“undercover”:-una-serie-atrapante-sobre-el-tramado-del-trafico-de-drogas-y-armas-en-europaEspectáculos 

“Undercover”: una serie atrapante sobre el tramado del tráfico de drogas y armas en Europa

Dos policías encubiertos se vinculan con el mayor traficante de éxtasis en una plácida villa veraniega y corren enormes riesgos para desbaratar una operación de enorme alcance.

Basada en una historia real, la serie de Netflix presenta una trama atrapante (Foto: Netflix).

Undercover, operación éxtasis es la serie que mostró la poderosa organización de tráfico de drogas y armas que prospera en Europa. La acción transcurre en una zona lindera entre Bélgica y los Países Bajos, donde Ferry Bouman, uno de los mayores productores y traficantes del mundo, reside plácidamente junto con su bella mujer Danielle en una villa veraniega ubicada en la frontera.

Ante las dificultades para desbaratar semejante organización, las autoridades envían a dos policías encubiertos, Bob y Kim, quienes simularán ser una pareja que se instala en una cabaña vecina de la de Ferry y Danielle.

Leé también: “Archivo 81″: la adictiva serie de terror que busca destronar a “Dark” y “Stranger Things”

Bob (Tom Waes) se alarma ante el desenfado de su “pareja” Kim (Anna Drijver), quien no titubea en acercarse a la cabaña vecina y rápidamente se hace amiga de Danielle (Elise Schaap), una joven encantadora que abraza con gusto esta amistad porque no es muy popular entre las mujeres de la villa.

Tom Waes y Anna Drijver encarnan a Bob y a Kim (Foto: Netflix).

Su esposo Ferry (Frank Lammers) es más reticente pero la actitud también reticente de Bob -como Peter en su personaje- termina de convencerlo y así se inicia un vínculo que resultará productivo para la investigación pero también tendrá sus altos costos.

Suspenso y peligro: las claves de “Undercover, operación éxtasis”

La segunda temporada es algo más áspera: Kim ha pedido ayuda a Bob para investigar una organización de tráfico de armas que opera en lo que simula ser un campo regenteado por los hermanos Jean Paul y Laurent Berger, dos peligrosos criminales que simulan ser filántropos y rancheros.

La trama de “Undercover, operación éxtasis” está llena de suspenso (Foto: Netflix)

Las actividades secretas y altamente peligrosas de Bob tienen un alto costo en su vida personal, pero mantienen el suspenso y el interés en la historia que, dicho sea de paso, está inspirada en hechos reales. Entra en escena un nuevo personaje, Nathalie (Ruth Becquart), una ex adicta que trabaja como camarera en el bar de Laurent Berger y tiene un hijo suyo, fuente constante para ella de ansiedad y temor.

La tercera temporada de Undercover acelera varios pulsos la tensión de la historia, puesto que la operación encubierta debe desbaratar ahora una importante organización turca que maneja el tráfico en la zona de marras y se despliega sin límites por el mismo territorio. Esto no deja alternativa a Bob más que asociarse con su enemigo histórico, Ferry Bouman, quien ha salido de la cárcel en una frágil libertad bajo palabra.

Por qué ver “Undercover, operación éxtasis”

El encuentro y trabajo conjunto entre ambos es uno de los elementos superlativos de la serie: un juego intermitente de suspicacia y lealtad. Ferry, un delincuente declarado, tiene un costado por momentos conmovedor y entrañable. Bob a su vez es un hombre que hace su trabajo pero padece sus pérdidas y está lejos de ser el acerado policía sin sentimientos.

La serie de tres temporadas, de 10 episodios cada una, está disponible en Netflix (Foto: Netflix).

Undercover, operación éxtasis es una muy recomendable creación de Piet Matthys, autor y director de la serie que puede verse por Netflix. Son tres temporadas de 10 episodios cada una. La película Ferry (Cecilia Verheyden, 2021) también con Frank Lammers y Elise Schaap, cuenta la historia del traficante en sus inicios, desde su misma niñez hasta su llegada al comienzo de la serie.