alberto-fernandez-arma-una-mesa-politica-y-desafia-a-sus-sociosPolítica 

Alberto Fernández arma una mesa política y desafía a sus socios

Alberto Fernández está convencido de que ahora sí podrá hacer valer sus acciones como presidente de la Nación al interior del Frente de Todos. Pretende disputar la centralidad política que ejerció hasta ahora -con pocas palabras, silencios y cartas públicas- Cristina Kirchner. En el círculo íntimo del mandatario hay quienes aseguran que el Gobierno y el oficialismo en su conjunto iniciaron una nueva etapa. “Se acabó el tiempo de pedir permiso”, grafica uno de los dirigentes que más conoce al jefe de Estado. Esas insinuaciones nunca se materializaron, pero en la Casa Rosada hay quienes creen que se aproxima un tiempo distinto.

El punto de inflexión fue el resultado electoral del domingo que, aun en la derrota, en el Ejecutivo se obstinan en calificar como un triunfo. La escenificación fue el miércoles en la Plaza de Mayo. “Los matices y las diferencias empecemos a ponerlas sobre la mesa para que lleguemos a 2023 con toda la fuerza que necesitamos. Mi mayor aspiración es que en el 2023 desde el último concejal hasta el Presidente lo elijan primero los compañeros del Frente de Todos”, pidió Fernández frente a la militancia motorizada por intendentes bonaerenses, la CGT y las organizaciones sociales.

El Presidente hizo saber que convocaría a una mesa política del Frente para ordenar el funcionamiento institucional y político de la coalición. Pasaron tres días y ni los ministros más cercanos al mandatario saben a ciencia cierta cómo funcionará esa instancia, un sueño de principios de la gestión que la pandemia había enterrado.

En las primeras horas después de la elección, desde el kirchnerismo y el albertismo se sentían los responsables de la remontada en la Provincia, que los dejó a un punto y medio de la lista de Juntos. Desde La Cámpora argumentaban que el desplante de la vicepresidenta y la renuncia de 6 ministros obligó al Gobierno a reaccionar a tiempo. El Presidente durante la cena que compartió con intendentes este miércoles en Olivos interpretó todo lo contrario. “Nos hicieron retroceder 10 puntos”, exageró uno de los presentes.

Tarde o temprano, más allá de una primera y posible convocatoria a los representantes formales de la coalición, habrá referentes de todos los sectores oficialismo. Entre los futuros convidados, el Presidente siente como “propios”, además de a los convocantes de la movilización por el Día de la militancia –CGT, organizaciones e intendentes– a los gobernadores peronistas. Todos tienen reclamos e intereses propios y pidieron -en palabras de Andres Rodríguez, de UPCN, “sentarse a la mesa donde se toman las decisiones”. Completan la nómina los únicos que hasta ahora la ocupaban junto al Presidente y sus hombres: el Frente Renovador de Sergio Massa y el kirchnerismo.

El presidente de Diputados acompaña la idea de conformar esa instancia de articulación política, pero no se inmiscuye en el diseño de la misma. El kirchnerismo persiste en su silencio. Comparan las afirmaciones del Presidente sobre PASO en 2023 con “predicciones astrológicas“. En la Casa Rosada creen que esa proyección y subsanar la falta de competencia en las primarias permite tener un horizonte. El malestar con el cristinismo irradia desde los distritos del Conurbano a La Pampa.

Se acabó el dedo de Cristina. Hasta acá llegamos”, dicen los albertistas más energizados a pesar de que ese mismo dedo fue el que llevó a su jefe político a la presidencia. También es cierto que el reclamo es compartido por varios de los invitados a la nueva mesa política. La lapicera de los Kirchner para conformar el armado de listas y eliminar la competencia interna dejó un tendal de heridos. “Vamos a ver cuánto vale La Cámpora: si 30 puntos, como dicen ellos; 20, como dicen los intendentes; o nada. Recuperaron Quilmes, porque la llenamos de hormigón”, ironiza un dirigente con acceso a Olivos.

En algunos ministerios con poder territorial imaginan una suerte de mesa de dirigentes como la que se reunía los lunes en la gobernación bonaerense antes de las PASO, pero con una diferencia sustancial. Allí se sentaban el anfitrión Axel Kicillof, Massa, los ministros Gabriel Katopodis, Jorge Ferraresi, Wado de Pedro; los intendentes Martín Insaurralde y Fernando Espinoza; y Máximo Kirchner. Aseguran que ahora la convocatoria ahora será más amplia, puesto que antes solo variaba por invitaciones especiales del jefe de La Cámpora.

Una postal parecida a lo que puede estar por venir se plasmó este martes, cuando se reunieron en la sede del PJ nacional los referentes de la CGT, el Movimiento Evita, la Casa Rosada y La Cámpora. Por el último grupo estuvieron, el ministro del Interior, Andrés Larroque y Mariano Recalde, los últimos en confirmar asistencia.

En el círculo del presidente hay dirigentes de peso con despacho en la Rosada que prefieren la moderación y piensan en una mesa más acotada donde estén los principales socios de la coalición: el massismo, el kirchnerismo y el albertismo. “No se puede llegar a esa instancia para pulsear políticamente. Todos quieren acordar con el FMI; el kirchnerismo también”, explican.

A los albertistas duros y a los más blandos los une la creencia de que, a pesar de la inflación, el rebote de la economía se sostendrá de cara a 2022 e impactará en casi todos los sectores. Esa convicción explica la recuperación de la autoestima oficial para animarse a confrontar con el kirchnerismo. El la Presidencia hay convencimiento de que los cinco proyectos de ley -ideados por el Consejo Económico y Social, que conduce Gustavo Beliz y que el Ejecutivo enviará en diciembre al Congreso- son “estratégicos” para el mediano plazo. Massa espera que el Presidente complete un abanico de propuestas más amplio. En el Ejecutivo tampoco descartan convocatorias a los gobernadores propios y de la oposición.

La discusión por la presidencia del PJ Bonaerense también es parte del debate interno. Estaba previsto que Máximo Kirchner asumiera en diciembre; se postergó hasta marzo y los intendentes ya no ocultan que quieren ese lugar.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA