Las exportaciones agroindustriales crecieron 5% en volumen en el primer cuatrimestre del año

La Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) informó hoy que los complejos de cebada, girasol, maíz, maní, soja y trigo exportaron por un volumen total de 32.167.596 toneladas (1.571.698 más que en el mismo período de 2019), por US$ 8.398 millones, lo que significó un descenso en valor del 1%.

Así, los despachos del sector agroindustrial representaron el 48% del total de las exportaciones argentinas en este período, con un aumento en la participación de 5 puntos porcentuales respecto al año pasado.

La caída en el valor de las exportaciones agroindustriales, a pesar de haber aumentado en volumen, se dio como consecuencia de la caída de los precios FOB, a causa del impacto de la pandemia de coronavirus en el precio de los commodities.

El precio promedio FOB por tonelada en este cuatrimestre se ubicó en US$ 261, lo que significó una caída del 6% respecto a lo registrado en el período enero-abril de 2019.

Los complejos que empujaron la suba del volumen exportado fueron el del trigo, maíz y maní con un crecimiento interanual del 29%, 13% y 30% respectivamente.

Así, el complejo triguero cerró el período enero-abril con un aumento interanual en los despachos del 29% hasta las 8.166.569 toneladas, mientras que en valor el crecimiento fue más escueto y se ubicó en un 13% al contabilizarse un ingreso de divisas por US$ 1.608 millones.

Por su parte, el tonelaje exportado de maíz exhibió un aumento del 13% hasta las 11.388.297 millones de toneladas, por US$ 1.961 millones, lo que significó un aumentó del 10% interanual.

El maní fue el complejo que mayor crecimiento proporcional tuvo.

En volumen, el grano con epicentro de producción en Córdoba, tuvo un salto en cantidades del 30% al totalizar despachos por 234.358 toneladas, mientras que la escalada en valor fue del 35% para ubicarse en US$ 293 millones.

En cambio, el complejo sojero tuvo una caída del 8% en los primeros cuatro meses del año, con 10,3 millones de toneladas exportadas, mientras que el ingreso en dólares reportados por los mismos cedió un 6% a US$ 3.900 millones.

Sin embargo, “el comportamiento es muy disímil en poroto de soja y en productos industrializados”, señaló la BCR, ya que los despachos de soja en grano, sin procesar, crecieron nada menos que un 55% respecto al primer cuatrimestre del 2019, a 875.821 toneladas, lo que significó en dinero un aporte extra del 51% respecto al año anterior al totalizar los US$ 302 millones.

En contraposición, todos los derivados procesados de la soja, a excepción de la lecitina, tuvieron caídas tanto en volumen como en valor.

Así, la harina de soja tuvo una merma en las cantidades enviadas al exterior de un 13% hasta las 7.578.469 toneladas por un total de US$ 2.366 millones (-13%), mientras que los despachos de aceite se redujeron 4% a 1,5 millones de toneladas por US$ 1.022 millones (-1%).

Ambos subproductos representan el 89% de los envíos del complejo sojero al exterior.

Por último, el complejo girasolero tuvo una importante caída en sus exportaciones en torno al 31% en volumen (592.786 toneladas) y en valor del 27% (US$ 294,3 millones), mientras que el complejo de la cebada perdió 22% en volumen (1.516.215 toneladas) y 31% en valor (US$ 339,5 millones).

Articulos relacionados

Leave a Comment