6.4 C
Buenos Aires
InicioEspectáculosAmigos son los amigos: Carlín Calvo, Pablo Rago y un dupla genial...

Amigos son los amigos: Carlín Calvo, Pablo Rago y un dupla genial que rejuveneció la comedia televisiva

Con mediciones récord de rating de 56 puntos, la tira marcó un hito en la televisión de comienzos de la década de 1990. Era una comedia de equívocos, liviana, fuertemente condimentada con humor en la que funcionaban la identificación y la función de antihéroes de los personajes.

Luis Buero

Pablo Rago y Carlin Calvo los

Pablo Rago y Carlin Calvo los «antihéroes» de Amigos son los Amigos.

A comienzos de la década del 90, se privatizaron los canales y el 11 pasó a llamarse Telefe, bajo la dirección artística de Gustavo Yankelevich, el que dio origen y espacio a una serie de éxitos imbatibles, entre los cuales estuvo el programa Amigos Son Los Amigos en los años 90, 91, y 92.

Esta comedia semanal, humorística y romántica, costumbrista y popular, estaba protagonizada por Carlos Calvo (que hacía las veces de un hombre inmaduro para sus 38 años) y un joven actor ya saliendo de la adolescencia, Pablo Rago, cuyo personaje era el de un chico maduro para su edad.

Leé también: Superagente 86, el clásico incomparable que se sigue viendo casi 60 años después de su creación

El programa se emitía los martes a las 21.00, los guionistas eran Augusto Giustozzi (Gius), Ricardo Rodriguez y Gustavo Barrios. El director escénico fue Carlos Olivieri y el de cámaras era Eduardo “Coco” Acosta. Los productores alternativamente fueron Jorge Gerardi, Chacho Cordone y Luis Gandulfo. La escenógrafa fue Silvana Giustozzi.

Amigos son los amigos, un tema musical pegadizo y una puesta en escena con mucho ritmo

Un tema musical de Queen pegadizo con Freddy Mercury entonando… “friends to be friends”… y una puesta muy rítmica de escenas breves (40 por episodio de 50 minutos) donde los protagonistas parecían entrar corriendo a los decorados, le dieron a Amigos…una característica especial que el público de esa década, desacostumbrado a ver programación nacional (ya que las series americanas fueron dejando espacio de nuevo a la creación argentina y apareciendo casi exclusivamente en los canales de cable) adoptó, y le brindó mediciones de rating de 56 puntos, imposibles hoy para una ficción argentina.

«Es una lucha», una de las frases de Carlín Calvo en Amigos son los amigos.

Carlín y Pablo compartían un departamento que la casualidad y la mamá del joven pusieron en su camino. Carlín se hace cargo de Pablito, huérfano de afectos y lo incorpora a su familia.

Amigos son los amigos arranca entonces espectacularmente la primera de cuatro temporadas (tres en Telefé y una en Canal 9). Nace el personaje de Carlín, que dará tantas satisfacciones a Calvo, pero del que luego no podrá desprenderse fácilmente, como de sus latiguillos: “vos fumá”… o, “es una lucha”. Estos dos personajes formaron una extraña pareja televisiva que consolidó al personaje de Carlín como ícono porteño: pícaro, canchero, leal a sus amigos y esencialmente bueno.

Pablito fue su contrafigura, no por el carácter opuesto sino por ser aún un pichón de porteño en desarrollo. Y más reflexivo.

La era de la televisión light

En el elenco figuraban Enzo Viena en la ficción, padre de Carlín y dueño de una empresa de fletes, Mabel Landó la madre, Menchu Quesada, Luz Kerz, Jorge Paccini, Gabriel Laborde y Marta López Pardo. Y Cris Morena, la vecina de la que Carlín se iba a enamorar. Todos de clase media vernácula.

Esta época fue llamada la era de la televisión light, porque no se incluían los problemas sociales y económicos de la sociedad en las historias, ni nada del pasado político de la Argentina. Sin embargo la calidez de sus argumentos y los decorados muy iluminados con detalles de mueblería de la calle Belgrano, de colores pastel, atrajeron al público.

La base exitosa de Amigos…estuvo en que era una comedia de equívocos, liviana, fuertemente condimentada con humor en las que funcionaban la identificación y la función de antihéroes de los personajes que deberían llevar todo adelante y constantemente se veían superados por situaciones de distinto tipo.

Amigos… fue una muestra representativa del sesgo que habría de tomar Telefe en su programación de aquí en adelante, durante la era Yankelevich.

Leé también: Situación límite, un ciclo prestigioso con identidad argentina

En 1993, Carlos Calvo y los autores fueron tentados por Alejandro Romay para pasarse a Canal 9, lo que significaría la decadencia del ciclo. Ya los amigos no eran fleteros sino que tenían una agencia de publicidad, y vivían en un loft lujoso de paredes y detalles color blanco muy frío. Solo algunos miembros del elenco aceptaron pasarse al nuevo canal. Y Carlín se quedó en ficción sin su mamá y sus amigos. Y el programa fue decayendo hasta ser cancelado. Pero nadie olvidará esa dupla genial que rejuveneció la comedia televisiva argentina.

Más noticias
Noticias Relacionadas