“no-nos-abandonen”,-el-ruego-de-los-padres-de-lucas-gonzalez-mientras-esperan-el-cuerpo-de-su-hijo-para-despedirloSociedad 

“No nos abandonen”, el ruego de los padres de Lucas González mientras esperan el cuerpo de su hijo para despedirlo

En Florencio Varela solo hay lugar para el dolor. El barrio San Eduardo, donde nació y vivió Lucas González se llenó de amigos y vecinos que se acercaron hasta la casa para reclamar justicia por el crimen del joven de 17 años, asesinado por tres policías, que soñaba con jugar al fútbol profesional.

Unas 200 personas, la mayoría menores de 20 años, llegaron a la vivienda donde ahora adentro, Mario y Cintia – los padres de Lucas – esperan la llamada del hospital El Cruce para que le entreguen el cuerpo de su hijo y así poder despedirlo

En Varela se leen carteles escritos con marcador negro: “Basta de policías que hacen lo que quieren”; “Da más miedo un policía que un ladrón”; “Se ve que Lucas no es hijo de un juez”. También están los compañeros y amigos del club San Pedro, donde Lucas empezó a jugar al baby fútbol.

El foco ahora está puesto en la marcha que preparan para el lunes que viene en los tribunales porteños, a las 19. Quieren que sea multitudinario y desde Varela planean salir con diez micros.

Movilización en Florencio Varela para pedir justicia por Lucas González. Foto: Federico Imas

Piden que sea una marcha tranquila, sin consignas políticas: “Nosotros somos gente humilde y educada”. También quieren que los manifestantes lleven velas y banderas argentinas.

Y buscan también que no merme el apoyo que recibieron en las últimas horas. “No nos abandonen”, suplicó el papá de Lucas desde la terraza de la casa.

Más temprano  la madre del chico asesinado de dos tiros en la cabeza contó cómo era su hijo: “Un chico de 17 años que se levantaba a las 6 de la mañana para ir a entrenar, que me mandaba mensaje cuando se tomaba el colectivo, que volvía a casa, comía y se iba al colegio”.

La mujer relató el instante en que se enteró lo que había pasado: “Yo ayer le mandé mensaje, le puse ‘Amor ¿por dónde andás?’, pero no le llegó. Lo llamé, lo llamé y nada. Mientras mostraban en las noticias que hubo un tiroteo en Barracas y yo pensaba que era justo donde entrenaba Lucas”.

El dolor del papá de Lucas, este viernes, en Florencio Varela. Foto: Federico Imas

Luego contó la situación por la que pasa: “Hoy me levanté y lo buscaba por toda la casa, pero no lo encontraba. Estoy muerta en vida por unos asesinos que solo querían matarlo“.

Después fue el turno de Mario, el papá de Lucas: “Nosotros somos gente trabajadora, gente humilde. Por más que tenga una gorra no somos chorros. Ayer volvimos a casa y en cada rincón está Lucas, lo veo en todos lados”.

“Yo me encargaba de pagarle los botines, las zapatillas. Yo trato de que no le falte nada a mis hijos. Vivo en la casa arriba de mis padres y hoy se me acabó la vida, se llevaron a mi hijo estos asesinos”.

El dolor de los familiares y amigos de Lucas González. Foto: Federico Imas

LM

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA