9.2 C
Buenos Aires
InicioPolíticaTras el revés en el Senado, Javier Milei llamó a "defender en...

Tras el revés en el Senado, Javier Milei llamó a «defender en la Cámara de Diputados» al DNU y planteó dividirlo en siete partes

Javier Milei anticipó este domingo que, si bien «sigue vigente«, ante el revés del DNU en el Senado ante su eventual tratamiento en la Cámara de Diputados «habrá que ir a defenderlo«, sostuvo y en esa instancia está preparado para «exponer» a quienes intenten invalidarlo. Y de haber una negativa, el Presidente reveló que, planea en paralelo, dividir esa norma en «siete partes» para reenviarla como proyectos de ley.

«No creemos que todavía esté caído el DNU en Diputados. Está claro que si se cae, los que hagan caer el decreto van a llevar la misma suerte que los nombres rojos y sus caritas de lo que pasó en el Senado», sostuvo en paralelo a su reacción en redes cuando se votó en contra de la ley Ómnibus. Y arremetió: «Que se hagan cargo de lo que votan. Nosotros los vamos a exponer«.

«El decreto sigue vigente, habrá que ir a defender a la Cámara de Diputados y si aún así se cae volveremos a la carga con otros DNU, otros formatos, hasta que las reformas tomen lugar», anticipó el Presidente en una entrevista por LN+.

Milei insistió en esa estrategia, minutos luego. Y dio más detalles. «Lo podemos separar en siete partes al DNU. Si no pasa por la Cámara de Diputados vamos a insistir. Nosotros no vamos a bajar los brazos, tenemos bien definido a dónde queremos ir, vamos a seguir intentando», se envalentonó.

Para el Presidente el revés en el Senado «era un resultado esperable«. «Pero a pesar de eso hay un aspecto muy positivo, conseguimos 25 votos», sostuvo como balance de la derrota oficialista en la Cámara alta, en un inédito voto contra un decreto presidencial.

«Se logró hacer un trabajo para sumar voluntades que se alineen con las ideas de cambio hacia la libertad», consideró. «De los orcos no se puede esperar más que esperar que tengan actitudes de orcos. Y otros, que evidentemente prefieren defender sus privilegios de casta sobre los intereses de los argentinos», apuntó sobre los senadores que votaron en contra de la validez del DNU.

Orcos -u orkos– es el mote que los libertarios le pusieron al kirchnerismo en redes y que el Presidente toma como vocablo propio. «Son los populistas, kirchneristas», definió.

Entonces Milei abordó el estado de su relación con la vicepresidente Victoria Villarruel, que presidió la sesión del Senado. «No estamos peleados y creo que el video que hizo Victoria después de lo que fue la votación está claro».

«Tenemos una excelente relación, no pensamos exactamente igual, eso es claro, pero nuestras diferencias son imperceptibles para el resto de la gente», dijo Milei de Villarruel.

Video

El presidente desmintió una interna con Victoria Villarruel: «Hubo una interpretación maliciosa» declaró.

Por otra parte, el Presidente opinó en duros términos sobre el senador Martín Lousteau – uno de los más criticados desde el oficialismo luego de la derrota sufrida en el Senado – y sobre el gobernador Axel Kicillof.

Sobre el senador y presidente de la UCR, dijo que «es un camaleón y se va acomodando en función de cómo puede conseguir cargos y alguna ventaja» y sugirió que al haber votado igual que los senadores kirchneristas fue «bastante coherente con sus posturas».

Video

Luego de que José Luis Espert llamó a una rebelión fiscal en la provincia de Buenos Aires, el presidente Javier Milei volvió a apoyar la iniciativa y aseguró que el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, «viola la propiedad privada» con la suba de impuestos.

«La realidad de él es que fue el ministro de Economía de Cristina Kirchner y fue el responsable de la resolución 125, con lo cual dejó al país al borde de una guerra civil», recordó -como ya había hecho desde sus redes- y sumó al gobernador bonaerense a las críticas. «Es un incompetente sistemático tipo Kicillof, pero es más educado, con mejores formas, pero en el fondo no son tan distintos en dinámica», explicó.

Qué dijo Javier Milei sobre el INADI, Télam y la remoción del jefe de la Casa Militar

Milei también fue interrogado acerca del INADI, cuyo cierre fue anunciado semanas atrás por el Gobierno. Sostuvo que los temas de discriminación «tienen que ser atendidos», pero aclaró que no con ese organismo.

«Menos con el formato que era, un mecanismo de persecución de opositores, era una forma de cancelar a los que pensaban distintos», subrayó. «La cuestión funcional sigue, pero con muchísima menos gente y sin existir esa dependencia que se usaba para perseguir gente», insistió.

En tanto, sobre el cierre de la agencia oficial de noticias Télam – cuyos trabajadores encararán este lunes su tercera semana eximidos de prestar funciones pero aún cobrando su sueldo – dijo que «se cerró» y es una decisión «sin retorno».

Argumentó que la agencia de noticias estatal «tenía un mecanismo de propaganda política» y planteó que «verá» si algún trabajador puede ser reubicado.

También fue consultado sobre la reciente remoción del jefe de la Casa Militar, Alejandro Guglielmi. «Hubo cuestiones en el funcionamiento que a mi hermana no le parecieron que eran las correctas y se tomó la decisión de hacer un cambio. Mi hermana tiene todos los considerandos por los cuales se hizo ese cambio. Hubo una situación que fue un disparador«, explicó de manera escueta y prefirió no revelar cuál fue el motivo exacto del pedido de renuncia.

Javier Milei, el orden del «espectro ideológico» y las encuestas que lee

«En materia política hemos logrado algo que parecía impensable en Argentina y es reordenar el espectro ideológico, que es entre los que quieren el cambio y los que quieren mantenerse en el status quo», destacó Milei.

Y en un giro sorpresivo, el Presidente ahondó en el consumo que hace sobre encuestas de opinión e imagen.

«Quiero decirles algo. yo tengo que 7 de cada 10 argentinos la están pasando peor. lo tengo claro. Sé que la gente lo tiene claro», introdujo, en diálogo hacia los televidentes.

Pero, en base a los números que maneja, reveló cómo traduce lo que considera el apoyo popular: «Tambien es cierto que cuando nosotros llegamos al Gobierno, el 20% de los argentinos creía que podíamos mejorar hacia adelante; en enero saltó a 30, a 42, y después del discurso de la apertura de la asamblea legislativa saltó a 47«.

«Hay algo importante -resaltó Milei entre sus números y volvió a la carga-. 7 de cada 10 argentinos están convencidos que vamos a bajar la inflación. 50 puntos porcentuales creen que lo vamos a hacer el primer año. 20, que lo haremos en el segundo. y créanme que lo vamos a hacer porque lo estamos haciendo».

Tras cartón, concluyó con promesas; «Vamos a derrotar la inflación, levantar el cepo, vamos a volver a crecer. vamos a seguir luchando con uñas y dientes en materia del seguridad y no vamos a dejar de darles contención a los más vulnerables». «Esta vez el esfuerzo tiene sentido porque el costo lo está pagando la política y no los argentinos de bien», remató.

DS

Más noticias
Noticias Relacionadas