9.8 C
Buenos Aires
InicioEconomíaEl fantasma de la sequía amenaza los cultivos y hay preocupación en...

El fantasma de la sequía amenaza los cultivos y hay preocupación en el campo tras 15 días sin lluvias

La Oficina de Riesgo Agropecuario advirtió sobre un fuerte descenso de los almacenajes hídricos, en especial para la soja de primera. La ausencia de precipitaciones y la ola de calor genera inquietud en el sector.

La soja en un campo de Lincoln, en el oeste de la provincia de Buenos Aires, que muestra algunos síntomas críticos en plena etapa de la definicón de rindes (R4-R5) por efecto de la falta de lluvias. (Foto: X ludangi).

La soja en un campo de Lincoln, en el oeste de la provincia de Buenos Aires, que muestra algunos síntomas críticos en plena etapa de la definicón de rindes (R4-R5) por efecto de la falta de lluvias. (Foto: X ludangi).

La falta de precipitaciones y las altas temperaturas aumentan la inquietud entre los productores del campo argentino, según alertó en su informe semanal la Oficina de Riesgo Agropecuario (ORA) de la Secretaría de Agriculura de la Nación. La situación se agrava y afecta principalmente a los cultivos de soja de primera.

Los mapas comparativos revelan una disminución notoria de las áreas con reservas hídricas adecuadas para el desarrollo de los cultivos, mostrando zonas “verdes” más reducidas y la presencia generalizada de áreas con sequía, marcadas en tonos “naranjas”. La ORA destacó un desecamiento pronunciado en comparación con la semana anterior.

Leé también: “El estado de la soja es muy bueno”, pero advierten que “hay zonas con síntomas de estrés hídrico”

En tanto, si bien el maíz superó su periodo crítico, la atención se centra ahora en la soja, que entra en una etapa más vulnerable al déficit hídrico. La preocupación se intensifica en regiones como el sur de la zona núcleo, el centro de Córdoba y Formosa, y en menor medida en Entre Ríos, donde se observa una significativa disminución de las reservas de agua en el suelo.

¿Querés recibir más información sobre el campo?

Suscribite acá

En la región núcleo pampeana, los almacenajes hídricos, que alguna vez fueron regulares, ahora se reportan como escasos. La transformación es evidente al observar la desaparición de áreas previamente clasificadas con reservas excesivas y revelan un cambio drástico en las condiciones del suelo en solo una semana, señalaron.

Reservas hídricas al 28 de enero. (Fuente: ORA).

Reservas hídricas al 28 de enero. (Fuente: ORA).

El Servicio Meteorológico Nacional pronosticó lluvias por debajo de lo normal

En este contexto, la ORA advirtió que las perspectivas climáticas a corto plazo no auguran buenas noticias para los cultivos. El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) continúa pronosticando precipitaciones por debajo de lo normal en la mayoría del área nacional de cultivos extensivos, acompañadas de temperaturas muy superiores a la media semanal.

Este panorama se traduce en alertas amarillas, naranjas e incluso rojas por temperaturas extremas en varias provincias, lo que anticipa días de intensa presión sobre los cultivos en desarrollo.

Estado de las reservas hídricas en el suelo en el cultivo de soja de primera al 28 de enero. (Fuente: ORA).

Estado de las reservas hídricas en el suelo en el cultivo de soja de primera al 28 de enero. (Fuente: ORA).

Aunque se vislumbra cierto alivio para la primera semana de febrero, con una normalización de las precipitaciones y acumulados estimados entre 20 y 40 milímetros, los expertos señalan que esta mejora no será suficiente para compensar el déficit hídrico acumulado durante enero. La incertidumbre persiste, y los agricultores se preparan para enfrentar días críticos mientras aguardan la tan necesaria normalización climática.

Leé también: Al maíz “solo le falta una lluvia más para asegurar el éxito”, coinciden productores de la región central

A su vez, la ORA pronosticó que entre lunes y domingo, se anticipan altas temperaturas desde el norte de la Patagonia hasta el norte del país, con la posibilidad de olas de calor en diversas localidades de esta extensa región. En particular, alertaron sobre la probabilidad de máximas superiores a los 35°C.

En el noroeste y noreste argentino, algunas localidades podrían experimentar máximas que superen los 40°C durante esta semana, hasta el domingo 4.

Este escenario se acentúa en el norte de Santa Fe y Córdoba, donde se prevén temperaturas elevadas durante el viernes y el domingo. Sin embargo, a pesar de las condiciones térmicas extremas, no se esperan acumulados significativos durante la semana.

Estado de las reservas hídricas en el suelo, praderas al 28 de enero. (Fuente: ORA).

Estado de las reservas hídricas en el suelo, praderas al 28 de enero. (Fuente: ORA).

Por último, en cuanto a las lluvias, se proyecta que entre lunes y jueves se registren precipitaciones de diversa intensidad en Mendoza, San Luis, San Juan y el noroeste argentino (NOA). Hacia el miércoles y el viernes, podrían producirse lluvias aisladas en el sur de Córdoba, La Pampa y el sur de Buenos Aires, así como en las provincias de Neuquén, Río Negro y Chubut.

Aunque estas precipitaciones ofrecen cierto alivio en algunas zonas, “la situación generalizada de escasez hídrica plantea un desafío continuo para los productores agropecuarios”.

Más noticias
Noticias Relacionadas