17.6 C
Buenos Aires
InicioDeportesLey ómnibus: privatizaciones e impuesto PAIS, los puntos de fricción que los...

Ley ómnibus: privatizaciones e impuesto PAIS, los puntos de fricción que los gobernadores dialoguistas discutieron con Francos

Pese a que en las últimas horas el oficialismo y los bloques de oposición dialoguista acercaron posiciones en torno a distintos puntos que conforman la llamada “Ley de Bases”, todavía quedan artículos que generan fricción y que amenazan con enrarecer el clima en vísperas de la sesión prevista para este miércoles la Cámara de Diputados. Uno de ellos es el referido a las privatizaciones de las empresas públicas: para los libertarios es un capítulo clave sobre el que no están dispuestos a negociar.

Según pudo saber LA NACION, otro de los artículos que genera polémica es el que propone extender hasta el 22 de diciembre de este año la vigencia del impuesto PAIS -que venció en diciembre pasado-, un tributo que rige desde los albores del gobierno de Alberto Fernández y que en la actualidad se ubica tercero en el ranking de recaudación nacional, con ingresos totales por $1,5 billones anuales. Actualmente, el 30% de lo recaudado por el impuesto PAIS se destina a financiar programas de infraestructura social en provincias y municipios; con la redacción del artículo de prórroga en el dictamen, la totalidad de la recaudación irá a las arcas de la Nación.

Este será uno de los temas de discusión que mantendrá un grupo de gobernadores esta tarde en la sede de la Confederación Federal de Impuestos (CFI). Los gobernadores Martín Llaryora (Córdoba) y Rogelio Frigerio (Entre Ríos) son partidarios de que el 30% del impuesto sea coparticipable entre las provincias. Si prospera esta postura sería todo un golpe a las arcas nacionales.

El gobernador de Santa Fe, Maximiliano Pullaro, al arribar al CFI

Al encuentro de los gobernadores se sumó esta tarde el ministro del Interior, Guillermo Francos, considerado por las provincias dialoguistas como un interlocutor válido para tratar de encarrilar las negociaciones. A la reunión se sumaron también diputados como Diego Santilli (Pro), Rodrigo de Loredo (Evolución-UCR) y Emilio Monzó (Hacemos Coalición Federal). “Fue bien. Se va a avanzar. Se está trabajando”, dijo Francos al retirarse del CFI, tras una hora y media de reunión con los gobernadores.

Sobre este punto, el gobernador Gustavo Valdés (Corrientes) sostuvo que debe ser el Gobierno el que debe definir el destino de la recaudación de los impuestos, pero reprochó que “todos los impuestos nuevos que se crean en la ley son solo para la Nación y si nosotros (los gobernadores) no podemos compensar lo que nos debe la Nacion, reaccionamos con justeza. Tenemos a cargo la salud, educación, industria, seguridad. Con recursos tan magros es difícil es poder lograrlo”.

Respecto de las privatizaciones, el dictamen aprobado el miércoles pasado contiene un artículo en el cual se faculta al Poder Ejecutivo “a privatizar total o parcialmente o liquidar empresas, sociedades, establecimientos o haciendas productivas cuya propiedad pertenezca total o parcialmente al Estado Nacional”. Se incluye un anexo en el cual enumera 36 empresas a ser sujetas a privatización (entre las que figuran Aerolíneas Argentinas, ferrocarriles y medios públicos), mientras que, en otro anexo, dispone que el Banco Nación, Arsat y Nucleoelétrica Argentina “solo podrán ser privatizadas parcialmente, debiendo el Estado Nacional mantener la participación mayoritaria en el capital o en la formación de las decisiones societarias”.

El gobernador de Chubut, Ignacio Torres, habla con la prensa en el CFI

Si bien la oposición dialoguista logró excluir a YPF de las empresas a ser privatizadas, no está de acuerdo con cederle al Gobierno la facultad de avanzar con el resto de las privatizaciones sin una ley previa sancionada por el Congreso.

La cuestión de las delegaciones de facultades al Poder Ejecutivo todavía sigue generando desacuerdos con un sector de la oposición pese a que el Poder Ejecutivo accedió a reducir de 11 a 7 la cantidad de delegaciones. Desde las bancadas Hacemos Coalición Federal e Innovación Federal, por caso, insisten en eliminar del proyecto las delegaciones en materia de seguridad, tarifas y energía.

Otro punto sobre el que los gobernadores volverán a la carga tiene que ver con el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses. En su dictamen el oficialismo acordó con los bloques dialoguistas que solo se transferirán al Tesoro los títulos de deuda en manos del FGS, no así los activos.

El jefe del bloque radical de Diputados, Rodrigo de Loredo, ingresa a la reunión con los gobernadores

Sin embargo, algunos gobernadores -entre ellos Llaryora y Frigerio- insisten en que el traspaso se efectúe previa compensación de las deudas de las provincias con el FGS y garantizando que los flujos de dicho fondo permitan hacer frente a las compensaciones anuales por las cajas jubilatorias no transferidas de las provincias a la Anses.

El diputado de Pro Diego Santilli en el CFI
Conocé The Trust Project
Más noticias
Noticias Relacionadas