9.2 C
Buenos Aires
InicioEconomíaPlazo fijo UVA, acciones y bonos: en qué invertir los pesos cuando...

Plazo fijo UVA, acciones y bonos: en qué invertir los pesos cuando nada le gana a la inflación

Los ahorros están bajo presión, con precios que suben día a día y tasas de interés bajas. Aunque no hay grandes ganancias, los especialistas recomiendan tres caminos para proteger el capital.

Melina Manfredi

Las sugerencias priorizan estrategias de inversión defensivas. (Foto: Brendan McDermid/Reuters).

Hay pocas oportunidades interesantes en el mercado. (Foto: Brendan McDermid/Reuters).

La política de tasas bajas que puso en marcha el Gobierno dejó a los ahorristas sin lugar en donde refugiarse. Los plazos fijos, las cuentas remuneradas y la mayoría de los bonos tienen rendimientos negativos frente a la inflación. En ese contexto, las alternativas de inversión ya no buscan generar grandes rentas, sino “perder menos”.

“El comienzo del nuevo mandato presidencial estuvo signado por muchos cambios en materia económica, en especial, con bajas de gran magnitud en las tasas de intereses de referencia. La tasa de política monetaria pasó de 133% a 100% nominal anual, lo que tuvo su correlato en el interés que pagan los depósitos a plazo fijo, así como también en todos los activos en pesos a tasa fija (fondos de money market, cauciones, entre otras)”, explicó Melina Di Napoli, analista de wealth management en Balanz.

Leé también: Cuáles son los rubros incluidos en Cuota Simple, el programa que reemplaza al plan Ahora 12

Mientras los precios le ganan a la devaluación, el dólar pierde atractivo. El asesor financiero Federico Domínguez explicó que, además, hay inflación en moneda dura, lo que complica aún más el panorama. “El dólar, que durante muchos años fue una cobertura del poder de compra, no lo fue en los últimos 2 años y podría no serlo en los próximos. Para los inversores minoristas, que pueden esperar el plazo mínimo de 180 días, el plazo fijo UVA sigue siendo una gran alternativa”, afirmó.

Más allá de eso, hay tres alternativas para tratar de proteger la mayor parte del capital, según el perfil de cada inversor.

  • Para los conservadores, asoman los Fondos Comunes de Inversión (FCI).
  • Para los que toleran algo más de riesgo, hay bonos que pueden tener algún atractivo.
  • Aquellos más valientes, pueden inclinarse por las acciones.

1. Fondos Comunes de Inversión

A la hora de invertir, el tiempo en el que uno puede desprenderse del dinero es un dato fundamental. Di Nápoli señaló que si el capital se necesitará en menos de un mes, “no existen actualmente opciones a tasa fija que puedan superar o empardar a la inflación, pero sí morigerar su impacto”.

En ese sentido, dijo que prefiere el posicionamiento en el Fondo Balanz Ahorro, cuyo objetivo de inversión es obtener una rentabilidad en pesos en instrumentos de renta fija, cuyo plazo de rescate es de 24 horas hábiles, y que logró un rendimiento 15% superior a los fondos money market.

La inflación en torno al 25% mensual incrementó la demanda en los bonos CER, que ofrecen tasas negativas. (Foto: TN/Agustina Ribó).

La inflación en torno al 25% mensual incrementó la demanda en los bonos CER, que ofrecen tasas negativas. (Foto: TN/Agustina Ribó).

En materia de fondos comunes de inversión, desde Adcap recomendaron especialmente aquellos que tienen estrategia CER, es decir, que sus portafolios incluyen buena parte de instrumentos que ajustan por inflación. En particular recomendaron el FCI Cobertura, que administran, y que el mes pasado rindió más de 27%.

Leé también: Desde que asumió Milei, el Banco Central compró US$5000 millones, pero emitió más de $3 billones

“Si bien hoy los bonos CER cotizan a tasas negativas y, por ende, no son cobertores perfectos, no dejan de ser el instrumento de renta fija que ofrecería más protección ante una mayor inflación a la esperada. Sumado a que son instrumentos administrados por portfolios que pueden diversificar y arbitrar dentro de los distintos plazos de activos CER, a conveniencia del fondo”, explicaron.

2. Bonos

Los bonos argentinos fueron muy castigados en los últimos años. Sin embargo, con el cambio de administración y el foco en la disciplina fiscal, los analistas todavía encuentran algunas oportunidades. Tienen, sin embargo, un mayor riesgo implícito de reestructuración o default.

“Nosotros vemos algo más de valor en bonos duales (que rinden lo más alto entre inflación y dólar oficial) y en los títulos dólar linked, ante un tipo de cambio real que viene apreciándose notablemente dada la escalada inflacionaria. Si bien sus tasas también son negativas, son mucho menos negativas que las de los papeles CER”, sostuvo Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS.

El ministro de Economía, Luis Caputo, tendrá que mantener la disciplina fiscal para cumplir con los compromisos de deuda. (Foto: REUTERS/Agustin Marcarian).

El ministro de Economía, Luis Caputo, tendrá que mantener la disciplina fiscal para cumplir con los compromisos de deuda. (Foto: REUTERS/Agustin Marcarian).

Y añadió que su opción favorita son los bonos soberanos Globales en dólares. “Quienes sean más constructivos con el corto plazo y la posibilidad de una normalización económica pueden apostar por el tramo corto (Global 2030), mientras que los perfiles más defensivos podrían ver valor en el Global 2041″, señaló.

Leé también: Ley Ómnibus: las dudas sobre lo que podría pasar con el poder adquisitivo de los jubilados

Por su parte, Domínguez prefiere los bonos conocidos como “bonares”, donde ve rendimientos “muy atractivos”. “El AL30 todavía cotiza por debajo de US$40, por lo que solo con el flujo de amortizaciones de capital e intereses en menos de dos años se recupera más del 50% de la inversión, con una tasa interna de retorno que ronda el 40%. Tanto este bono como otros deberían ganarle a la inflación en dólares, pero tienen el riesgo de default implícito del Estado argentino. Dependen de la solvencia fiscal del Gobierno”, consideró.

3. Acciones

En tiempos de rendimientos bajos, las acciones se volvieron una suerte de refugio para los inversores un poco más experimentados. Si bien ofrecen retornos atractivos, también están sujetas a mayor volatilidad y al riesgo propio de cada empresa y su sector. “El equity ha sido un gran cobertor frente a períodos de aceleración inflacionaria. Es una gran alternativa para aquellos inversores más agresivos, con mayor apetito al riesgo”, puntualizaron desde Adcap.

Las acciones argentinas tuvieron un alza mayor al 30% en dólares  desde noviembre. (Foto: Carlos Villoldo/BCBA).

Las acciones argentinas tuvieron un alza mayor al 30% en dólares desde noviembre. (Foto: Carlos Villoldo/BCBA).

Esa búsqueda de cobertura se vio en la gran suba que tuvieron las acciones en los últimos meses, ya que acumularon un alza mayor al 30% en dólares desde noviembre del año pasado. A pesar de eso, la casa de Bolsa considera que todavía son una buena alternativa y sugirió, en particular, los papeles de Aluar y Ternium.

A su turno, Domínguez aportó: “En cuanto a las acciones, las energéticas están muy bien posicionadas con sólidos flujos de caja tras la corrección del precio de la nafta, pero tienen un alto nivel de volatilidad”. Franco también se inclinó por los papeles energéticos y mencionó a Vista, YPF, Pampa Energía, Transportadora de gas del Sur y Transportadora de gas del Norte.

Más noticias
Noticias Relacionadas