humoristas-en-pandemia:-¿que-hacen-las-figuras-del-stand-up-porteno?Tecnología 

Humoristas en pandemia: ¿qué hacen las figuras del stand-up porteño?

Después de meses de distanciamiento social, sin el calor de los aplausos ni las risas acaloradas, la vuelta al confinamiento más estricto encuentra a los “estandaperos” –al igual que tantos artistas– con el aforo reducido en los teatros.

“Esto es una segunda temporada de pandemia, de crisis, de encierro, para mí y para mis colegas también, No lo esperaba tan pronto, pero la verdad es que apenas cerraron los teatros, con todas las complicaciones que tiene el resguardarse para nuestra tarea, que en lo laboral se súper contrae, en dos semanas se modificó toda nuestra realidad. Pero a diferencia de la incertidumbre del año pasado, este momento lo vivo con la esperanza de que cuando se vuelva a los teatros, por más paulatino que sea el regreso, ya no habrá vuelta atrás. Estoy esperando un encuentro así con el público. Para mí es una necesidad”, asegura el talentoso Martín Pugliese, y sin dudas sus palabras reflejan el sentir de la mayoría de sus colegas comediantes, entre los sectores más golpeados por la pandemia.

A continuación, un informe para saber en qué andan los talentos del stand-up, un género con tradición muy fuerte en los Estados Unidos, surgido en los ambientes nocturnos a finales de la Segunda Guerra y que durante mucho tiempo funcionó como una suerte de división inferior en el mundo del humor en los años 70 y 80. En la Argentina desembarcó con la crisis de 2001 junto a una nueva generación de humoristas, hoy ya consolidados en sus carreras, que a la vez abrieron paso a los talentos más precoces y esperpénticos.

Martín Pugliese en Sinatra, la voz al final del túnel

En estos días presenta Sinatra, la voz al final del túnel, su último unipersonal de stand-up on demand en Paseo La Plaza donde a partir de la visita del cantante a la Argentina aborda una historia de planificaciones y desaciertos en clave humorística (entradas por Plateanet).

“Los yankis le ponen un nombre a esto: One Man Show, cuando el show tiene un concepto único o una historia que lo atraviesa. Justamente, la visita de Sinatra a la Argentina tiene que ver con el concepto del show, que atraviesa las crisis de 1981, la del 89 con la hiperinflación, la de 2001 y la de 2018”, resume Pugliese.

A su vez, para enfrentar la crisis cuenta que abrió un curso online de stand-up para aquellos que quieran armar su primer monólogo ([email protected]) y anuncia que en julio lanzará la tercera temporada de Se juntan y hablan, programa en vivo por YouTube junto con Seba Naldi (ex radio Pop) donde conectan Canadá y la Argentina para charlar de cosas cotidianas que los interpelan.

Laila Roth opta por el Twitch

Laila Roth

“Durante el verano estuve haciendo funciones en terrazas y lugares abiertos, y ahora estoy esperando que pase la segunda ola para volver a actuar y estrenar chistes nuevos”, asegura por su parte la talentosa Laila Roth.

Mientras tanto, mantiene la llama encendida con sus transmisiones en Twitch (lunes, miércoles y viernes, a las 21; sábado, a las 22) donde junto al público y distintos invitados comentan videos, juegan algunos juegos y leen historias del tipo Elige tu propia aventura, pero mezclado con Cincuenta sombras de Grey.

Para Fernando Sanjiao, la mejor opción es el Zoom

Los últimos meses estuvo presentando por streaming su último unipersonal, Solo, que grabó en abril y está muy actualizado, con reflexiones sobre la vida en pandemia y cuarentena que generó una muy buena respuesta del público. Por otro lado, anuncia que está a punto de estrenar El Charlatorio 2, un show interactivo por Zoom junto a Luciano Mellera.

“El Zoom, de alguna manera, nos sube a todos al escenario, y por eso se nos ocurrió hacer un show con la cuestión de la identificación inmediata del stand-up, sumada al formato de interactividad plena que tiene, El público no está obligado a hablar, pero sí vota y también lo hacemos dibujar”, cuenta Sanjiao el germen de este show que debutará el próximo 17 de junio con nuevas temáticas y juegos, donde con la compra de la entrada el público recibe un mail con instrucciones y un temario de opciones.

Además, cuenta que está escribiendo como creativo para Las chicas de la culpa, el exitoso show con Natalia Carulias, Fernanda Metilli, Connie Ballarini y Malena Guinzburg“>Las chicas de la culpa, el exitoso show con Natalia Carulias, Fernanda Metilli, Connie Ballarini y Malena Guinzburg.

“Además del talento de sus protagonistas para la comedia y el juego, creo que su éxito se basa en la libertad que da el streaming como medio independiente para que ellas puedan hacer una comedia súper libre y conecten tanto con su público”, concluye Sanjiao.

Dalia Gutman Archivo

Dalia Gutmann

La humorista acaba de estrenar Ida y vuelta, un programa de entrevistas que conduce todos los viernes, a las 12, por Canal (á). “Son entrevistas a gente del arte y el espectáculo, productores, artistas, músicos, y periodistas. Son charlas un poco reflexivas acerca de sus carreras, y que a la vez intentan ser inspiracionales para que aquel que lo vea se envalentone para hacer lo que le gusta”, cuenta la comediante (y locutora). Serán quince entrevistas, y entre las personalidades desfilarán Matías Martin, Carlos Rottemberg, Ricky Pashkus, Malena Guinzburg, Darío Sztajnszrajber, Jairo, José María Muscari, Violeta Urtizberea, Austin “Soy Rada” Aristarán, entre otros.

A su vez, luego de estrenar Tengo cosas para hacer, su último unipersonal que presentó entre febrero y abril en el Maipo, sueña con volver al teatro algún día.

“Soy muy de ir reescribiéndolo función a función, así que hasta abril el show fue creciendo. Tengo cosas… es una continuidad de Cosas de Minas, un show totalmente nuevo donde hablo un poco de ésta época tan loca en la que vivimos, todo el tiempo, llenos de cosas para hacer, y también de algunas emociones que nos atraviesan –sobre todo a las mujeres– como la culpa, la autoestima, y también la felicidad y la tristeza. Espero que, dentro de poco, cuando estemos vacunados, podamos volver al Maipo para seguir. Estaba recién empezando a tomar vuelo”, se despide Gutmann.

Sebastián Wainraich

Luego de despedirse de la Metro 95.1 en diciembre del último año, en marzo debutó en Urbana Play 104.3, con Vuelta y media junto a Julieta Pink y Pablo Fábregas. “Estamos muy pilas, el cambio nos renovó la energía, estamos muy encendidos, muy motivados, en una etapa muy creativa. Nos entendemos mucho y decimos cualquier cosa al aire; estamos poniendo mucha artística, mucho contenido, y sobe todo le dimos otro ritmo al programa, típico de un magazine radial. Ahí en la radio hay comedia también, es un lugar al que me gusta ir todos los días y que ahora es multimedia, nos pueden escuchar, y los que quieran también nos pueden ver”, advierte.

Además, adelanta que por estos días está grabando la segunda temporada de Casi Feliz, la serie con guión de su autoría y dirección de Hernán Guerschuny, que también protagoniza para Netflix.

“La estamos grabando como podemos, pero la grabamos. Obviamente rodar hoy, con todos los protocolos, es entrar a la NASA, pero estamos muy contentos. Mucho no puedo adelantar, sólo que tenemos actores invitados nuevos y en esta nueva temporada se profundiza la comedia y algunos personajes laterales o de reparto”, anticipa.

Brian Rullansky, en “modo Clark Kent”

Brian Rullansky

Si bien durante el verano hizo presentaciones al aire libre, asegura que haber pasado ocho meses sin actuar fue duro, le sirvió para empezar de cero, re aprender el oficio y volver con un amor renovado por el stand-up. “Mientras tanto, para no acumular chistes durante meses, hace unas semanas empecé a contarlos a cámara y a subirlos a mi Instagram (@brullansky)”, anuncia.

Por otra parte, sostiene que se está tomando tranquilo este alejamiento de las actuaciones en vivo. “Más allá de algún rodaje publicitario, estoy en una ‘fase Clark Kent’, con un trabajo de oficina que me salva de caer en la indigencia. También estoy aprendiendo a tocar un instrumento y yendo a correr todos los días. ¡Me convertí en lo que más odiaba!”, bromea. “Lo que me tiene más entusiasmado es mi incursión en la escritura. Aunque apenas puedo conjugar un verbo, me puse a escribir unos cuentos. Casi todos están basados en mis vivencias como comediante. Esos cuentos son una forma de canalizar a mi Bukowski interno, pero con mucho menos alcohol. Si estuviésemos en 2008, los subiría a un blog. Creo que, si junto algunos que me gusten y no me muero de vergüenza, voy a sacar un librito, aunque sea en formato e-book”, anuncia Rullansky.

Gonzo Vizán también apuesta por Twitch

“El teatro es mi principal fuente de laburo y además es mi pasión, así que la pandemia no sólo tuvo un impacto fuerte en mi bolsillo sino anímicamente.

Por suerte encontré en Twitch un espacio que logró reemplazar ese vacío artístico, ese día y vuelta inmediato que ofrece el teatro. Si bien no los veo ni los escucho, me escriben en vivo sus risas, sus comentarios, veo si hay más o menos gente, y de alguna manera eso me sirve de parámetro al igual que el público en show”, señala por su parte el humorista con fuerte presencia en esa red social, que por estos días también da clases de stand up y es panelista en Alta Voz, un programa de debate en la TV Pública, y eso además de mantenerme activo me ayuda a pagar las expensas.

“En Instagram o cualquier otra plataforma se te ocurren cosas, y así como se te ocurre queda, la gente reacciona a eso y listo, no hay más. En el teatro y en Twitch encuentro la posibilidad de profundizar en las ideas, si está gustando me meto más, ramifico, sigo, y si veo que no pasa nada busco otra cosa” se lamenta el humorista. Y concluye: “Lo que extraño hacer stand-up no lo puedo explicar. Es lo que mejor hago en la vida, me llena el alma, y no hacerlo me deja un vacío enorme”, se lamenta.

A Juan Barraza se lo puede ver por YouTube

Juan Barraza

Acaba de estrenar en Hasta ahora, en YouTube, un show de stand-up grabado y editado íntegramente durante la pandemia (youtu.be/UZDSm0WLC58). Además, presenta un show en vivo por mes en su canal de YouTube (el próximo será el 12 de junio) a la gorra virtual, donde repasa monólogos su extensa trayectoria de 15 años que está cumpliendo ahora, junto a su guitarra, una sección de actualidad y un invitado sorpresa.

Conocé The Trust Project