viernes bajo alerta naranja el resto de la provincia de Buenos Aires; toda la provincia de Tucumán; el sudeste de Jujuy; el oeste de Entre Ríos; el sur de Santa Fe; el centro y sur de Córdoba; el norte de La Pampa; el sur de San Luis; el sur de Neuquén; y el centro y oeste de Río Negro.

El nivel naranja hace referencia a un «efecto moderado a alto en la salud» y las temperaturas «pueden ser muy peligrosas, especialmente para los grupos de riesgo», precisó el SMN.

A su vez, regían alertas de nivel amarillo por calor para Salta., Formosa, Chaco, Santiago del Estero, Misiones, parte de Entre Ríos u el centro de Córdoba.

El nivel amarillo implica que las temperaturas tendrán un efecto leve a moderado en la salud pero pueden ser pueden ser peligrosas, sobre todo para los grupos de riesgo, como niños y niñas, personas mayores de 65 años, con enfermedades crónicas.

Frente a estas temperaturas extremas, el Ministerio de Salud recomienda aumentar el consumo de agua sin esperar a tener sed para mantener una hidratación adecuada, no exponerse al sol en exceso, prestar atención a los bebés, niños y niñas y a las personas mayores, evitar las bebidas con cafeína, con alcohol o muy azucaradas.

Además, evitar comidas muy abundantes, ingerir verduras y frutas, reducir la actividad física, usar ropa ligera, holgada y de colores claros; permanecer en espacios ventilados o acondicionados y recordar que no existe un tratamiento farmacológico contra el golpe de calor y sólo los métodos clásicos pueden prevenirlo y contrarrestarlo.

Más noticias
Noticias Relacionadas