como-cambiar-un-disco-de-estado-solido-ssd-para-mejorar-la-velocidad-de-una-vieja-computadoraTecnología 

Cómo cambiar un disco de estado sólido SSD para mejorar la velocidad de una vieja computadora

El teletrabajo al que muchos debieron recurrir como consecuencia de la pandemia dejó en evidencia las viejas computadoras hogareñas, tanto notebooks como de escritorio, no tienen las características técnicas suficientes para cumplir con las tareas laborales.

En un contexto con amplia demanda y escasez de productos, los precios en torno al hardware para la PC –mother, memorias RAM, procesadores y especialmente placas de video por la minería de criptos– escalaron rápidamente en retailers, tiendas de comercio electrónico y locales especializados.

Pero a diferencia de lo que se cree, no es necesario destinar una fuerte suma de dinero para actualizar el equipo. Incluso puede alcanzar con elegir una unidad de almacenamiento SSD, y si es una con conexión NVMe la diferencia de velocidad y rendimiento es considerablemente mucho mayor.

La aparición del SSD

Uno de los mayores cambios de los últimos años en el mundo del hardware, fue sin dudas la llegada de los discos de estado sólido o SSD (Solid State Drive).

Gracias a unas velocidades de transferencia y de lectura mucho más rápidas que las de los discos mecánicos tradicionales, con ellos las computadoras no solo inician el sistema operativo en segundos, sino que también son muchísimo más rápidas abriendo programas y trabajando con ellos.


Las computadoras con más de 5 años de antigüedad quedan como nuevas con un SSD. Foto PxHere.

La popularidad del protocolo más moderno y está optimizado para las altas velocidades de los nuevos discos SSD llegó en 2006 de la mano de Samsung, sin embargo su origen se remonta a 1991.

Su desarrollado corrió por cuenta de consorcio de fabricantes específicamente para las unidades SSD con el fin de superar el límite de velocidad de escritura impuesto por la conexión SATA de los discos mecánicos. La clave es un lenguaje mucho más eficiente para que se comuniquen los dispositivos de almacenamiento y la PC.

Actualmente, los SSD están recomendados absolutamente para todos los usuarios. De hecho, la gran mayoría de los equipos nuevos ya vienen con uno de fábrica y el usuario incluso los están actualizando por un tema de capacidad, pero es indiscutible la diferencia que produce el uso de una de estas unidades en comparación con el disco rígido tradicional.

“La performance en una computadora depende exclusivamente del subcomponente más lento. Entonces, si vos tenés el procesador de última generación más poderoso y en el fondo tenés un disco mecánico, el rendimiento siempre va a estar limitado”, dijo José Luis Fernández, gerente de Tecnología de Kingston para SSA, al diario Clarín.

Al tener una unidad de almacenamiento SSD que es entre 5 y 30 veces más rápida que un disco convencional, las diferencias en el rendimiento general que aporta se ven reflejadas tanto en las tareas básicas como en las más pesadas, como jugar videojuegos o editar videos, entre otras cosas.

El salto de calidad: los SSD NVMe

Dos décadas más tarde y para mejorar aún más la performance de los discos de almacenamiento, surgió el protocolo NVMe (Non-Volatile Memory Express). Este estándar abierto utiliza las conexiones PCI-Express para conectar la unidad de almacenamiento a la placa base en forma de tarjeta M.2.

A diferencia de aquellos que utilizan el puerto SATA, las unidades de almacenamiento NVMe tienen la flexibilidad de alimentarse directamente de la placa madre y emplear unos tiempos de acceso similares a los de la memoria RAM.


Un usuario de computadoras puede instalar un disco SSD NVMe M2 en una laptop sin tener demasiados conocimientos en informática. Foto: captura.

Las conexiones PCI-e se caracterizan por tener varios canales (o “carriles”). Igual que en una autopista pueden circular más autos que por una ruta, por eso el PCI-e podremos enviar datos de manera más rápida. Al poder utilizarlos todos en paralelo, la velocidad de lectura y de escritura es mucho más veloz en un disco NVMe que en uno SATA.

“La característica de los SDD NVMe es que ya se está volviendo de a poco el formato más popular por sobre el SATA, que es el tradicional, y es el que se comparte con el disco mecánico. Las ventajas de los M2, que también se llaman ahora en BBM por su interfaz son mucho más rápidos todavía, como mínimo 4 veces más rápido que un SATA convencional”, aclara el especialista de Kingston.

¿Cómo identifico si mi notebook soporta un SSD NVMe M2?

La placa madre de una notebook puede o no tener conectores M2 para estas unidades de almacenamiento ultra rápidas. Para eso habrá que tener en cuenta ciertos identificadores de la placa madre. 


El conecto para discos SSD NVMe está identificado con la letra M en uno de los extremos. Foto: captura.

En primer lugar, las notebooks con disco mecánico tienen soporte por defecto para discos SSD, ya que ambos se conectan a través del puerto SATA. En tanto, los NVMe M2 al ser más novedosos están disponibles en equipos más actuales, por ejemplo aquellos que cuentan con chip Intel o AMD Ryzen a partir de sexta generación (2015).

Otro dato clave está en el número de ranuras que posee el conector de esta memoria ultrarápida de almacenamiento. Si posee solo una (M), esta unidad se podrá conectar con un dispositivo de almacenamiento PCIe / NVME. Si tiene dos (M y B) es para un dispositivo de almacenamiento SATA. 


Discos de estado sólido en formato SATA y NVMe. Foto Kingston

En la actualidad, Western Digital, Gigabyte, Kingston, Spectrix, Samsung, Seagate y Corsair son algunas de las marcas que venden esta clase de productos en sitios oficiales o tiendas de ecommerce de Argentina.

Como suele suceder con este tipo de hardware, los precios varían de acuerdo a la capacidad de almacenamiento. Por ejemplo, uno de 256GB puede conseguirse en un valor cercano a los 6 mil pesos, mientras que el de 2TB a partir de los 75 mil.

Así, vale aclarar una cuestión: tanto los SATA como los NVMe son muchísimo más rápidos que los tradicionales discos mecánicos, con lo cual, cualquiera de los dos upgrades​ redundan en una mejora sustancial de la performance.

Pero si se está en la posibilidad de elegir y se tiene puerto M2, es probable que sea una buena opción ir por un NVMe para estar aún más cubiertos y darle una vida útil más larga a nuestro equipo.

SL

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA