al-navegar-por-la-web,-quedan-todas-tus-“huellas”:-que-son-y-por-que-es-importante-eliminarlasTecnología 

Al navegar por la web, quedan todas tus “huellas”: qué son y por qué es importante eliminarlas

Es una pieza de información invaluable para especialistas en marketing que quieren venderte productos o servicios… y también para los ciberdelincuentes

¿Qué son las huellas digitales del navegador? Puede ser algo espeluznante, porque la mayoría de los “browsers” que usas en tu celular o tu computadora para recorrer la web realizan un seguimiento de tu comportamiento en línea.

Esto permite que otros sepan quién sos mientras navegas por Internet, todo sin necesidad de iniciar sesión en tu cuenta o utilizar “cookies”, archivos informáticos de seguimiento. Al igual que una huella dactilar humana, tu navegador tiene un conjunto de características únicas que pueden rastrearte hasta vos y todo lo que hacés en Internet.

Cuando navegas por Internet, muchos portales web capturan parte de esta información, como el tamaño de la pantalla y el tipo de navegador, para brindarte la mejor experiencia. Sin embargo, las huellas digitales del navegador también se pueden utilizar para el seguimiento y la identificación.

Los sitios web pueden registrar todo tipo de información sobre vos a través de esta huella digital y luego conectarla a otras huellas digitales similares para obtener una imagen precisa de tus comportamientos de navegación y actividades en el sitio web. Una huella digital del navegador es una pieza de información invaluable para los especialistas en marketing que quieren venderte productos o servicios.

La privacidad cada vez preocupa más a los usuarios de Internet.

Cómo evitar las huellas dactilares del navegador

Si te preocupa tu información personal y no deseás compartirla a través de Internet a través de las huellas digitales del navegador, es posible que desees detenerla. Desafortunadamente, solo hay un método si deseás detener la toma de huellas digitales del navegador por completo: no usar Internet en absoluto.

Sí, es casi imposible evitar que los navegadores recopilen tus datos porque los navegadores utilizan encabezados HTTP para recopilar su huella digital. Pero existen ciertas prácticas de seguridad que podés utilizar para mitigar la huella digital de tu navegador o hacer que no sea original.

Las siguientes prácticas harán que tu identidad sea más difícil de rastrear y evitarán que los anunciantes obtengan información extremadamente personal sobre tu historial de navegación web.

Deshabilitá Flash

Si sos un usuario de Chrome, entonces no debés preocuparte por el Flash porque Chrome dejó de usarlo a finales de 2020. Además, muchos sitios de buena reputación también han dejado de usar Flash, lo que es una obviedad porque se está convirtiendo en una reliquia del pasado.

La mayoría de los expertos creen que el Flash no tiene otro propósito importante que la recopilación de datos de huellas dactilares. Podés deshabilitarlo o desinstalarlo de inmediato porque no lo necesitás si no lo estás utilizando explícitamente para un propósito específico. De lo contrario, seguirá rastreando tus datos por un corto tiempo porque las versiones más nuevas de todos los principales navegadores ya han decidido dejar de admitirlo.

Revisá extensiones y complementos

Las extensiones y complementos del navegador pueden ser excelentes recursos para navegar. Pueden proporcionar integraciones más profundas a los servicios que utilizás todos los días. Pero estos también pueden hacer que sea mucho más fácil para otros rastrearte.

Pero pensálo: cuantas más extensiones y complementos tenga tu navegador, más exclusiva será la huella digital de tu navegador. Esa configuración es mucho más difícil de replicar por otra persona. Es por eso por lo que debés desinstalar los complementos que no usás de inmediato e intentar usar aplicaciones de escritorio independientes como alternativas a las que usás.

Debés tener en cuenta que deshabilitar los complementos no sirve de nada. Después de todo, todavía se puede usar como tu huella digital porque permanece en tu navegador. La ruta más segura es utilizar las extensiones de desactivación de JavaScript. Deshabilitá el uso de JavaScript, a menos que lo permitas explícitamente. Esto te protegerá de un seguimiento no deseado.

Mantené todo su software actualizado

Para protegerse de los ciberdelincuentes y los ataques de piratería, intentá mantener actualizado todo tu software. Significa que debés reiniciar su navegador y, a veces, también la computadora.

Puede ser un poco engorroso, pero vale la pena si deseás reducir las huellas dactilares de tu navegador. El software más importante que debés actualizar todo el tiempo es tu antivirus . De lo contrario, dicho software no podrá detectar los últimos ciberataques, “exploits” y “malware”.

Usá el modo de incógnito o privado

Usar un modo de incógnito de tu navegador es una buena idea para reducir las huellas dactilares. Si bien no es perfecto, reduce la cantidad de información compartida con otros.

Para ver cómo está funcionando, podés visitar cualquier verificador de huellas dactilares del navegador para ver los resultados mientras estás en modo privado o incógnito que probablemente será único.

En ese caso, te recomendamos que utilices Tor para disfrutar de la experiencia de navegación más privada. Si has oído hablar de Tor, también debés haber oído que sirve para la navegación en la web oscura. Tor se usa más comúnmente para ese propósito, pero también es una excelente manera de evitar todo tipo de rastreo posible.

Usá Tor

Tor es un navegador extremadamente seguro y privado que incluye funciones antihuellas digitales, como encubrir tu sistema operativo y bloquear información reveladora como tu zona horaria y preferencias de idioma. Sin estos detalles, es mucho más difícil que se tomen las huellas digitales de tu navegador.

Sin embargo, un recordatorio: la forma más anónima de utilizar cualquier navegador de Internet es evitar la instalación de extensiones y complementos. Esa es simplemente la forma más fácil de saber quién eres, ya que muy pocas personas tienen la misma combinación de instalaciones. Quedáte con la versión predeterminada para anonimizar mejor su navegador.

Utilizá una VPN

Una red privada virtual aumenta tu seguridad en línea y la privacidad. Enmascara tu dirección y ubicación física al enrutar tu tráfico de Internet a través de un servidor de terceros. De esa manera, parecerá que estás navegando desde otro lugar.

Las VPN (sigla en inglés por red privada virtual) pueden brindarte protección contra piratas informáticos, vigilancia, ISP (sigla en inglés por proveedores de servicios de Internet) y sitios web maliciosos. Además, tu transmisión de datos a menudo está encriptada para que nadie pueda interceptarla.

Debés tener en cuenta que las VPN no impiden que los sitios web utilicen encabezados de JavaScript y HTTP para recopilar huellas digitales del navegador. Elimina tu dirección IP de los encabezados y la ecuación, pero tu huella digital aún puede ser única.

Pero siempre podés usar la combinación de todos los consejos mencionados anteriormente junto con la VPN para evitar que los sitios web recopilen tus datos de huellas digitales.

Tor permita enmascarar la navegación por la web.

Limpieza de tu huella digital más allá del navegador

Además de tu actividad en el navegador, tu huella digital se conforma de cada comentario publicado en las redes sociales, cada artículo de noticias compartido y cada compra exitosa en línea.

Este rastro de datos revela una imagen detallada de quién eres y lo que te gusta. Todos estos datos son valiosos y monetizados por servicios y aplicaciones gratuitas como Facebook, Google y Twitter. Cuando una persona navega en la web o utiliza aplicaciones, es rastreada en todas las páginas que visita. Luis Corrons, evangelista de seguridad de la empresa informática Avast, compartió los siguientes pasos para minimizar y limpiar tu huella digital más allá del navegador:

Buscá tu nombre

Ponéte en el lugar de los que quieren saber más sobre vos. Ya sean reclutadores, delincuentes o exparejas vengativas, es importante que sepas lo que vas a encontrar con sólo buscarte en la web. Utilizá varios motores de búsqueda, ya que pueden arrojar diferentes resultados.

Limpiá tus datos públicos

Las páginas web de inmobiliarias y sitios como Whitepages.com pueden tener más información sobre vos que la que quieres que sea pública. Se trata de información personal como tu número de teléfono, tu edad e incluso tu dirección. Ponéte en contacto con esos sitios web y pedíles que eliminen esa información.

Revisá tus cuentas

Durante la búsqueda de tu nombre, es posible que te encuentres con cuentas de redes sociales antiguas, publicaciones con chistes insensibles y anticuados, o entradas de blog que has escrito que revelaban demasiado de tu vida personal. La cultura cambia y podés evolucionar con ella. Revisá todo lo que has publicado y evalúalo con ojos nuevos.

Archivar y eliminar

Después de valorar los riesgos para la privacidad y el contenido negativo de tus publicaciones, es el momento de editarlas y eliminarlas. Cerrá todas las cuentas que no beneficien a tu imagen en línea (tanto ahora como en el futuro). Recordá que algunos contenidos nunca pueden ser eliminados del todo.

Aunque creas que es privado, entidades como la policía y los piratas informáticos pueden sacar a la luz cosas que no quieres que sean públicas. Es mejor no publicar nunca publicaciones negativas en primer lugar.

Ajusta la configuración de privacidad

Revisá la configuración de tu cuenta en tu navegador y aplicaciones móviles. Minimizá la exposición de tus datos personales limitando lo que la gente puede ver. Esto incluye tus fotos, publicaciones, ubicación e información personal, como tu dirección o fecha de nacimiento.

Borrá el historial del navegador

Incluso si creés que todos los sitios web que has visitado eran “seguros” para tu reputación, es una buena idea borrar el historial de navegación en forma regular. Una mayor privacidad en Internet evita que se husmee en el historial y ayuda a que tu navegador funcione más rápido.

Limpiá tu computadora

Los archivos temporales, los duplicados, los que creías haber eliminado y las fotos de baja resolución pueden ralentizar tu computador y, además, crear un riesgo de seguridad.

Limpiá tu teléfono

Cuanto más usás tu teléfono, más basura acumula. Los mensajes de texto antiguos, las cookies, las imágenes y los datos del historial del navegador ocupan mucho espacio de almacenamiento. Si los datos no existen, no pueden ser utilizados en tu contra. Además, tu teléfono rinde más. Limpiá el interior de tu celular cada pocas semanas.