nintendo-switch-oled:-confusion-de-los-usuarios-por-un-componente-de-la-consolaTecnología 

Nintendo Switch OLED: confusión de los usuarios por un componente de la consola

Advierten que no hay que quitar el plástico que protege a la pantalla. ¿Por qué la compañía japonesa incluyó ese elemento desde fábrica?

Tras intensos rumores, Nintendo presentó oficialmente una renovada versión de su consola, la Switch OLED. Amén de sus mejoras, esta novedad llegó con un componente que genera confusión entre los usuarios. ¿De qué se trata la protección plástica que llega desde fábrica en la pantalla del dispositivo? ¿Hay que quitarla o conservarla?

En las primeras horas de despliegue comercial de la Switch OLED aparecieron reportes de usuarios desconcertados por la presencia de esa lámina en el display de la consola. Pronto, los insiders se apuraron a lanzar la recomendación: ¡no hay que quitar la pegatina que llega por defecto!

La propia Nintendo aconseja en el manual de instrucciones que llega con el producto no retirar esa película delgada que sirve para proteger el cristal de rayones y otros eventuales maltratos. En este punto cabe señalar que el display de los anteriores modelos es de plástico y, por eso, no incluyó esta protección desde fábrica.

En medio de esta confusión, la compañía japonesa informó que la protección es compatible con otras diferentes y que los usuarios de la Switch OLED pueden agregar un cristal templado sobre la lámina ya existente.

Confusa protección

Tal como nota en Gizmodo, este tipo de elementos pueden confundir a usuarios desprevenidos. Por caso, algunos teléfonos y tablets llegan en sus cajas con una lámina de protección que sí debe retirarse cuando se comienza a usar el dispositivo. Sin embargo, en ocasiones esa protección debe ser conservada para el empleo normal del equipo.

Un problema similar ocurrió cuando Samsung lanzó sus primeros smartphones plegables: algunos usuarios quitaron la protección que no debía ser retirada de la pantalla.

Los cambios en Nintendo Switch OLED

Respecto al modelo original, la renovada consola pasa de las 6.2 a las 7 pulgadas. Además tiene marcos más finos. Tal como vemos en la denominación del producto, la pantalla es OLED en lugar del LCD de la plataforma a la que sucede. En ese orden promete mejor calidad de imagen, con colores más definidos y mayor contraste.

Nintendo Switch OLED

Otro de los cambios en la Switch se evidencia en su soporte (el que se usa para jugar en modo “sobremesa”) que ahora es más ancho para evitar caídas y consecuentes roturas. La consola suma dos puertos USB, uno HDMI y uno nuevo LAN por cable. Además han integrado altavoces con audio optimizado.

Al interior también hay mejoras: pasa de los 32GB disponibles para almacenamiento a los 64GB, que pueden ampliarse con una tarjeta microSD.

Finalmente, en contra de algunos rumores que circularon en la previa, la consola híbrida (ofrece tres modos para jugar) no ofrece resolución 4K y se queda con los 1920 x 1080 píxeles para jugar en la TV, y 720 píxeles en modo portátil.