gerardo-romano-le-dio-un-beso-en-vivo-a-flor-de-la-v-para-recrear-la-escena-por-la-que-fue-acusado-de-abusoEspectáculos 

Gerardo Romano le dio un beso en vivo a Flor de la V para recrear la escena por la que fue acusado de abuso

El actor buscó demostrar que nunca mordió a la mujer que lo denunció. “No puede una actuación ser un ilícito”, aseguró.

Mirá el beso de Gerardo Romano a Flor de la V. (Foto: Télam – Instagram / flordelave)

Gerardo Romano enfrentó la grave acusación que le hizo una excompañera de elenco. “Yo nunca mordí a nadie”, dijo en Intrusos (América). La frase buscaba desmentir a la denunciante que lo acusó de empujarla contra una pared, la besó y le dejó sangrando el labio durante la grabación de una escena en la que nada de eso supuestamente estaba apuntado en el libreto.

Para demostrar que no había cometido ningún tipo de abuso, el actor recreó la secuencia en vivo y besó en la boca a Florencia de la V, conductora del ciclo de espectáculos. “No puede una actuación de ficción ser un ilícito. Es como si Luisa Kuliok le hiciera una denuncia a Arnaldo André por los cachetazos en las telenovelas. Es mentira que lo que pasó no estuviese guionado”, arrancó diciendo.

Leé también: Una actriz acusó a Gerardo Romano por violencia de género: “Me mordió el labio y me dejó sangrando”

Luego, para demostrar su punto, Romano sujetó la cara de Flor y empezó acercársele. “Yo no te voy a hacer nada. Te tengo así, contra la pared. Esto fue así, dame tu labio. Le hice así y la saqué”, explicó y argumentó que en aquella ficción su papel era el de una mala persona. “¡Acabo de ser besada por Gerardo Romano!”, exclamó la animadora entre risas.

Qué dijo Gerardo Romano sobre la acusación por violencia de género

Durante un reportaje previo concedido al mismo programa, Romano consideró que lo que planteó Di Chello era inexacto, tanto sobre el hostigamiento que dijo haber sufrido como acerca del detalle del beso que le dio, algo que la actriz afirmó que no estaba en el guion.

“Dijo que había una especie de hostigamiento de mi parte y que la corría por los pasillos. Te quiero decir que me hice actor porque soy tímido. Soy retraído. Además, me pesa decirlo, fui un tipo como muy seductor, con mucha prensa. Me decían que era un sex symbol, cosas por el estilo. Nunca perseguí a nadie por ningún pasillo por múltiples razones, por personalidad y por cómo me iba. Me han perseguido, sí”, argumentó.

El actor Gerardo Romano fue denunciado mediáticamente por una excompañera. (Foto: Instagram / @gerardoromanooficial)

Di Chello contó en el programa Mamás felices que en una de las escenas, en un pasillo, sin que estuviera guionado, la puso contra la pared, le dio un beso y le mordió la boca. “El beso, ponele, pero la mordida hasta que me salga sangre del labio… ¿Con qué necesidad?”, se había preguntado la actriz.

“Con respecto al beso, te quiero decir que eso es un pedazo de una telenovela. Esa escena no tiene nada de ilícito. Yo hacía de un hijo de p…, un acosador violento, un violador y tenía que hacer eso. Hay uno que hace de bueno y otro que hace de malo”, remarcó Romano.

“Ella dice que no estaba en el guion”, replicó el cronista de Intrusos. Algo enojado, el actor pidió que ella “no haga interpretaciones” y mostró una foto de sus hijos. “Tengo que responder por ellos. No soy un violín, ni un violador, ni un acosador. Tengo 76 años. No tengo nada en el prontuario ni en ningún lado. No tengo ninguna denuncia de nada nunca, a lo largo de 50 años de carrera”, enfatizó.

Gerardo Romano sorprendió con su pregunta en vivo al periodista Ricardo Guazzardi. (Foto: Archivo)

Entonces, lanzó algunas afirmaciones contra Di Chello. “No sé quién es esta chica que busca fama, que no la ha ido muy bien porque no la he visto trabajar en ningún lado. Me gustan las mujeres que me gustan. En general, coinciden con un canon de belleza que ella no posee. Además, porque tengo ética y de ningún modo… No violaría por ética, porque sería avasallar los derechos de otra persona”, lanzó.

“¿Realizaste una denuncia judicial?”, le preguntó el periodista, acerca de una hipotética demanda contra la actriz. “No, porque no debe tener un mango y no me voy a poner a perder tiempo con la edad que tengo y lo que me queda en el carretel”, definió.

Antes de cerrar, volvió a lanzar otra crítica contra Di Chello. “Si consigue laburo con esto, bienvenido sea, que le den una mano. Nunca tuve que calumniar a nadie gratuitamente. Además. quince años después. ¿Qué síndrome es ese?”, se preguntó.

Qué denunció Paula Di Chello sobre Gerardo Romano

Paula Di Chello dijo que durante la grabación de una telenovela Gerardo Romano la empujó contra una pared, la besó y le dejó sangrando el labio. Según ella, nada estaba escrito en el guión. La artista hizo foco en lo que ocurrió durante un episodio de Se dice amor, una novela que transmitió Telefe entre 2005 y 2006 y era producida por Quique Estevanez.

Di Chello contó que sintió que todo “fue un horror” durante la grabación de la secuencia en la que debía interactuar con Romano. El personaje que interpretaba el actor era el de un villano. “Eran los primeros capítulos. El personaje de Romano tenía una clínica trucha, oscura, y estaba envenenando a una señora millonaria, y yo era su secretaria”, recordó Di Chello, que interpretaba a Tania, la ayudante de Octavio Ocampo, el rol que tenía el actor.

El actor enfrenta una denuncia pública por haber maltratado a una compañera en una escena fuera de libreto. (Foto: Télam)

De acuerdo a la descripción que hizo la actriz, su personaje tenía que ponerle inyecciones a distintas personas a las que debía lastimar por orden de su jefe. Durante una de las escenas, se produjo el acoso, todo frente a cámara, según comentó Di Chello. “En una de las escenas, en un pasillo, sin que estuviera guionado, me pone contra la pared, me encaja un chupón, me muerde la boca y me hace sangrar. El beso, ponele, pero la mordida hasta que me salga sangre del labio… ¿Con qué necesidad?”, se preguntó.

Luego, comentó que Romano la “perseguía por los pasillos”. “Me sacaba el celular y me decía cualquier cosa. Me sacaba el teléfono cuando yo hablaba con mi mamá y le decía ‘suegra’. Como si fuese normal”, enumeró. La situación fue determinante para la carrera de Di Chello, según sus palabras. “Eso me alejó un poco de la profesión. Me puso reticente. Estuve buscando qué quería hacer, dónde y con quién. Me volqué a trabajar con niños”, detalló.