del-campo-a-la-calle:-como-funcionan-los-tokens-de-granos-que-quieren-democratizar-el-boom-sojeroEconomía 

Del campo a la calle: cómo funcionan los tokens de granos que quieren democratizar el boom sojero

Una empresa nacional combina en su raíz dos de los negocios del momento: por un lado, el boom de los precios del campo y por otro, la explosión de las criptomonedas. Agrotoken fue fundada en plena pandemia en 2020 se propone digitalizar los stocks de los principales commodities de exportación argentinos y ofrecer un ecosistema financiero a su alrededor, para democratizar.

La compañía recibió US$ 5 millones en una ronda de inversión de capital semilla y planea seguir buscando el fondeo necesario para poder continuar con su expansión internacional. El primer paso será desembarcar en Brasil y Estados Unidos, dos países fuertes en la producción de granos de la región, donde buscarán replicar este modelo de negocios mediante alianzas con jugadores del sector cripto y de la economía real.

“Mediante la tokenización podemos llevar al mundo digital un activo del mundo físico, como es la soja. Cada uno de nuestros tokens SOYA equivalen una tonelada de soja y se toma el precio del Matba Rofex como su valor inicial”, explicó Eduardo Novillo Astrada, CEO y fundador de la plataforma que además lanzó CORA, una criptomoneda respaldada por maíz.

En una segunda instancia se sumará a esta canasta de activos digitales Whea, una “stablecoin” que reflejará la producción y el precio del trigo. Recientemente, la compañía selló un acuerdo con el mercado de futuros más grande del país, Matba Rofex, y lanzaron en conjunto tres índices para las tres “monedas”, que sirven de referencia del precio en tiempo real de los tokens de granos.

“Con esto sumamos más transparencia, más seguridad y más trazabilidad a este negocio”, indicó Novillo Astrada. La apuesta va más allá de ofrecer una forma de digitalizar los granos a productores y exportadores, ya que apuntan a masivizar su uso, de manera que “desde un taxista hasta una docente puedan entender cómo funciona, recibirlo como medio de pago o invertir en este negocio. Creemos que hacia allí va a la economía”, dijo.

En estos primeros meses, ya se dieron algunos “intercambios” de tokens por bines o servicios. Por ejemplo, hace un par de semanas, un productor agropecuario “pagó” con sus tokens de soja una pick up 4×4, en la localidad bonaerense de San Miguel del Monte. Ahora,  la firma se encuentra negociando con grandes cadenas, “merchants” según el propio Novillo Astrada para que por fuera del circuito agro se puedan comenzar a intercambiar estos token.

“Agrotoken introduce una solución para todos los productores, comercios y proveedores del agro que decidan transaccionar insumos y servicios con sus tokens, de una manera simple y eficiente, a través de links y códigos QR, con toda la seguridad que ofrece la tecnología blockchain”, aseguró.

Hacia adelante, el universo de posibilidades:  a nivel mundial la estimación es que para este año la producción sojera llegue a los 348 millones de toneladas. “Sólo con captar el 1% de esa producción el potencial de crecimiento para nuestra plataforma es enorme”, explicó el ejecutivo.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA