alvarez-agis:-“seria-optimista-si-el-ano-que-viene-podemos-repetir-la-inflacion-de-2021”Economía 

Alvarez Agis: “Sería optimista si el año que viene podemos repetir la inflación de 2021”

“Hay que tratar el año que viene de repetir la inflación de este año. Eso es optimista. Porque tenemos problemas de precios relativos, con una brecha del 90% y con una negociación con el FMI pendiente. Incluso más allá de lo que puedan recibir las reservas, me parece que el escenario para el año que viene es muy complejo“, definió Emanuel Alvarez Agis, ex viceministro de Economía (entre 2011 y 2013) en una charla del Coloquio de IDEA.

“Es importante que Argentina vaya reduciendo su déficit (fiscal)”, planteó Hernán Lacunza, ex ministro de Economía durante los últimos meses de la administración de Mauricio Macri.

Aunque la charla iba a tratar sobre la reforma laboral, los economistas se adentraron en problemas económicos que también consideran estructurales, como el cepo y su efecto sobre las inversiones.

“Argentina está al revés de lo que decía (Maynard) Keynes. En el largo plazo, las inversiones van a generar retornos interesantes. El problema pasa por la semana próxima“, definió Alvarez Agis. La frase de Keynes es “en el largo plazo, todos vamos a estar muertos”, y refiere a la necesidad de políticas que generen beneficios en su momento.

Lacunza destacó la importancia del tipo de cambio, pero dentro de un contexto. “El tipo de cambio en Kabul (Afganistán) es competitivo. Nadie va porque nadie sabe cómo va a salir de ahí. Para poder invertir tengo que darle una tasa de retornable razonable y , sobre todo, certezas y certidumbres a los inversores”, expresó.

El cepo y las restricciones a los movimientos de capital condicionan a la economía. “Cuesta hacer proyecciones de inflación creíbles en Argentina si todos los días estamos viendo cuántas reservas hay en el Central. El país es muy particular. En Argentina te subís a un taxi, y le preguntás al taxista cuáles son las reservas del Banco Central, y se puede equivocar por poco, pero más o menos sabe”, graficó.

“El presidente (Alberto Fernández) identificó al inicio de su gestión al cepo como una piedra en la puerta giratoria. Ahora casi que pusimos 5 piedras más: la gente quedó atrapada adentro y no puede salir“. explicó. “Creo que hay que abrir una puerta al costado de la puerta giratoria. Proponer a las inversiones que entren por la puerta del costado y mostrarles que, de a poquito, ordenados y en fila, algunos van saliendo por la puerta giratoria”, se ilusionó Alvarez Agis.

“Sin empleo no hay programa económico sustentable, porque no tiene cohesión social. Hay que tirarle, como dicen los chicos, con todo para generar empleo. Entonces si tengo espacio fiscal para bajar un solo impuesto , yo lo haría en impuestos de trabajo”, detalló Lacunza.

El ex viceministro de Axel Kicillof (ministro de Economía con Cristina Kirchner) mencionó que trató de implementar reformas laborales, pero hay pocos casos que considera exitosos.

Uno de ellos es una “adenda” en el convenio colectivo para Vaca Muerta. Allí hubo un compromiso del Estado nacional para dar estabilidad impositiva, un compromiso de la provincia de Neuquén para no subir regalías, aportes de empresas y sindicatos.

“El empleo creció 3,5% en el sector petrolero. Estamos hablando de empleos de $ 120.000 en ese momento. Allí pudimos sentar a todos en la misma mesa. Los dos (sindicatos y empresas) ponemos, los dos ganamos”, observó.

El ex ministro de Economía de Macri planteó la rigidez del sistema laboral. “Solo el 28% de la fuerza laboral está en el sector privado. Hace 10 años, era el 31%. El empleo público era el 16% y ahora es 19%. Estamos hablando de la una burbuja del mercado laboral. El 72% de los trabajadores argentinos no está dentro de estos niveles”, razonó.

Según su argumentación, la reforma laboral afecta al 28% “empleado”, pero deja afuera al resto que no posee un empleo formal.

“Me tocó ir ayer a la odontóloga. No había recepcionista. Me dice ‘un empleado, es un juicio’. Hay 283.000 juicios laborales sin sentencias. Es el 5% de los contratos de trabajo. Tenemos un problema de vivir en un sistema laboral rígido, caro para entrar y conflictivo en su salida. Y hay 9 millones de trabajadores de la llamada economía popular”, dijo.

NE

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA