14.5 C
Buenos Aires
InicioSociedadEl fuego no da tregua en Los Alerces

El fuego no da tregua en Los Alerces

El incendio forestal que afecta desde el día 25 al Parque Nacional Los Alerces -Patrimonio de la Unesco desde 2017- y a la provincia patagónica de Chubut ya calcinó 2.300 hectáreas, según informó la secretaria de Bosques de esa provincia, Cecilia Gajardo, mientras unos 250 brigadistas continúan combatiendo las llamas en el terreno.

La funcionaria explicó que «se siguen recibiendo refuerzos de distintos lugares para aumentar el frente de ataque que se complica por las condiciones meteorológicas», signadas por la presencia de viento, calor y falta de humedad en el ambiente.

El incendio que comenzó en cercanías del arroyo «El Centinela» sobre la parte alta de la cordillera chubutense se extendió hasta superar los límites del Parque Nacional Los Alerces, lo que transformó al siniestro en «interjurisdiccional», para cuyo ataque se conformó un comando unificado con participación de actores nacionales y provinciales.

«El incendio continúa activo en todos sus flancos, con dirección de avance sudeste hacia la laguna Trafipan, lleva afectadas unas 2.500 hectáreas. Se continúa trabajando en el terreno con 250 personas aproximadamente, en líneas de contención con herramientas manuales y línea de agua», indicó, por su parte, el intendente del Parque Nacional Los Alerces, Danilo Hernández Otaño.

El funcionario precisó que hay «un total de 330 personas afectadas al operativo, contando el personal de logística, de control de acceso y de tareas de apoyo con presencia de medios aéreos, dos aviones hidrantes, un avión de observación. Se sumó ayer un avión anfibio con capacidad de cargar agua en vuelo rasante sobre el lago Futalaufquen y tres helicópteros que ya están operando».

Antes de ayer comenzó un desplazamiento de bomberos voluntarios de distintas localidades chubutenses hacia la zona del combate a las llamas, aunque «para hacer una tarea solo preventiva», explicó el presidente de la Asociación de Bomberos de esta provincia, Rubén Oliva.

«Tenemos todavía una semana de trabajo intenso», aseguró Danilo Otaño. En estos momentos, las condiciones meteorológicas adversas -especialmente las fuertes rachas de viento y las elevadas temperaturas- preocupan a los efectivos desplegados en la zona e interrumpen de forma intermitente su actuación en la zona.

Según el director de operaciones del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, Andrés Bosch, el 70 % de las zonas afectadas por las llamas se encuentran en el interior del espacio protegido. El área del parque afectada por el incendio está compuesta, en su mayoría, por vegetación andina de transición.

«No es el área más importante del parque en valor ecológico. El sector de los alerces (coníferas autóctonas del bosque patagónico argentino y chileno) no está afectado», especificó Otaño.

A las dificultades meteorológicas se le suman también las complejidades del relieve -el incendio se desarrolla en la ladera de una montaña- y la sequía persistente que afecta al Parque Nacional Los Alerces, donde prácticamente no ha llovido en enero, cuando se han registrado temperaturas muy elevadas.

Las autoridades confirmaron que el incendio se inició en dos focos distintos, cuyo origen está siendo investigado. El lunes pasado, el gobernador de Chubut, Ignacio Torres, en declaraciones periodísticas, acusó a comunidades indígenas de la zona de estar detrás del inicio del fuego en Los Alerces. Responsabilizó a «activistas mapuches» por los incendios, y los calificó de «delincuentes con un negocio inmobiliario». En respuesta a esas declaraciones, referentes de la comunidad anunciaron que van a querellar contra Torres.

Con una de las voceras de la comunidad Pillán Mahuiza, Moira Millán, a la cabeza de un grupo de dirigentes indígenas, antes de ayer se convocó a una conferencia de prensa, en la que se criticó al gobernador por «hacer declaraciones irresponsables contra nuestro pueblo, lo que llevó a medios de comunicación a acusarnos de que fuimos los autores intelectuales de los incendios».

Para Millán la acusación «es un disparate y esos dichos representan un peligro, tienen una clara connotación racista, sin preguntarse quiénes son los que se benefician con los incendios; claramente nuestro pueblo no, porque sostenemos el equilibrio con la naturaleza y restaurar la armonía que el winkalaje (invasor blanco) todos los días viola», sostuvo. «La montaña, el lago, la vida, la Mapu (tierra) es más importante que nuestra vida, el pueblo mapuche tiene la responsabilidad de sostener la vida en los territorios, no de generar muerte».

Situado en la provincia de Chubut, el Parque Nacional «Los Alerces» tiene una superficie total de 259.822 hectáreas. Se trata del quinto parque más grande del país. En 2017 fue declarado Patrimonio Mundial de la Unesco por, entre otros motivos, «contener fenómenos naturales superlativos o áreas de excepcional belleza natural e importancia estética». En este caso, se trata del Alerzal Milenario, una selva con ejemplares de alerce que pueden vivir entre 3.000 y 4.000 años de edad y medir más de 70 metros de altura.

Los servicios turísticos del parque están habilitados, pero las autoridades recomiendan conducir «con extrema precaución» en el tramo de la ruta provincial 71 que atraviesa la reserva.

Más noticias
Noticias Relacionadas