israel-desplaza-tropas-a-la-frontera-con-gaza-y-analiza-una-ofensiva-terrestreTecnología 

Israel desplaza tropas a la frontera con Gaza y analiza una ofensiva terrestre

JERUSALÉN.- La violencia en el conflicto entre Israel y Hamas sigue en aumento. El despliegue militar de las tropas israelíes en la frontera con Gaza puede ser al anticipo de una ofensiva terrestre, situación que podría derivar en una “guerra a gran escala”, dijo la ONU.

El ejército de Israel está trabajando en un plan de ataque para una posible operación terrestre en Gaza que lleva “varias etapas de preparación”, una iniciativa que será evaluada hoy por la tarde por los jefes de las cúpulas militares, según informó un vocero del ejército israelí.

Israel convocó a 7000 reservistas para la movilización en Gaza. La medida recuerda incursiones similares durante las guerras de Israel-Gaza de 2014 y 2008-2009.

El proyecto surge luego de que el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, rechazara en la noche de ayer la propuesta de Hamas de alto al fuego, la cual se llevó a cabo a través del Ministerio de Exteriores de Rusia.

Soldados israelíes se refugian en su posición en el sur de Israel en la frontera con la Franja de GazaMENAHEM KAHANA – AFP

Las ONU y Egipto, país que comparte sus fronteras con Gaza y que ha adoptado el rol de mediador en conflictos previos entre Israel y Palestina, exigieron que se rebajen las tensiones y que se negocie un acuerdo.

“Detén el fuego de inmediato. Estamos escalando hacia una guerra a gran escala “, dijo Tor Wennesland, el Coordinador Especial de la ONU para el Proceso de Paz de Oriente Medio, en una publicación en Twitter.

Wennesland destacó que “el costo de la guerra en Gaza es devastador y lo está pagando la gente común” y llamó a todos los líderes del mundo a “asumir la responsabilidad de la desescalada … detener la violencia ahora”.

Voceros militares israelíes dijeron que la aviación bombardeó Gaza más de 600 veces desde el lunes y que los movimientos armados palestinos de Hamas lanzaron más de 1600 cohetes hacia Israel en ese mismo periodo.

Mientas continúan los lanzamientos de misiles entre ambos bandos, la violencia se trasladó a las calles con enfrentamientos entre judíos y la minoría árabe del país que empeoraron de la noche a la mañana.

Agentes israelíes patrullan durante enfrentamientos entre árabes, policías y judíos, en la localidad de Lod

La policía israelí informó anoche que al menos 374 personas fueron detenidas y 36 policías resultaron heridos por la violencia intercomunitaria. Además, al menos dos palestinos fueron baleados y un hombre judío fue apuñalado en Lod, que según su mujer fue atacado por un grupo de personas que gritaban “Alá es el más grande”.

Ante el conflicto en auge, Estados Unidos mandó a un enviado, Hady Amr, a la región para intentar mediar la situación. El presidente Joe Biden dijo que espera que los combates “se cierren más temprano que tarde”, aunque aseguró que Israel tiene el derecho a defenderse de los ataques de Hamas.

Desde que el conflicto se salió de control el lunes, al menos 83 personas murieron en Gaza, dijeron los médicos, dificultando la situación de los hospitales que ya estaban bajo una fuerte presión a causa de la pandemia.

“Nos enfrentamos a Israel y al COVID-19. Estamos entre dos enemigos”, dijo Asad Karam, un trabajador de la construcción de 20 años, de pie junto a una carretera dañada durante los ataques aéreos.

En los últimos ataques palestinos, un cohete se estrelló contra un edificio cerca de la capital comercial de Israel, Tel Aviv, hiriendo a cinco personas, informó la policía. Las sirenas sonaron en las ciudades del sur de Israel y miles de personas corrieron en busca de refugio.

Según el ejército, siete personas murieron en Israel. “Todo Israel está bajo ataque. Es una situación muy aterradora”, dijo Margo Aronovic, una estudiante de 26 años, en Tel Aviv.

Agencias AFP y Reuters

LA NACION

Conocé The Trust Project