las-empresas-a-favor-de-la-gestion-integral-de-envases-pero-no-de-la-ley-como-esta-planteadaEconomía 

Las empresas a favor de la gestión integral de envases pero no de la ley como está planteada

El oficialismo representado por el diputado nacional Máximo Kirchner y el ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié, presentaron el proyecto de Ley de Envases y Reciclado Inclusivo. Desde el sector empresario ven con buenos ojos el reciclaje de envases y el cuidado medioambiental. Sin embargo, criticaron duramente la creación de una nueva tasa que desembocará en un fideicomiso de millones de pesos en manos del Gobierno.

Según se expone en la iniciativa, “se apunta a una gestión ambientalmente sostenible de los envases, desde su producción hasta su disposición final, a través de 4 ejes: Responsabilidad Extendida del Productor, Producción sostenible, Fortalecimiento de los sistemas locales de gestión de residuos, y Consumo sostenible”.

Avanza el proyecto de ley de gestión integral de envases en Diputados

Mayor presión impositiva

La Tasa de Responsabilidad Extendida del Productor (TAREP) planteada por el Frente de Todos es de hasta el 3% y se aplicaría a todos los alimentos envasados. Desde la Coordinadora de las Industrias de Productos Alimenticios (COPAL) reclaman que “no es una tasa sino una impuesto ya que no se verifica un vínculo entre el obligado pago de la misma y su contraprestación”.

“El sistema de “Tasa” no funciona. Los países que tienen altos niveles de recupero no usan tasa, sino sistemas de gestión público-privado donde los aportes son en función a las toneladas puestas en el mercado según material, considerando así también la tecnología instalada. No es Responsabilidad Extendida del Productor cuando el envasador sólo aporta fondos, porque no tiene responsabilidad, ni puede decidir sobre la gestión y administración de esos fondos que aporta para la gestión de sus residuos posconsumo”, explica el comunicado.

Empresarios se manifiestan en contra de la Ley de Envases por la tasa que deben pagar.

Bodegas de Argentina también se sumó a este reclamo al expresar que “no comparte que la implementación consista en la aplicar un impuesto que se suma a la ya insostenible carga tributaria que tienen”.

En este orden, la Cámara de Comercio de los Estados Unidos en Argentina (AmCham) también rechazó el proyecto por ser “una propuesta anacrónica, que no soluciona el problema de fondo y que, por el contrario, genera una mayor carga tributaria al tejido productivo”. Y agregaron, que “los alarma que no se le permita a los sujetos obligados a optar con claridad por sistemas locales de gestión implementados y financiados por el sector privado, bajo el control y la supervisión de la autoridad de aplicación”.

El cuidado del ambiente sigue sin formar parte de la agenda política argentina

Sistema de recaudación

La recaudación planteada en la “Ley de Envases” generará un fondo millonario que será manejado por el Ministerio de Ambiente que hoy dirige Juan Cabandié. La entidad señalada y creada, según la iniciativa, es el Fideicomiso Financiero y de Administración – Fondo Nacional para la Gestión de Envases y Reciclado Inclusivo (FONAGER). Ramiro Martínez, presidente de la  Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados (Conarcoop), explicó que AFIP recaudara y la cartera gestionara; pero también se creará un Concejo Consultivo integrado por representantes de todos los sectores.

Este es el segundo punto que el empresariado rechaza. Florencia Canzonieri, Directora Ejecutiva de la Cámara Argentina de la Industria de Bebidas sin Alcohol (Cadibsa), además de estar en contra del tributo, se manifestó en contra de que los fondos sean manejados exclusivamente por el Estado. En esta línea, plateó que sea una administración mixta y colectiva.

Envases reciclados.

 “Se requiere de una solución que sea a favor de todos, y que permita tanto generar empleo genuino como  dar crecimiento a la industria del reciclado.  Y por último, que se pueda llegar a establecer un mecanismo de percepción en la fuente, es decir, hay algunas cadenas donde los proveedores de las materias primas son menos y en ese sentido puede resultar más simple la administración de los fondos. Esto debe ser a favor de todos,  a favor del ambiente y de que podamos lograr mayores niveles de reciclado”, expresó Canzonieri.

Desde Copal, pusieron como modelos a seguir los “sistemas exitosos” implementados en Europa, Canadá, USA, y países de Latinoamérica -tales como Colombia, Brasil, México, entre otros- que dan la responsabilidad extendida al productor, mediante la creación de un fideicomiso conformado por las empresas productoras de alcance nacional. “Los aportes a dicho fideicomiso son los que se requieren para la recuperación y reciclado de los envases”, indican en el documento difundido.

Las 5 variables macro que le ponen techo al comercio entre Argentina y China

¿Es realmente un proyecto con enfoque ambientalista?

Bodegas Argentinas se posicionó a favor y se compararon con otros países “Como industria exportadora, nuestros productos se consumen en mercados donde existen estos modelos y los resultados son beneficiosos para las empresas, los consumidores, el medio ambiente y la comunidad toda”, sostienen.

El comunicado de la cámara empresarial concluye que “es una buena oportunidad para que nuestro país organice un sistema de recupero y reciclado de envases, acorde a los tiempos y los cambios que se dan en el mundo, con eficiencia en la gestión y disminución en las cargas impositivas”.

Como contrapartida, Copal asegura que “no es un proyecto ambiental, porque no garantiza la reducción progresiva de residuos de envases, sino que el mecanismo se focaliza en financiar a recuperadores informales, dejando en segundo plano los aspectos ambientales”.

Ministro de Ambiente y Desarrollo Sostenible, Juan Cabandié.

La voz oficial

El titular de la cartera ambiental se refirió al proyecto de ley al afirmar que “es una iniciativa con un objetivo ambiental, no económico”.  Cabandié también se refirió a la tasa ambiental que estipula el proyecto y a la responsabilidad extendida que tiene el productor una vez que coloca los envases en el mercado: “Se trata de un principio que aplican las naciones más desarrolladas. Los empresarios, junto a consumidores, provincias y municipios, participan de su planificación a través de un Consejo Consultivo”

Y concluyó: “El pago de la tasa no es obligatorio, ya que las empresas –con compromiso ambiental- pueden generar sus propios sistemas de recolección. Sino, deben pagar una tasa que financiará el reciclaje en los municipios”. Desde el oficialismo estiman que la iniciativa se aprobará en diciembre, mediante una prórroga de sesiones ordinarias.

LR

También te puede interesar