Horror en Tucumán: mataron a un joven de 21 añosSociedad 

Horror en Tucumán: mataron a un joven de 21 años

El hecho ocurrió en el barrio Nicolás Avellaneda III, en las afueras de San Miguel de Tucumán. Lucas, de 21 años fue asesinado ayer a la mañana en un enfrentamiento a tiros. Según informó el comisario general René Soria, jefe de la Unidad Regional Norte, el joven murió producto de un enfrentamiento armado entre dos familias del barrio.

Al llegar la policía al lugar, los vecinos denunciaron que habían solicitado su presencia, al escuchar numerosos disparos con armas de fuego y que había una persona herida, según un comunicado del gobierno provincial. Lucas finalmente murió producto de las heridas.

Entre lágrimas y grítos, Natalia Palavecino, hermana de Lucas, afirmó: “A mi hermano me lo mataron. Ellos habían prometido que lo iban a hacer” según informó el diario local La Gaceta. Devastada, la mujer hizo un relato de la situación del episodio fatal.

Y continuó: “La Policía no hizo ni hace nada. Incluso ellos los cubren a estos delincuentes, porque son familiares de milicos”, denunció la mujer. “Son tres hermanos que viven acá a la vuelta. Todo el barrio los conoce; ellos son los que causan todos los problemas. Roban y agreden a todo el mundo. ¿Cuándo los van a meter presos? Ya no los queremos acá”.

Al hablar de su hermano, Natalia Palavecino, expresó que “su hermano era un joven estudioso y estaba estudiando para justamente alejarse de todo esto”. Y siguió “nosotros no somos los delincuentes; ellos son los que tienen antecedentes. Lucas salió a defender a su papá y recibió un tiro en el cuello que lo mató. En la familia estamos todos muy mal y con crisis de nervios”.

Por otro lado, los vecinos también denuncian a la banda que habría sido responsable por la muerte de Lucas.

Lautaro Rivadeneira, sobrino de Lucas, detalló: “La pelea comenzó con palos y luego a tiros. Esos viven robando en el taller de chapa y pintura de mi abuelo. El otro día habían venido a amenazar y dijeron que iban a volver. Nosotros estábamos acá en la vereda y aparecieron como 10. Se hacían los ‘machitos’ y trajeron a otros matones y estaban armados. Comenzaron a hacer tiros y justo uno de esas balas rebotó en el piso y le dio a mi tío en el cuello”.

Horas después del hecho, detuvieron a tres jóvenes, quienes serían los responsables del crimen, según informaron fuentes policiales.