“sabian-que-estaba-siendo-abusada”:-el-testimonio-de-simone-biles-en-el-juicio-al-medico-pedofilo-larry-nassarDeportes 

“Sabían que estaba siendo abusada”: el testimonio de Simone Biles en el juicio al médico pedófilo Larry Nassar

El mundo vio este miércoles una imagen de Simone Biles muy diferente a la que está acostumbrado a ver. La estadounidense, una de las más grandes deportistas de la historia, dejó ver su lado más humano y más vulnerable -más aún que el mostró en los Juegos Olímpicos de Tokio, en los que se bajó de varias finales para cuidar su salud mental- al testificar ante el Comité Judicial del Senado de Estados Unidos en el marco de un proceso que está evaluando los errores que cometió el FBI al investigar los abusos sexuales que cometió Larry Nassar cuando era el médico del equipo nacional de gimnasia.

La gimnasta, ganadora de 19 títulos mundiales y cuatro oros olímpicos, se quebró al contar el “horror” que sufrió en manos del ex doctor, que hoy cumple una condena de hasta 175 años tras declararse culpable de siete de los más de 140 cargos de agresión sexual de menores en su contra más otra de 60 años por pornografía infantil.

No quiero que ningún otro joven atleta olímpico o ningún otro individuo sufra el horror que yo y que otros cientos han soportado y continúan soportando hasta hoy“, comentó con la voz entrecortada por la emoción, hasta el punto que rompió a llorar ante decenas de legisladores que la observaban en silencio.

“Para ser clara, culpo a Larry Nassar (NdR: Se atragantó al decir ese nombre en voz alta) pero también a todo el sistema que permitió y perpetró el abuso. USA Gymnastics (USAG) y el Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos (USOPC) sabían que yo estaba siendo abusada por su médico“, sentenció.

Este es el caso más grande de abuso sexual en la historia del deporte estadounidense, y aunque ha habido una investigación completamente independiente sobre el manejo del caso por parte del FBI, ni la USAG ni la USOPC han sido objeto del mismo nivel de escrutinio“, señaló. “Estas son las entidades en las que se ha confiado la protección de nuestro apoyo y de nuestros atletas, pero parece que las preguntas o la responsabilidad y los fallos organizativos siguen sin respuesta”.

Biles también apuntó al FBI por haberle “dado la espalda” a las gimnastas.

“Después de contar mi historia completa de abuso al FBI en el verano de 2015, el FBI no solo no reportó mi abuso, sino que cuando finalmente documentaron mi reporte 17 meses después, hicieron afirmaciones completamente falsas sobre lo que dije“, afirmó.

“Nos han fallado y merecemos respuestas”, aseguró Biles. Foto Anna Moneymaker/Getty Images/AFP

Y agregó: “Nos han fallado y merecemos respuestas. Realmente se siente como si el FBI nos hiciera la vista gorda y se desviviera para ayudar a proteger a la USAG y la USOPC. Se debe establecer un mensaje: si permites que un depredador dañe a los niños, las consecuencias serán rápidas y lo suficientemente graves“. 

El testimonio de Biles respondió a un pedido del comité judicial del Senado norteamericano, que busca aclarar por qué la oficina del FBI en Indianápolis, donde tiene la sede la federación de gimnasia, respondió de manera inadecuada y lenta a las primeras acusaciones de abuso sexual contra Nassar, lo que permitió al ex médico seguir cometiendo los abusos.

Junto a la estrella de la gimnasia estuvieron McKayla Maroney, Maggie Nichols -quien fue la primera víctima que reportó los abusos a USAG- y Aly Raisman, otras tres gimnastas olímpicas que sufrieron los abusos de Nassar y también fueron convocadas por el comité para prestar declaración.

Biles, McKayla Maroney y Aly Raisman, tres de las gimnastas olímpicas que testificaron este miércoles. Foto Saul Loeb/Pool via REUTERS

Fue como servir a niños inocentes ante un pedófilo en bandeja de plata“, afirmó con dureza Raisman, capitana del equipo olímpico estadounidense en los Juegos Olímpicos de 2012 y 2016 y que narró su experiencia en un libro publicado en 2017. Y aseguró que “le repugna” que todavía estén buscando respuestas seis años después de que se hicieron las acusaciones originales contra Nassar.

En tanto, Maroney, quien ganó una medalla de oro y otra de plata en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, le contó a los senadores que una noche cuando tenía 15 años, encontró al médico encima de ella mientras estaba desnuda, una de las muchas veces que fue abusada. Agregó que esa noche pensó que iba a morir.

Además aseguró que el FBI “la minimizó y la ignoró” después de que denunció a Nassar y dijo que la agencia retrasó la investigación mientras se abusaba de otras. “Si ellos no me van a proteger, quiero saber a quién están tratando de proteger”, agregó.

Y reflexionó: “Durante mucho tiempo todas nos cuestionamos solamente porque alguien más no nos estaba validando, dudamos de lo que nos pasó. Y creo que eso hace que el proceso de sanación sea más largo”.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA