la-otra-cara-de-la-monedaDeportes 

La otra cara de la moneda

Las criptomonedas, ¿una pieza más en el engranaje de la máquina del fútbol? A imagen de Lionel Messi, que recibe una parte de su salario en el PSG en dinero digital, los clubes europeos invierten en este nuevo mercado, fuente de ingresos adicionales y una manera de implicar a los aficionados. El astro argentino recibió una primera parte de su sueldo en “fan tokens” del club parisino, por un valor, según una fuente bancaria y otra próxima al club, de alrededor de un millón de euros.

Este pago es fruto de un acuerdo comercial con la empresa Socios.com que, desde 2020, permite a los aficionados comprar estas fichas con chiliz, una criptomoneda menos popular que el bitcoin o el ethereum. Gracias a estos “fan tokens”, los hinchas pueden participar en la vida del club sin necesidad de pasar por el estadio, decidiendo desde el diseño de la cortina entre el túnel de vestuarios y el césped, o la frase inscripta en el brazalete del capitán, por ejemplo.

La empresa tomó una nueva dimensión desde su alianza con el PSG, en 2018, firmando contratos con un total de 56 clubes y cerca de un centenar de equipos de diversos deportes, según su presidente, Alexandre Dreyfus, que espera que el contrato de Messi  “lance una moda”.

“Esperamos que en dos años un jugador diga: ‘Sí, quiero incorporarme a este equipo, pero estaría bien que me proponga un millón de dólares en fan tokens’”, explica desde su oficina en Malta.

El presidente de Socios.com admite que su empresa se ha beneficiado de la crisis económica ligada a la pandemia, multiplicando sus acuerdos. “Algunos clubes han perdido de repente el 50%, el 70%, hasta incluso el 80% de sus ingresos y se han preguntado: ‘Tenemos aficionados en todo el mundo, ¿qué podríamos venderles?”, explica Dreyfus, cofundador también de la empresa de apuestas deportivas y póquer en línea Winamax.

Un estudio del gabinete KPMG muestra que más de cuarenta contratos de patrocinio se firmaron en los cinco grandes campeonatos futbolísticos europeos desde el inicio de la pandemia. Y las criptomonedas se han abierto camino de una manera destacada.

Según KPMG, el Inter de Milán, por ejemplo, ha doblado sus ingresos por patrocinio de su camiseta al cambiar Pirelli por Socios.com. DigitalBits, otro actor en el sector de la tecnología “blockchain”, se anuncia desde julio pasado en la camiseta de la AS Roma, después de haber firmado un contrato por tres años con el club de la Serie A a cambio de 12,4 millones de euros. 

El auge del mercado de la criptomoneda en el fútbol se produce en un momento en el que España ha prohibido a los operadores de juegos de apuestas patrocinar a los clubes de fútbol, una medida que también estudia implantar el Reino Unido.

Algunos, además, se muestran preocupados por el hecho de que apostantes se embarquen en este mercado que no acaban de comprender y en el que el valor de las criptomonedas es muy volátil.

También te puede interesar