Economistas coinciden en que la baja del déficit fiscal es clave para desacelerar la inflaciónEconomía 

Economistas coinciden en que la baja del déficit fiscal es clave para desacelerar la inflación

Coloquio de IDEA 2019. Foto: IDEA

Bajar el déficit fiscal será la clave para evitar que se acelere la inflación, según coincidieron los economistas que participaron de la Experiencia de Agroindustria organizada por IDEA, que consideraron además que el tipo de cambio está en un buen nivel y no hay condiciones para un “overshooting”, es decir, poco margen para que se dispare una devaluación.

La economista de EcoGo, Marina Dal Poggetto, evaluó que no hay un fuerte atraso tarifario y que -por el desplome de las importaciones- hay un saldo en la balanza comercial favorable. “Tenemos una oportunidad histórica para resolver el tema inflacionario a través de la corrección fiscal, para avanzar a la desinflación”, señaló en función de los desafíos para salir de la recesión.

“El escenario estable o de alta inflación lo van a definir la posibilidad de consolidar las cuentas fiscales. Si el agujero fiscal pasa de 7% del PBI este año a 2 puntos el año que viene, se puede manejar. Si eso falla, el escenario de inflación puede estar en tres dígitos”, remarcó la economista.

Prevén baja del 12,5% del PBI e inflación del 39,5%

Para Ricardo Arriazu, de Arriazu y asociados, la inflación hasta el momento fue del 2%, aunque advirtió por una aceleración debido a la inercia. “Hay muchos sectores que quieren volver a sus precios históricos”, dijo durante al precoloquio de IDEA que habitualmente se realiza en Rosario y que por la pandemia de coronavirus, se realizó de forma virtual. Prevé una suba de la inflación en la segunda parte del año y 2021, aunque aclaró que “mientras que el tipo de cambio oficial esté controlado no será un problema”. 

La clave para la “desinflación” según los economistas es que la recaudación vuelva a crecer por encima del gasto, algo que confiaron se puede lograr en base a la recuperación del consumo y la producción. Según detalló Dal Poggetto, para llegar a un déficit del 2% del PBI, el gasto debería crecer al 20% y la recaudación al 60%. Los lineamientos se verán en la ley de Presupuesto que llegará al Congreso el próximo mes.

Dólar

En ese sentido, el economista indicó que “no se puede decir que el tipo de cambio esté atrasado”. También aclaró que el dólar paralelo representa una baja porción de operaciones, aunque “eso no quiere decir que no importe”. 

Dal Poggetto consideró que el dólar del contado con liquidación (CCL) “es más alto que el pico de la devaluación de 2002” y remarcó que “no están dadas las condiciones para un escenario de overshooting” del tipo de cambio.

Cecilia Todesca: “En la pospandemia vamos a necesitar un acuerdo social de precios y salarios”

Producción

En ese contexto, Arriazu remarcó que los bancos están llenos de liquidez y no hay dudas sobre el sector, pero remarcó que “hay que evitar la quiebra masiva de empresas y reformas estructurales que mejoren la competitividad”. 

El secretario de Agricultura, Julián Echazarreta apuntó a la apertura de mercados, mejoras tecnológicas y la cooperación público privada para mejorar la producción y el ingreso de divisas. En ese marco, anticipó que habrá un proyecto de ley de fertilizantes para tratar en el Congreso en el corto plazo y reconoció que el Gobierno analiza incentivos como la eliminación de algunos derechos de exportación -retenciones- para fomentar a los sectores productivos. “Es un margen muy acotado”, aclaró en diálogo con PERFIL. 

En línea con los datos que marca el Gobierno, que ve señales de mejora, Arriazu consignó que junio mostrará una caída de la actividad del 20% pero julio “muestra que la economía está rebotando”. La Argentina “es el país que más cayó en la región pero es el que más está rebotando”, agregó.

PV / DS


Articulos relacionados

Leave a Comment