El recuerdo de Cachito Vigil a 20 años del nacimiento de Las LeonasDeportes 

El recuerdo de Cachito Vigil a 20 años del nacimiento de Las Leonas

El deporte argentino tiene historias emocionantes que marcan la pasión y el espíritu de lucha de equipos que, pese a cualquier obstáculo, se muestran unidos y firmes para cumplir un sueño. Hace exactamente 20 años, en los Juegos Olímpicos de Sydney, se presentaban ante el mundo Las Leonas, el seleccionado argentino femenino de hockey sobre césped que se metió en el corazón de todos.

Esta historia tiene un comienzo, pero no tiene un final. Porque aquel 24 de septiembre de 2000 en la previa de un partido trascendental ante Holanda por la segunda fase de los Juegos Olímpicos, las jugadoras comandadas por Sergio “Cachito” Vigil decidieron ser Leonas para siempre y salieron a la cancha con la estampa del felino en la camiseta celeste y blanca. Fue triunfo por 3 a 1 ante las naranjas que enderezó el camino hacia la final ante Australia, donde la Argentina se quedó con la histórica medalla plateada. Fue el inicio de un camino lleno de alegrías.

“Un mes antes de Sydney comenzó a nacer el símbolo de la leona, que se había se había gestado a través de muchos años a partir de jugadoras, entrenadores y muchísimas familias del hockey. Representaba el esfuerzo, la garra, el amor por el deporte y la ambición”, recuerda Vigil en una entrevista con 442. “Esa leona ya estaba lista para salir al universo y coincidió con un grupo de jugadoras que se potenciaban ante la presión”, le agrega Cachito.

La Génesis de Las Leonas

El origen de la elección del animal salvaje que identifica al hockey femenino se dio luego de una reunión en el Cenard que involucró a Cachito Vigil, la psicóloga del plantel, Nelly Giscafré, y algunas referentes del equipo. “En ese momento la leona salió hacia afuera. Les preguntábamos qué eran y todas al unísono respondieron: ¡Somos Leonas! ¿Por qué? Porque somos unidas, cuidamos a las crías y salimos a buscar la presea, que es nuestro sueño”, dice el entrenador de aquel mítico plantel. 

Pero antes de esa reunión, Vigil avisa que el marido de Vanina Oneto, la goleadora del equipo, en una sobremesa había advertido que se venía un Juego Olímpico especial y que el equipo debía tener un símbolo que las representara, como Los Pumas en el rugby. “No sé cuál será, pero ustedes tienen garra y tienen alma”, anticipó. La leona era ese símbolo, sin dudas.

Llegó la hora de materializar ese logo y Vigil debió conseguir a la persona que se hiciera cargo de armar el bosquejo del animal. Se lo consultó a su mujer, quien lo derivó a su hermana Margarita y, tras el primer borrador, le pidió ayuda a Inés Arrondo, jugadora del equipo y además diseñadora. El boceto quedó listo a días de embarcarse rumbo a Nueva Zelanda para la gira previa a los Juegos de Sydney. El tiempo apremiaba, pero Cachito logró que se llegara al filo del viaje con los bordados en las camisetas.

Ya en Sydney, las jugadoras recibieron un regalo especial que marcaría sus vidas. Cachito Vigil y el resto del cuerpo técnico les regaló a cada una la remera de tiempo libre con el logo bordado de la leona, la camiseta de la selección con el mismo símbolo y una carta. “Fue increíble. Salieron todas de sus habitaciones con la remera”, se emociona Cachito.

A la caza de la presea

En la charla previa al partido contra Holanda, que la Argentina debía ganar para mantener la ilusión de pelear por una medalla, la capitana Karina Masotta le dijo al cuerpo técnico que era hora de sacar a la cancha la camiseta de Las Leonas. “Llegó el momento de cazar la presea. Las Leonas habían elegido el momento que iban a nacer para el hockey. Ya habían nacido para ellas. Fue un momento de silencio, en donde todos éramos uno”, reflejó Vigil.

Luego de ese 3-1 ante Holanda, Las Leonas se lo dieron vuelta a China (2-1) y aplastaron a Nueva Zelanda (7-1) para disputar la final ante el local Australia. Se logró la medalla de plata, la primera de una sucesión de podios olímpicos, títulos mundiales y en Champions Trophy. La historia continúa y Las Leonas siguen unidas, como hermanas, esperando para dar el zarpazo y cazar una nueva presa.

“A partir de ese momento fue un ante y un después en nuestras vidas. Una bisagra. Y lo más grande es que aquella leona fue una fuerza colectiva del hockey. Por eso hizo que a partir de Sydney 2000 se haya revolucionado un deporte como el hockey. No me va a alcanzar al vida para agradecerle al hockey, y al plantel todo lo vivido”, cierra el DT que condujo a Las Leonas y hoy encabeza el equipo femenino de Chile.

El plantel completo de Las Leonas en Sydney 2000

Jugadoras: Mariela Antoniska, Magdalena Aicega, Inés Arrondo, Luciana Aymar, María Paz Ferrari, Anabel Gambero, Soledad García, María de la Paz Hernández, Laura Maiztegui, Mercedes Margalot, Karina Masotta, Vanina Oneto, Jorgelina Rimoldi, Cecilia Rognoni, Ayelén Stepnik y Paola Vukojicic. Entrenador: Sergio Vigil. PF: Luis Barrionuevo.

Articulos relacionados

Leave a Comment