Miguel Pesce cree que el cepo cambiario podría relajarse si hay un acuerdo con acreedores

Aunque el Gobierno profundizó el cepo sobre la compra de dólares, el titular del Banco Central -Miguel Pesce- explicó que esas restricciones pueden llegar a aliviarse. La situación está atada a un acuerdo con los acreedores por la deuda soberana y que ese eventual entendimiento tenga buena recepción en los mercados.

“Espero que podamos liberar el mercado una vez que se resuelva esta negociación”, dijo Pesce en una entrevista telefónica el jueves por la noche. “Tendremos que ver cómo responde el mercado al estímulo si la negociación es exitosa”, dijo.

Pesce y el directorio del Central implementaron más controles el jueves en la noche, restringiendo el acceso de las empresas al mercado de divisas para pagar obligaciones en el extranjero en dólares u otras monedas.

Las empresas que liquidan bonos del Gobierno denominados en pesos para obtener moneda extranjera deben esperar 90 días antes y 90 días después de cualquier transacción. Las últimas restricciones forman parte de un mes de controles de las tasas de cambio no oficiales del país. Según las empresas, la medida les complicará sus operaciones de comercio y provocará una baja mayor de la actividad, que ya está bastante golpeada por la cuarentena.

A pesar de los estrictos controles, la suspensión de los pagos de la deuda y la cuarentena nacional por COVID-19, la caída de dólares en las reservas es casi permanente. Las personas físicas tienen una limitación de US$ 200 mensuales para atesoramiento. La balanza comercial muestra que las importaciones caen más que las exportaciones, pero nada alcanza para mejorar las reservas.

Las reservas del Central cayeron a un mínimo en cuatro años. La asistencia del FMI -fueron pactados más de US$ 57.000 millones, pero llegaron US$ 44.000 millones- no fue suficiente para calmar la desconfianza en la deuda del país. El riesgo pais, que comenzó a subir durante la segunda parte de la gestión de Mauricio Macri, volvió a escaparse y ya lleva varios meses por arriba de los 2.000 puntos. Ese indicador marca la tasa que tendría que pagar el país para tomar nueva deuda, que estaría -al menos- un 20% arriba de la deuda de los Estados Unidos.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment