carlos-melconian:-“es-inevitable-una-correccion-cambiaria”Economía 

Carlos Melconian: “Es inevitable una corrección cambiaria”

Luego del 14N y sin mayores definiciones del Gobierno acerca del cambio de rumbo económico que había anunciado Alberto Fernández en un mensaje grabado al conocerse los resultados, el acuerdo con el FMI y la tensión cambiaria aparecen como los dos temas a resolver con urgencia. Para el economista  Carlos Melconian “una definición cambiaria va a haber”

“La relación con el Fondo Monetario es atípica: hay que tener una relación con el organismo, que habitualmente presta plata, no para que nos preste: para no caer en limbo“, dijo el economista, que agregó: “Esto es muy díficil de explicárselo a la política: de no arreglar, tengo mucho que perder y de arreglar no sé cuánto podemos ganar”.

“La elección fue una derrota dura. No es “una paliza” como la que sufrió el oficialismo en 2001; ni es una derrota catalogada digna, como cuando pierde por poco Kirchner con De Narvaez en 2009, pero gana a nivel nacional”, dijo y aseguró: “Todavía no ha habido un desenlace político. No sabemos bien qué está pensando la vicepresidente, si el jefe de Gabinete tiene la apetencia política para ser Juan 23, no lo sabemos”, dijo.

En Washington siguen preguntándose si Guzmán continúa o no continúa, quién le da las órdenes, cuál es el programa. Lo mismo vale para la autonomía, mínima, del presidente del Banco Central en términos de saber si es el dueño o no de la política cambiaria”, aseguró el ex presidente del Banco Nación que sumó que cualquier cambio de expectativas que impacte en los precios de los activos argentinos se verá recién a mediados de 2023.

En este escenario, Melconian afirmó que “por instinto de supervivencia” el Gobierno debería apurar el acuerdo con el Fondo, para evitar que “la inestabilidad se espiralice“. El economista afirmó que este es un tiempo de “aguantar, de no armar olas”. En ese sentido, dijo: “La inflación se administra, no se reprime. Al tipo de cambio se lo desatrasa y al crawling peg se lo continúa“.

Con la mirada puesta en el mercado cambiario, Melconian sostuvo: “Es inviable una brecha de 100%, siempre preanuncia algo”. En este punto, sostuvo que “definición cambiaria va a haber”, y que “para el patrón histórico de la Argentina un dólar no oficial a $200, $210, es un dólar caro: no es el dólar de la hiper, no es el del Rodrigazo ni el de las Malvinas. Es un dólar que marca la inestabilidad con este Gobierno”, dijo.

Pero, al mismo tiempo Melconian sostuvo que el dólar a $100 en el segmento oficial “no es barato”. “Lo que sí es inusualmente alta y no aguanta es la brecha de 100%. Cualquier plan de estabilización exitoso reduce esta brecha en la Argentina. Y cualquier disparate, la sube”, dijo,

Melconian analizó los últimos cuarenta años del mercado cambiario y dijo que, sin cepo cambiario, una brecha cercana a 100% suele corresponder con puntos críticos a nivel social y político, pero que rapidamente se disipan. En tanto, en la actualidad: “El principal responsable del 65% de la brecha es el propio Gobierno”, dijo en relación al 65% de carga impositiva que rige para los ahorristas en el mercado oficial.

Además de una definición cambiaria, Melconian aseguró que es clave el acuerdo con el Fondo. “Hay vencimientos con el BID y el Banco Mundial, por US$ 2.000 millones. Empiezan a vencer US$ 1.500 millones de los bonos que “rolleveréo” Guzmán. Ya es parte de su responsabilidad. El riesgo país subió desde el día que lo hizo hasta hoy 700 puntos.

Esto quiere decir que aunque no le pague ni al Fondo ni al Club de París, hay como mínimo una necesidad de conseguir unos US$ 3.500 millones, o generarlos por un superávit de comercio”, remarcó el economista. “En visiones tan antagónicas como las que tienen el Fondo y este Gobierno, una reforma estructural no va a venir. Hay un problema para los dos: el Gobierno no se quiere comprometer, y el Fondo porque no puede presentar un cualquier programa en su board“.

En este punto, Melconian dijo que, por más de que se logre un programa “para salir del paso”, un mínimo de “tragarse el sapo” tiene que haber, y deberá comprometerse a cumplir metas fiscales, monetarias y cambiarias que sistemáticamente rechaza. En este punto, recomponer los precios atrasados de tarifas, recomponer las reservas o una reducción del déficit son los interrogantes a resolver.

Consultado sobre si una situación como la actual podría derivar en un Rodrigazo, Melconian relativizó esa posibilidad. “Se los digo a la generación más joven”, comenzó su explicación: “El dólar se devaluó 160% y las tarifas subieron 140% de golpe, la inflación saltó al 700% anual y la represión financiera que había en ese momento era mucho mayor”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA