Cuarentena por coronavirus: George Michael en plan acústico, una joya del más refinado popEspectáculos Política 

Cuarentena por coronavirus: George Michael en plan acústico, una joya del más refinado pop

Por qué te lo recomendamos Tardó en llegar, pero la recompensa fue inmensa. El MTV Unplugged de George Michael es un exquisito manjar musical, que tuvo que esperar un buen tiempo para salir de la “ilegalidad” y ser editado con todas las de la ley.

En verdad, el MTV Unplugged del 50% de Wham! circuló desde siempre. O, más bien, desde muy poco tiempo después de aquel 11 de octubre de 1996, cuando en los estudios Three Mills Island, al este de Londres, repasó parte de lo más significativo de su repertorio, acompañado por una banda ajustadísima, un octeto de cuerdas y un coro gospel, que aparece un primerísimo plano a lo largo de todo el “show”.

El registro “pirata” de aquel momento extraordinario en la trayectoria del cantante era una pieza que andaba por ahí sorprendiendo a los fans, y también a los no tanto, con versiones diferentes de varios de sus hits, en un exacto balance de virtuosismo vocal con intensa expresividad.

Michael llegó al MTV Unplugged con 33 años, en un fantástico momento artístico, con Older salido del horno poco tiempo antes, y una madurez artística que lo erigía en una de las grandísimas figuras del pop global. De ahí, el excelente resultado del proyecto.

El comienzo, con Freedom! ’90 más que una puerta de entrada a lo que sigue, es un enorme portal de bienvenida a una experiencia maravillosa. Fastlove es casi una transición a I Can’t Make You Love Me, un tema de Bonnie Ratt que Michael lleva a un nivel superior. Y la que sigue es Father Figure, llena de cuerdas y emotividad.

Mirá también

La secuencia es demoledora. You Have Been Loved es una apelación más a las emociones, guiados por uno de los mejores cantantes que tuvo el pop a lo largo de toda su historia.Y Everything She Wants cambia por un rato la atmósfera, en dirección a un clima más “bailable” y fiestero, que se mantiene en el ritmo de Star People, mientras George pregunta “Cuánto es suficiente”.

Praying for Time es el cierre, acaso pensado como un juego con el lugar de tarjeta de presentación que había ocupado en el gran Listen Without Prejudice Vol.1; quizá como un modo de cerrar un círculo para comenzar una nueva etapa. Vaya uno a saber. Lo cierto es que a 70 días del inicio del encierro y con un futuro en el que la incertidumbre se mezcla con la intolerancia y el ansia, el final no podía ser mejor.

George Michael, un artista de calidad superior. (Foto: Caroline True/Handout via REUTERS)

“Es difícil amar, hay tanto que odiar / Aferrarse a la esperanza cuando no hay esperanza de la que hablar / y los cielos heridos dicen que es demasiado tarde / Así que quizás todos deberíamos rezar por tiempo”. Aunque no creamos.

Buenas noches.

E.S.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Articulos relacionados

Leave a Comment