El bebé de Marlen Ochoa, la embarazada que mataron para quitarle a su hijo, tiene muerte cerebral: “Esperamos un milagro”Sociedad 

El bebé de Marlen Ochoa, la embarazada que mataron para quitarle a su hijo, tiene muerte cerebral: “Esperamos un milagro”

El caso que estremeció a los Estados Unidos sigue dando muy malas noticias. Yardiel, el bebé que le arrancaron del vientre a Marlen Ochoa, la embarazada asesinada en Chicago hace algunas semanas, presenta muerte cerebral, según reportes locales. Pese a eso, su familia no pierde la esperanza: “Esperamos un milagro”.

Mirá también

Los médicos del hospital donde se encuentra el pequeño confirmaron que el recién nacido no tiene actividad cerebral. Por el momento se encuentra al cuidado de los profesionales y de su padre, Yovani López, quien quedó a cargo luego de que los exámenes de ADN confirmaran su lazo sanguíneo. Un familiar aseguró al diario británico Daily Mail que no desconectarán a Yardiel, y que esperan “un milagro”, luego de que el bebé abriera los ojos por un instante.

Yovani cuidando a Yardiel, en el hospital.

Yardiel se encuentra internado desde que el 23 de abril dos mujeres asesinaran a Marlen Ochoa, madre del niño, para quitarle el bebé del vientre en una casa de South Side, un barrio cercano a Chicago, en Illinois. Clarisa Figueroa, la principal acusada, fue quien llevó al pequeño al hospital, haciéndose pasar por la madre.

Clarisa Figueroa, con un bebé en brazos (a la izquierda) y con el pequeño Yardiel (a la derecha).

Newsletters Clarín

Qué pasó hoy | Te contamos las noticias más importantes del día, y que pasará mañana cuando te levantes

De Lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Ese día, Clarisa, de 46 años, y su hija Desiree, de 24, engañaron a Marlen al ofrecerle a través de Facebook un carro de bebé y ropa para el infante de manera gratuita. Cuando la joven fue a buscarlos, la estrangularon y le quitaron a su hijo del vientre.

“Clarisa tomó un cuchillo y cortó el vientre de la víctima de lado a lado para después remover el cordón umbilical, la placenta y el bebé del interior. Después pusieron la placenta y al niño en un balde con el cordón umbilical colgando”, detalló el fiscal del caso.

Aunque el pequeño Yardiel sobrevivió, sufrió graves daños cerebrales. Tanto Clarisa Figueroa como su hija Desiree y su novio Pitor Boback fueron detenidos y se les negó la fianza debido a que hay “una gran presunción” de que cometieron un “atroz y mortal asesinato” y que representan un peligro “real y presente” para la comunidad.

Mirá también

El padre del bebé había denunciado a la policía local la desaparición de su pareja, el 23 de abril, y pidió la colaboración ciudadana para encontrarla. Durante dos semanas pasó por varios medios de comunicación y el 9 de mayo las autoridades le informaron que habían encontrado el cuerpo de Marlen en un bote de basura y que su hijo había nacido.

El aviso de la policía por la desaparición de Marlen. (AP)

Desde entonces, Yovani dejó su trabajo y la familia inició una colecta a través de change.org, en la que esperan conseguir 25 mil dólares que irán destinados al cuidado de Yardiel y de Joshua, el otro hijo de la pareja.

En medio de la tragedia, el martes Julie Contreras, vocera de la familia Ochoa dijo que se reunieron con los directivos del hospital ya que presuntamente el Departamento de Niños y Familia (DCFS) no habría sido notificado del caso hasta el 9 de mayo. “Cómo fue posible que llegó esta señora con sangre en las manos en la cara, con el bebé y cómo es que ella fue atendida aquí en el hospital y no se dieron cuenta de la situación de que ella no tuvo ese bebé biológicamente”, se preguntó Contreras.

Yovani y Marlen, junto a Joshua, el otro hijo de la pareja.

Cinco familiares de Ochoa recibieron visas humanitarias para estar presentes en el funeral de la joven madre de 19 años que será este jueves y viernes antes de darle cristiana sepultura el sábado.