robbie-williams,-acomplejado-porque-esta-perdiendo-el-peloEspectáculos 

Robbie Williams, acomplejado porque está perdiendo el pelo

Robbie Williams está perdiendo el pelo y se siente acomplejado por su calvicie, según él mismo contó en una entrevista a un diario británico.

A sus 47 años, Robbie Williams ha empezado a asumir que no tiene nada que hacer contra la calvicie y que es una batalla perdida. Según  explicó en la entrevista, se ha sometido a varios tratamientos capilares que no están dando el resultado que le gustaría.

En julio del año pasado, el ex cantante de Take That, subió una fotografía a Instagram en la que aparecía con la cabeza rapada a cero. En aquel entonces el autor de canciones como Angels, Feel o Rock DJ sorprendió con su nuevo cambio de look, que había logrado con la ayuda de su mujer Ayda Field.

El viejo truco de pelarse

Robbie Williams no se quiere quedar pelado, pero lo injertos capilares no le están funcionando.. Foto AFP

Ahora, unos meses más tarde finalmente reveló que el objetivo de esa nueva apariencia era para empezar a aprender a convivir con la calvicie.

En una entrevista al periódico británico The Sun, el cantante reveló que en los últimos meses no tuvo más remedio que empezar a asumir que está perdiendo pelo cada vez con más velocidad. De hecho, en tono de broma Williams comentó que, cada vez que le da la luz desde arriba siente que su cabeza parece “el culo de un bebé”.

Hoy en día, gracias a los trasplantes capilares, solucionar las inseguridades generadas por la calvicie en algunas personas es bastante sencillo. De hecho, nadie podría imaginar que alguien tan exitoso como es el caso del cantante no pueda permitirse un tratamiento capilar si así lo desea.

Sin embargo, el caso es que, tal y como ha aclarado Williams en la entrevista a The Sun, en la última consulta con sus médicos para someterse a un nuevo trasplante, estos le informaron que su pelo es tan fino en este momento que ya no sirve para sacar los injertos de ahí.

Al mal pelo, buena cara, parece decir Robbie Williams.

Pagar lo que sea para no ser calvo

Cuando recibió la noticia el artista afirmó que no quiso aceptar el pronóstico tan drástico y que incluso llegó a desembolsar bastante dinero por dos viales que, inyectados, podrían ayudarle a volver a tener la densidad capilar que quería.

El cantante aseguró, además, que ese tratamiento le costó más que la casa de su abuela. Sin embargo, tras siete meses de intentos, Williams terminó admitiendo que esta técnica no le está dando resultados.

El trasfondo de todo esto es que Robbie Williams está empezando a asumir que se está haciendo mayor y que ya no es aquel joven que conquistó medio planeta con su música. De hecho, admite que le es muy difícil ver vídeos de cuando era joven y tampoco le gusta mirarse en la pantalla durante sus conciertos.

“Ahora estoy en el escenario y tengo una pantalla de 12 metros a mis espaldas, me dedico a lo mío, bailando y tratando de ser sexy, pero de repente me giro y veo detrás de mí a un señor gigante con papada y sin pelo“, confesó al diario The Sun.

A lo largo su vida Robbie Williams se ha sometido a dos injertos capilares. El primero en 2013 cuando aún estaba viviendo en Los Ángeles y el segundo en 2020. El problema es que hoy en día esos injertos ya han perdido la consistencia que deberían tener y a partir de ahora el artista se tendrá que empezar a acostumbrar a superar complejos por su nueva imagen.

Fuente: La Vanguardia

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA