restricciones:-que-pasara-con-los-tramites-y-la-atencion-en-las-dependencias-de-la-ciudadTecnología 

Restricciones: qué pasará con los trámites y la atención en las dependencias de la Ciudad

La semana próxima la ciudad de Buenos Aires estará paralizada. No será un cierre total, pero tendrá la apariencia de lo que ocurrió durante varias semanas de 2020, cuando rigió la cuarentena más estricta por la pandemia de coronavirus. Actividades recreativas, comerciales, deportivas, sociales y educativas se pondrán en pausa hasta fin de mes. También, y para lograr el mayor efecto posible, se postergarán los trámites públicos en todas las dependencias del Estado.

Con los feriados del lunes y martes la semana solo tendrá tres días hábiles. Al igual que con las suspensión de las clases presenciales el miércoles, jueves y viernes serán reprogramados los turnos para realizar Verificación Técnica Vehicular, trámites en los registros civil y en la Administración Gubernamental de Ingresos Públicos (AGIP), licencia de conducir, Agencia de Protección Ambiental (APRA), Agencia Gubernamental de Control (AGC), grabado de autopartes, verificación policial del automotor y Defensa del Consumidor, y el resto de las diligencias.

Las personas que contaban con turnos para esos días serán contactados mediante la línea 147 para ofrecerles nuevos horarios a partir del 31 de mayo, el día después que se cumplan los nueve días de restricciones anunciadas ayer por el presidente Alberto Fernández y que tendrán impacto en gran parte del país.

En las primeras horas del día no había una definición acerca de suspender o no los trámites y se iba a esperar a la publicación del Decreto de Necesidad de Urgencia presidencial y a la realización de una reunión interministerial. Pero con el correr de la mañana, según pudo saber LA NACION, hubo un cambio de estrategia, con el objetivo de mostrar mayor compromiso de parte de la Ciudad con las medidas que entran en vigencia desde esta noche.

En la ciudad, la semana próxima, también cerrarán las escuelas, quizás la medida de mayor impacto, poniendo fin a la presencialidad vigente desde el 17 de febrero y sostenida cuando comenzaron las restricciones en toda el área metropolitana con intervención de la justicia. Según informó el Gobierno, el calendario escolar se correrá y los tres días perdidos de la semana próxima se recuperarán en forma presencial entre el 20 y 22 de diciembre. “A partir del lunes 31 de mayo el DNU plantea la vuelta a la situación actual. Ante esto desde la Ciudad reafirmaos que lo primero que se va a abrir son las escuelas”, sostuvo el Gobierno,

En toda la ciudad la circulación estará restringida entre las 6 y las 18 y deberá realizarse en las inmediaciones del domicilio o por razones especialmente autorizadas. Solo se permiten actividades de cercanía como ir a la farmacia, comprar a un comercio, hacer caminatas, pasear a las mascotas, pero sin permanencia en los espacios públicos.

Además se cerrarán con un vallado 71 de los 127 accesos y egresos a la ciudad y los habilitados estarán disponibles para las personas con permisos para circular los cuales serán requeridos por la Policía de la Ciudad y las Fuerzas Federales. El transporte público seguirá siendo exclusivo para los trabajadores de tareas esenciales; se van a reforzar los controles en los centros de trasbordo y en los accesos del subte.

Los encuentros sociales estarán prohibidos en todos los ámbitos, tanto en espacios abierto como cerrados. En las plazas y parques los patios de juegos permanecerán cerrados y solo podrán practicarse deportes individuales. Para el cumplimiento de estas normas habrá 3000 concientizadores en todos los barrios.

Los turnos de los trámites que se realizan en las comunas también se reprogramarán

Los 40.000 consorcios porteños deberán reforzarán las medidas de cuidado en edificios, que deberán mantener cerrados los espacios de uso común como parrillas o gimnasios, para evitar las reuniones sociales. Habrá más de 5000 personas de los equipos de Gobierno que recorrerán los edificios para informar sobre las nuevas restricciones.

Los clubes deberán estar cerrados durante la próxima semana y no se podrán realizar ceremonias religiosas. Mientras tanto, los comercios considerados esenciales seguirán abiertos y los no esenciales estarán habilitados para atender, pero de la puerta hacia afuera. Los locales gastronómicos podrán trabajar bajo la modalidad de delivery o de retiro en el local.

Conocé The Trust Project