avalancha-en-las-lenas:-uno-de-los-heridos-es-un-conocido-publicista-y-el-traslado-fue-una-odiseaSociedad 

Avalancha en Las Leñas: uno de los heridos es un conocido publicista y el traslado fue una odisea

Después de la avalancha de nieve que cayó este sábado en una pista del centro de esquí de Las Leñas, en Mendoza, este domingo se conocieron las identidades de los dos esquiadores trasladados. Uno de ellos es el publicista Juan José Alejandro Cravero (59), socio de la agencia Craverolanis, y el otro es César Jorge Lago (42), un empresario de San Isidro.

El episodio por el que debieron ser trasladados heridos podría haber causado una tragedia mayor. La intervención de otros esquiadores, entre ellos un médico, instructores y el personal de pista fue crucial para el rescate de dos personas que habían quedado atrapadas.

La nieve se desprendió de una ladera del cerro, cuando Cravero y Lago descendían por la pista Ceñidor (para esquí libre fuera de pista) en la convergencia de las pistas Neptuno y Venus del complejo de esquí del sur mendocino.

Los dos esquiadores quedaron enterrados por la avalancha. Gracias a la intervención de otros turistas y a los pisteros, que trabajan en ese lugar como personal técnico, pudieron salvarlos.

Juan José Alejandro Cravero, socio de la agencia Craverolanis, quedó enterrado bajo una gran cantidad de nieve por una avalancha en Las Leñas.

Los rescatistas sumaron un perro entrenado para encontrar personas bajo la nieve, en los minutos posteriores donde se pensaba que podían haber otras personas atrapadas.

Los videos de testigos del accidente que circularon en las redes sociales muestran esos minutos cruciales para salvarles la vida: ayudados con palas, las manos y sus bastones, los rescatistas comenzaron a levantar la nieve para socorrer a los deportistas.

Cravero era quien estaba en peor estado de salud. Lo sacaron con signos de congelamiento, golpes en la cabeza y una fractura en la rodilla por la caída. Había aspirado nieve y tenía bloqueadas las vías respiratorias.

Fue internado en terapia intensiva del hospital de Malargüe. Y, este domingo, lo trasladaron al hospital Santa Isabel de Hungría del Gran Mendoza, donde continúan realizándole estudios. Está fuera de peligro.

Su acompañante, Lago, no alcanzó a quedar totalmente enterrado bajo la nieve y pudo levantarse con ayuda de los primeros esquiadores que estaban cerca. Sufrió golpes, una herida en el tobillo y raspones, pero su condición era menos grave. Estuvo hospitalizado unas horas en el hospital Malargüe y fue dado de alta este domingo.

Los esquiadores estaban en un grupo de amigos. Viajaron en el comienzo de la temporada de esquí, desde el norte de la provincia de Buenos Aires a Las Leñas, en la ciudad de Malargüe.

El sábado habían salido a esquiar después de una abundante nevada que había caído la noche anterior, por lo que la nieve en algunas zonas estaba blanda. La avalancha se produjo minutos después de las 15, por una placa de nieve que se desprendió de una ladera del cerro y cayó sobre la pista de principiantes.

Personal policial, Gendarmería y Defensa Civil, continuaron buscando otras posibles víctimas. “Incluso en el valle de las Leñas, la administración constató en los hoteles si habían denunciado alguna persona como desparecido que pueda haber sido víctima de la avalancha, pero afortunadamente no faltaba nadie”, dijo Víctor Andrade, director de Defensa Civil de Malargüe.

La odisea del traslado de los heridos

Otros esquiadores que estaban muy cerca de donde cayó la avalancha, corrieron a auxiliarlos y comenzaron a excavar. Según contó Martín, uno de los rescatistas, Cravero fue quién estaba más tapado de nieve, creyeron que había muerto.

Lograron sacarlo a la superficie pero al esquiador le costaba respirar, porque se había bronco aspirado con la nieve.

Entre quienes ayudaron con el rescate, se encontraba el médico cirujano mendocino Miguel Rosso, quien estaba esquiando y llegó a los pocos minutos al lugar del accidente. Acompañó Cravero hasta el hospital de Malargüe.

El doctor Miguel Rosso, de rojo, el chofer de la ambulancia Facundo Nazareno, la doctora Luisina Savoini y Carina, enfermera, el equipo que trasladó a los heridos por la avalancha.

“El paciente estaba grave y coincidimos con los médicos de guardia que era necesario llevarlo a un hospital de mayor complejidad”, contó Rosso a Clarín.

El esquiador fue subido a una camilla y trasladado en ambulancia. El camino estaba con nieve de la noche anterior. Aún no habían pasado las máquinas de Vialidad y había mucha congestión de autos que se quedaban varados por la nieve y obstaculizaban la única ruta de evacuación.

El cirujano mendocino se sumó al operativo médico junto a la doctora de la sala de emergencias de Las Leñas, Luisina Savoini, el chofer de la ambulancia, Facundo Nazareno y la enfermera Carina. En el viaje en ambulancia lograron estabilizar al paciente.

Fue una odisea llegar a la ciudad de Malargüe, donde hay un servicio de terapia intensiva.

Hubiese sido necesario un helicóptero para trasladar de urgencia a los heridos al hospital de Malargüe, ubicado a 80 kilómetros de distancia, pero en Las Leñas no hay un helicóptero.

La única nave que estaba disponible el sábado por la tarde, se encontraba estacionada en la localidad de Los Molles, a 20 kilómetros de Las Leñas, pertenece a una empresa privada y es utilizada para llevar turistas al nuevo centro de esquí exclusivo El Azufre.

El chofer de la ambulancia tuvo que detenerse y esperar 5 minutos que una conductora moviera su auto que estaba cruzado en el camino. “Fue impresionante lo que hizo el chofer para llegar rápido al hospital, un héroe”, afirmó el médico que lo acompañaba.

La directora del Hospital Malargüe, Yolanda Carbajal, dio detalles en un comunicado: “A las 16.50 del sábado, ingresó al hospital una ambulancia de Valle de Las Leñas con un paciente con un cuadro de hipoxia cerebral (falta de suministro oxígeno al cerebro), por asfixia por aplastamiento de nieve”.

Y agregó que el herido presentaba fractura de platillo tibial de rodilla derecha. “El paciente fue compensado en la guardia general e ingresa a la Unidad de Terapia Intensiva para monitoreo neurológico, de la función pulmonar y el dolor”, explicó la responsable médica del hospital.

El segundo paciente ingresó al hospital a las 17.24 horas en una camioneta particular de Valle de Las Leñas. “El hombre de 42 años, tenía un traumatismo interno en el tobillo izquierdo y pérdida de conocimiento recuperado”, según el parte médico. 

El último parte de la directora del Hospital Malargüe, en el mediodía del domingo, informó que los dos esquiadores han conseguido muy buena evolución y respuestas a los estímulos. César Lago recibió el alta. Y Cravero fue traslado a una clínica privada de la ciudad de Mendoza, para continuar su recuperación y luego retornar a su casa.

Mendoza. Corresponsal

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA