5 C
Buenos Aires
InicioDeportesRusia entregan el cuerpo de Alexei Navalny a su madre, a ocho...

Rusia entregan el cuerpo de Alexei Navalny a su madre, a ocho días de su muerte en la cárcel

MOSCÚ.- El cuerpo Alexei Navalny ya fue entregado a su madre, dijo el sábado un asistente del líder de la oposición rusa, después de días de acusaciones contra el gobierno de Vladimir Putin por parte de la familia de su ahora fallecido principal enemigo político.

Ivan Zhdanov, director de la Fundación Anticorrupción de Navalny, hizo el anuncio en su cuenta de Telegram y agradeció a “todos” los que habían pedido a las autoridades rusas que devolvieran el cuerpo de Navalny a su madre.

“El cuerpo de Alexei fue entregado a su madre. Agradecemos a quienes lo pedían con nosotros”, indicó en la red social X (antes Twitter) la portavoz, Kira Yarmish.

Agregó que la madre de Navalny, Lyudmila, sigue en la localidad de Salekhard, cerca de la colonia penitenciaria del Ártico donde murió el activista. “Todavía está pendiente el funeral. No sabemos si las autoridades interferirán para llevarlo a cabo como quiere la familia y como se merece Alexei. Informaremos en cuanto haya noticias”, escribió.

El equipo de Navalny indicó el viernes que había presentado una demanda para que les entregaran el cadáver, denunciando que los investigadores locales amenazaron con enterrarlo en los terrenos de la prisión si su madre no accedía a celebrar un funeral “en secreto”.

Previamente, viuda de Navalny había acusado al presidente Vladimir Putin de burlarse del cristianismo al intentar obligar a la madre del político a aceptar un funeral secreto para su hijo, que murió el 16 de febrero en una colonia penal en el Ártico.

En un video publicado el sábado, en el que volvía a afirmar que Putin era el asesino de su marido, Yulia Navalnaya indicó que la madre de Navalny, estaba siendo “literalmente torturada” por las autoridades, que habían amenazado con enterrarlo en la prisión del Ártico.

“Entréguennos el cuerpo de mi esposo”, afirmó. “Lo torturaron en vida y lo siguen torturando ya muerto. Se burlan de los restos de los muertos”.

Navalny, que era el político opositor más conocido de Rusia, murió de forma inesperada el 16 de febrero en la colonia penal a los 47 años. Su deceso llevó a cientos de rusos a monumentos improvisados en su memoria, donde depositaron velas y flores.

Las autoridades han detenido a decenas de personas en su intento de reprimir cualquier muestra de simpatía hacia el enemigo más acérrimo de Putin en vísperas de unas elecciones presidenciales de marzo que, casi con toda seguridad, ganará.

Las mujeres depositan flores para rendir homenaje a Alexei Navalny en el monumento, una gran roca de las islas Solovetsky, donde se estableció el primer campo del sistema de prisiones políticas Gulag, cerca del histórico edificio del Servicio Federal de Seguridad (FSB, sucesor de la KGB soviética) en Moscú, Rusia, el 24 de febrero Alexander Zemlianichenko – AP

En las redes sociales, los rusos afirman que las autoridades no querían devolver a Navalny a su familia por temor a las muestras públicas de apoyo.

El Servicio Penitenciario Federal ruso anunció el viernes 16 que Navalny, detenido desde 2021, había muerto tras descompensarse después de dar un paseo en la colonia penitenciaria del Ártico en la que cumplía una condena de 19 años de prisión por cargos ampliamente considerados como una represalia política.

Por otro lado, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, se sumó este sábado a las voces que apuntan al Kremlin por la responsabilidad de la muerte de Navalny.

“Putin pretende ser poderoso, pero los dirigentes verdaderamente poderosos no asesinan a sus opositores”, declaró Trudeau en una conferencia de prensa en Kiev junto al presidente de Ucrania, Volodimir Zelensky, con ocasión del segundo aniversario de la invasión rusa de este país.

Ante las acusaciones a nivel internacional, cuyo vocero principal fue el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, el portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, rechazó las denuncias calificándolas de “absolutamente infundadas e insolentes”.

Agencias AP y AFP

LA NACION

Conocé The Trust Project
Más noticias
Noticias Relacionadas