Para ver: Blown Away, el reality que demuestra que soplar y hacer botellas no es nada fácilEspectáculos Política 

Para ver: Blown Away, el reality que demuestra que soplar y hacer botellas no es nada fácil

¿Por qué lo recomendamos? Porque Blown Away es una interesante entrada al fascinante mundo de los sopladores de vidrio, verdaderos artesanos de un oficio que requiere de herramientas y materiales toscos para confeccionar piezas de extrema precisión y fragilidad.

El abarrotado catálogo de Netflix ofrece una cantidad inusitada de realities de cocina, moda y decoración. Cada tanto aparece un show como éste, que se sale de la media y presenta un universo desconocido para muchos.

Blown Away -expresión que contiene el verbo soplar pero que indica “impresionarse con algo”- es un formato canadiense similar al de realities como Masterchef o Project Runway. Aquí, diez de los mejores profesionales del vidrio del mundo se disputan el trono al mejor soplador del planeta.

Además de competir entre ellos -y contra sí mismos- estos artistas del cristal le dan batalla al calor de temperaturas de fundición, al frío necesario para terminar sus piezas y a la propia gravedad que modela -o desarma- los objetos.

Son ocho episodios hipnóticos de 23 minutos que parece invitar a la maratón. En línea con Forjado a fuego -el reality de herreros de History-, los virtuosos sopladores tienen que demostrar su destreza para convertir vidrio (en estado líquido) en sólidos objetos de baño de estilo arte pop, esculturas con temáticas de botánica o creaciones que capturen cuerpos en movimiento.

Apenas un error de cálculo en la manipulación del material o en el hálito vital que le da forma puede hacer estallar una obra en mil pedazos, arruinando un trabajo de varias horas. Porque, al parecer, soplar y hacer botellas no es tan fácil.

Blown Away

Reality-TV. Canadá. Diez capítulos de 23 minutos disponibles en Netflix. Dirigido por Mike Bickerton.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment