14.3 C
Buenos Aires
InicioEconomíaCon una tasa real negativa, los plazos fijos se derrumbaron en diciembre...

Con una tasa real negativa, los plazos fijos se derrumbaron en diciembre y están en el menor nivel en 20 años

La política de tasas del nuevo Gobierno golpeó de lleno al rendimiento de los depósitos, que pierden mucho en comparación con las cifras de inflación. Las proyecciones para enero y febrero.

Melina Manfredi

Por la baja tasa de los plazos fijos, los pesos no tienen rendimiento positivo en el banco. (Foto: AP).

Por la baja tasa de los plazos fijos, los pesos no tienen rendimiento positivo en el banco. (Foto: AP).

La inflación no solamente redujo drásticamente el poder adquisitivo, sino que también golpea sobre las alternativas para resguardar los ahorros. El plan del Gobierno para licuar los pesos que sobran en la economía y presionan sobre el dólar y los precios tiene varios frentes y el de los plazos fijos es uno de ellos.

Aunque las autoridades contraponen la tasa de interés que pagan los depósitos al deslizamiento leve del tipo de cambio y dicen que allí el plazo fijo sale ganando, el efecto erosivo de la inflación es inocultable. A pesar del rendimiento mínimo fijado en 110% nominal anual, las tasas reales que se llevan los depositantes son cada vez más negativas y el stock de colocaciones a término reaccionó: al cierre de diciembre estaba en el nivel real más bajo en dos décadas, según datos oficiales.

Leé también: El Banco Mundial estimó que la economía argentina cayó 2,5% en 2023 y prevé una recuperación para este año

La tasa real negativa es el mecanismo de licuación de los pesos que ya circulan y de los que se emitían cada vez que el BCRA pagaba intereses de Leliq o pases. El último objetivo de ese plan es controlar la inflación, aunque en el camino los ahorristas se queden sin alternativas sencillas para resguardar su capital.

El rendimiento del plazo fijo no puede competir contra la escalada de la inflación. (Foto: TN/Agustina Ribó).

El rendimiento del plazo fijo no puede competir contra la escalada de la inflación. (Foto: TN/Agustina Ribó).

“Los intereses de los pasivos remunerados vienen siendo uno de los principales factores que contribuyen a la expansión de la base monetaria. Por lo tanto, con una tasa negativa, se reduciría la creación de nuevos pesos en la economía, contribuyendo a frenar la inflación”, explicó Rocío Bisang, economista de Eco Go.

Los analistas de Aurum, en tanto, señalaron que la tasa real negativa puede ser uno de los puntos de conflicto en la negociación con el FMI, ya que el organismo siempre aconseja mantener el retorno positivo sobre los depósitos en moneda local.

Leé también: Gas: el Gobierno propone fuertes aumentos a partir de febrero y la creación de una canasta básica energética

“Consideramos que la tasa real de interés tan negativa y el esquema cambiario van a ser puntos de fuerte controversia: tasas por debajo de la inflación y tipos de cambio múltiple es la posición que viene manteniendo el Gobierno, mientras que el Fondo se ha mostrado generalmente contrario a estas ideas”, dijeron.

Más allá de las estrategias oficiales, los ahorristas y las empresas tomaron nota del retroceso en las tasas de interés reales y desarmaron buena parte de sus depósitos. En particular, las colocaciones mayoristas -provenientes, a la vez, de los fondos comunes de inversión donde invierten los pequeños ahorristas- impulsaron el retroceso.

El Banco Central dio cuenta de la fuerte caída de los plazos fijos en diciembre. (Foto: BCRA).

El Banco Central dio cuenta de la fuerte caída de los plazos fijos en diciembre. (Foto: BCRA).

“Las colocaciones a plazo fijo habrían experimentado una contracción mensual de 23,6% sin estacionalidad a precios constantes en diciembre y, de esta manera, acumularían una caída del orden del 48,2% en 2023. De este modo, el saldo de estas colocaciones a precios constantes se redujo hasta registros mínimos de los últimos 20 años”, reconoció el BCRA en su informe monetario mensual.

Cuánto es la tasa real de un plazo fijo

Según la regulación vigente, los plazos fijos deben pagar, como mínimo, una tasa nominal de 110% anual, que equivale a un 9,1% por mes. Sin embargo, ese rendimiento se vuelve negativo al incluir el efecto de la inflación. Según calculó Aurum, la tasa mensual real de los plazos fijos era negativa en 9,9% al 21 de diciembre, aunque recortó a -9% esta semana.

La tasa real del plazo fijo cayó drásticamente en diciembre. (Foto: Aurum).

La tasa real del plazo fijo cayó drásticamente en diciembre. (Foto: Aurum).

Para este mes y el próximo, Bisang no prevé mejora alguna. “Para enero estamos estimando una tasa real negativa del 9,8%, y para febrero, del 9,7%”, indicó a TN.

Por su parte, Invertir en Bolsa hizo ese mismo cálculo, pero en términos anualizados. “Tomando la nueva tasa mínima para plazo fijos de 110% TNA o 199,9% TEA (Tasa Efectiva Anual) y utilizando una inflación de 30%, la TEA en términos reales fue de -87% durante el mes de diciembre; mientras que proyectando una inflación de 25% y 18% para los próximos meses, la TEA en términos reales se ubicaría en -79% y -59%, respectivamente”, estimó la sociedad de Bolsa.

Más noticias
Noticias Relacionadas