San Miguel del Monte: “Todavía no sé si a Aníbal le pegaron un balazo”, dijo el tío del joven que manejabaSociedad 

San Miguel del Monte: “Todavía no sé si a Aníbal le pegaron un balazo”, dijo el tío del joven que manejaba

Este sábado en San Miguel del Monte no hubo feriado ni festejos por el 25 de Mayo. Los vecinos y familiares se reunieron en la plaza principal de esa “ciudad con alma de pueblo” para pedir Justicia por la persecución policial a los tiros que derivó en la muerte de Aníbal Suárez (22), Camila López (13), Danilo Sansone (13) y Gonzalo Domínguez (14). Rocío Guagliarello (13), sigue internada en grave estado.

Desde las 10, en un improvisado acto bajo el hashtag #vuelenaltomisguerreros y a micrófono abierto, Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo línea fundadora, habló en contra de la “violencia policial”. Pero fue el tío de Aníbal quien conmovió a todos al denunciar “la lentitud de la investigación judicial”. 

Mirá también

“Todavía no sé si a Aníbal le pegaron un balazo”, dijo. “Pido que me entreguen su cuerpo para llevarlo a Misiones“, agregó. Hablaba del conductor del Fiat Spazio que el lunes a la noche iba con cinco ocupantes y, al ser perseguido por la policía, se partió al medio al chocar contra el acoplado de un camión estacionado sobre colectora de Ruta 3. En las pericias que ordenó la Justicia, se comprobó que uno de los cuerpos tenía un orificio que se corresponde con una herida de bala. 

El reclamo de justicia en San Miguel del Monte. Foto: Luciano Thieberger / Archivo

 Ya hay 8 policías presos. A los siete iniciales luego se sumó una oficial acusada de encubrir a sus compañeros. Cuatro de esos agentes fueron imputados por homicidio doblemente agravado y tentativa de homicidio.

Mirá también

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Todavía no están claras las circunstancias por las cuales los policías empezaron a seguir al auto. La primera versión que brindó la Policía aseguraba que fue un solo móvil, que volvía de un control vehicular, el que siguió al auto y que por un llamado al 911 intentó pararlo y el 147 escapó.

Las falsedades empezaron a salir a la luz con el correr de las horas.  Se supo que fueron al menos dos los patrulleros que participaron de la persecución. Aparentemente para ocultar al segundo móvil, los policías habían dicho que se encontraba en otra localidad. Con el GPS del vehículo se supo que eso era falso. Y fuentes del caso señalaron a Clarín que otras evidencias ubican a un tercer patrullero en el hecho.

Mirá también

Lo que ahora está en duda es si verdaderamente ese operativo de tránsito del que decían volver los agentes existió. Además, las pericias iniciales comprobaron un balazo en el cuerpo de una de las víctimas y dos tiradores. 

Mientras, en la plaza los familiares seguían sin consuelo. “Nos dijeron que la semana que viene vamos a tener respuestas“, continuó su tío. Recién el jueves tuvieron acceso, aseguró, a un abogado que “llevó los papeles a La Plata”. 

Mirá también

Emanuel, hermano de Aníbal, repitió su hipótesis respecto a que los policías querían cobrarle una coima por no tener la transferencia de ese Fiat, que había comprado meses atrás.

“Fue un sábado a la mañana cuando nos pararon. Un patrullero nos hizo luces. Mi hermano paró, los policías nos pidieron los papeles y empezaron a dar vuelta. Nos dijeron que los acompañemos a la policía porque nos faltaba algo. Nos preguntaron cuánto había pagado por el auto. Y el comisario dijo que le traiga 5 mil pesos o le hacía una multa de 35 mil”, detalló.