nueva-inversion-en-vaca-muertaEconomía 

Nueva inversión en Vaca Muerta

La petrolera Phoenix recibió una concesión no convencional en Mata Mora, dentro de la formación de Vaca Muerta, en Neuquén. La empresa invertirá US$ 110 millones en distintas etapas, hasta abril de 2026.

Phoenix tenía una concesión de exploración, pero ahora pasó a una concesión de exploración no convencional, que puede durar hasta 35 años, sujeto al compromiso de ciertas inversiones.

La compañía está conformada por Andes Energía -entre cuyos accionistas está José Luis Manzano- y El Trébol, pero el mayor accionista es el fondo Mercuria (un trader de commodities global), según explicó Pablo Bizzotto, CEO de la empresa.

Los derechos de exploración sobre la parte sur del área están compuestos por un primer período con vencimiento en abril 2022 y un segundo período de cuatro años con vencimiento en abril 2026. Allí terminan los primeros cinco años y se pueden obtener 30 años más. “Vamos a ir desriskeando (quitando el riesgo) al área, planificando el desarrollo, realizando la sísmica 3-D”, explica Bizzotto, que lleva más de dos décadas en la industria y hasta el año pasado fue vicepresidente de Upstream de YPF. Antes fue gerente general de Operaciones del golfo San Jorge para PAE.

La concesión incluye una fase piloto con ciertas actividades que deben llevarse a cabo antes de marzo de 2026. Phoenix hará 4 pads de tres pozos horizontales cada uno, con ramas laterales de 2.150 metros en promedio. La actividad de exploración incluye un programa de sísmica 3D.

La concesión está a nombre de la empresa petrolera provincial, Gas y Petróleo del Neuquén S.A. (GyP), con una participación de Phoenix del 90% a través de un contrato asociativo con GyP, que tiene el 10% restante en dicho contrato.

Phoenix tiene más licencias de exploración, que no son aún de concesión. Entre ellas, están Corralera (son 3: sur, noreste y noroeste) y La Tropilla, ambas de petróleo. Por el lado del gas, poseen, Aguada de Castro 1, Aguada de Castro 2 y Santo Domingo (gas).

“En Estados Unidos es común encontrarse con empresas ‘independientes’, es decir que no son grandes, en los desarrollos no convencionales. Nuestra idea es ser un jugador en ese sentido, con el respaldo de un fondo grande -como Mercuria-, pero como una petrolera que recién comienza a hacer inversiones grandes en Vaca Muerta y espera poder crecer”, según Bizzotto.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA