Una bailarina de Madonna la pasó mal al salir de Israel después de actuar en el certamen EurovisiónEspectáculos Política 

Una bailarina de Madonna la pasó mal al salir de Israel después de actuar en el certamen Eurovisión

La presentación de Madonna en el Festival Eurovisión, el pasado sábado 17 de mayo, estuvo envuelta por la polémica desde mucho antes que la diva pisara el escenario del centro de convenciones de Tel Aviv, para ofrecer una deslucida actuación de poco menos de 10 minutos por la que cobró un millón de Euros.

Del cuestionamiento a su decisión de ir a cantar a Israel, desatendiendo el boicot que muchos máusicos mantienen contra el país por su política de agresión contra los palestinos, a la exhibición de la bandera palestina durante su actuación, fueron varias las críticas contra la cantante, que luego de su performance amplificaron en forma de memes.

La escena de la discordia. La idea de la coreografía fue rechazada tanto por la organización como por quienes se oponen a la política israelí hacia los palestinos. (Photo by Orit Pnini / KAN / AFP)

Newsletters Clarín

En primera fila del rock | Te acercamos historias de artistas y canciones que tenés que conocer.

Todos los jueves.

Recibir newsletter

Pero como si eso fuera poco, una de sus bailarinas también sufrió las consecuencias de sus decisiones, cuando fue demorada e interrogada por más de una hora y media por el personal de seguridad del Aeropuerto israelí.

“Gracias Madonna por haberme tenido como parte de tu presentación, y por haberme hecho llevar la bandera palestina frente a miles y millones de espectadores. desafortunadamente, la represeión en el West Bank es real. Las horas posteriores al show fueron intensas, pero nunca hubiera imaginado sentirme vigilada del modo que lo fui”, escribió Mona Berntsen en su cuenta de Instagram.

“¡Haberme quitado el pasaporte en el check-in del aeropuerto, y haberme retenido para un interrogatorio por más de una hora y media! Haber tenido que contar la historia de mi vida entera, mis razones para haber viajado a países árabes a lo largo de mi vida, mis relaciones religiosas, cuestiones familiares, haber tenido que mostrar el cronograma diario de mi estadía, y haber tenido que explicar exactamente que hice y adónde fui la ultima vez que había estado en jerusalén, tres años atrás. ¡Todo! Cuando estaba saliedno del país”, contó la bailarina.

Madonna en el centro de la escena, y una de sus bailarinas luciendo una bandera palestina, que puso la actuación de la diva en el ojo de la tormenta.

Berntsen, además, dejó su opinión acerca del porqué del maltrato. “Todo fue, presumiblemente, por haber lucido una bandera como parte de una performance que se refería a un conflicto actual, para promover la paz, la unidad y la libertad. No puedo ni imaginarme la vigilancia y la represión a la que son sometidos los palestinos cada día”. Y agregó: “Gracias, Madonna, por haber usado esta presentación para hablar del tema.” 

Previamente, la organización del certamen había señalado que la polémica inclusión de las banderas -también fue exhibida la bandera israelí- no había sido aprobada. “En la actuación en vivo, durante la final del Certamen Eurovisión de la canción, dos de los bailarines de Madonna mostraron, brevemente, las banderas de Israel y Palestina, estampadas en sus vestuarios. Este elemento no había sido parte de los ensayos, que habían sido supervisados por la organización y los responsables de la transmisión. El festival no es un hecho político, y madonna había sido advertida al respecto”, explicaron.

El festival Eurovisión también tuvo repercusiones fuera del Centro de Convenciones de Tel Aviv, donde la gente se manifestó contra la política israelí. (AP Photo/Oded Balilty)

Del otro lado, la reina del pop defendió la presentación de su nuevo alter ego. “Madame X es una luchadora libre. Estoy agradecida, por la oportunidad de difundir el mensaje de paz y de unidad con el mundo”, declaró.