como-puede-el-wi-fi-ayudar-a-evitar-contagios-de-covid-19Tecnología 

Cómo puede el Wi-Fi ayudar a evitar contagios de Covid-19

El Wi-Fi común y corriente, aquel que usamos a diario para conectarnos sin cables a Internet, también puede emplearse para contar el número de personas en un espacio determinado. El dato no es meramente estadístico: ahora es crucial para eludir aglomeraciones y evitar nuevos contagios de Covid-19, incluso en el período de baja en los casos.

“La estimación de la ocupación puede ser muy importante durante una pandemia ya que puede proporcionar una advertencia temprana acerca de si se están violando las pautas de seguridad pública y limitación del conteo de multitudes”, dice en diálogo con TN Tecno Yasamin Mostofi, investigadora de la Universidad de California Santa Bárbara y autora principal del estudio que explora los alcances de esta tecnología hace más de una década.

Leé también

En pruebas recientes, el equipo liderado por Mostofi consiguió resultados alentadores, con una precisión en los conteos por encima del 96%. El sistema promete una serie de encantos para esta tarea, ya que se trata de una solución económica para este fin y que además es respetuosa de la privacidad.

– Sabemos que anteriormente habían probado un sistema similar. ¿Cuáles son las diferencias entre aquel desarrollo y el actual?

– En nuestros trabajos de 2015 y 2018 hemos demostrado cómo las señales Wi-Fi pueden realizar un conteo de una multitud de personas en movimiento. El punto es que la gente tenía que moverse para ser contada. Hacerlo con una multitud sentada es más desafiante debido a la falta de un movimiento corporal importante. Aquel sigue siendo un problema sin resolver y ha sido la motivación de este trabajo.

– ¿Recordás cuál fue ese momento “eureka”, esa instancia en la que se produjo la chispa que encendió la idea de usar Wi-Fi para estos fines?

– En el área de detección y aprendizaje del entorno con señales Wi-Fi, nuestro primer artículo se remonta al año 2009. Allí propusimos que las señales se puedan utilizar para obtener imágenes a través de paredes. Mi laboratorio también trabaja con vehículos autónomos y en ese momento estábamos interesados en equipar a los robots con una capacidad de visión a través de las paredes.

Como investigadora de las comunicaciones inalámbricas comencé a pensar en un nuevo método que utiliza el transceptor Wi-Fi a bordo de los vehículos no tripulados para obtener imágenes a través de objetos. Desde 2009 mi laboratorio ha trabajado en muchos aspectos diferentes de este problema, desde análisis de ocupación con señales Wi-Fi, hasta identificación de personas, reconocimiento de actividad, salud inteligente e imágenes de objetos inmóviles.

– ¿Cómo funciona el sistema en el terreno práctico? ¿Cómo lograron que contemple a las personas que apenas se mueven?

– Las personas no se quedan quietas durante un largo período de tiempo y con frecuencia se involucran en diferentes tipos de pequeños movimientos corporales naturales (llamados “inquietudes”) como ajustar la posición en un asiento, cruzar las piernas, revisar sus teléfonos, rascarse, estirarse, toser, entre muchas otras.

Luego mostramos cómo los movimientos corporales naturales agregados (colectivos) de la multitud llevan información crucial sobre el recuento de la multitud. Esto nos permite tomar prestadas herramientas matemáticas para desarrollar una técnica completamente nueva para contar el número total de personas estacionarias.

– ¿Cuáles son las ventajas de utilizar este método en relación con otros que se utilizan para el mismo fin, por ejemplo con cámaras?

Las cámaras no preservan la privacidad. Por otro lado, el uso de señales Wi-Fi para análisis de ocupación también puede contar a la multitud a través de las paredes.

– Comentaste los beneficios que un método de esta especie puede brindar en tiempos de pandemia, ¿qué otros usos ofrece?, ¿en qué otros escenarios?

– Por mencionar algunos ejemplos, es importante para los edificios inteligentes con el fin de optimizar la calefacción, la refrigeración y la iluminación. Las empresas y los eventos también pueden beneficiarse del conteo de multitudes para fines de planificación.

Leé también

En las pruebas, los investigadores guiados por Mostofi colocaron un emisor de Wi-Fi y un receptor en ambos lados del espacio a estudiar, donde se encuentran personas paradas y sentadas. Así midieron las pequeñas fluctuaciones en la intensidad de la señal y tradujeron esa información en cantidad de personas. En total realizaron 47 testeos en cuatro entornos diferentes: en todos los casos los grupos eran de diez personas o menos. La precisión del método fue superior al 96%, y bajó al 90% cuando las señales Wi-Fi debían atravesar paredes.

¿Qué hay en el horizonte de este contador new age? “Esta tecnología puede ser útil en diferentes industrias y ciertamente estamos interesados en que se implemente en entornos reales”, concluye Mostofi robusteciendo las posibilidades de que su ingenio pronto trascienda los márgenes del laboratorio.