El casamiento de Jorge Rial: antes de dar el sí, el periodista le escribió una emotiva carta a su parejaEspectáculos Política 

El casamiento de Jorge Rial: antes de dar el sí, el periodista le escribió una emotiva carta a su pareja

A pocas horas de celebrar el amor que hace dos años lo une a la nutricionista Romina Pereiro (40), el periodista Jorge Rial (57) eligió sus redes sociales para plasmar su emoción.

Sus seguidores de Instagram (que superan el millón) pudieron ser parte de los preparativos y las últimas horas de soltero de Rial.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

“Cuando parecía que solo era un sueño inalcanzable, llegaste vos”, escribió emocionado el conductor de Intrusos (América).

“Todo se empezó a transformar en una dulce realidad. A veces la vida te pega tanto que, ante una caricia, vos te tapas con miedo. Y hay que insistir. Y vos insististe con una paciencia infinita”, expresó en la publicación acompañada de una selfie de la pareja en la playa y que ya supera los 47 mil me gusta. 

Ver esta publicación en Instagram

Cuando parecía que solo era un sueño inalcanzable, llegaste vos. Y todo se empezó a transformar en una dulce realidad. A veces la vida te pega tanto que, ante una caricia, vos te tapas con miedo. Y hay que insistir. Y vos insististe con una paciencia infinita. Me curaste. Me domaste. Me diste amor. Me tuviste una paciencia infinita. Navegamos por todos los mares. A veces tranquilos. Otros embravecidos. Pero siempre con la Costa a la vista. Sin perder el rumbo que nos marcaba el amor. Un barco que no solo nos llevaba a nosotros, también a tus hijas. A mis hijas. A nuestras hijas. De pronto me encontré con una familia. Ya me había olvidado, te confieso. Éramos tan pocos. Tres contra el mundo. Pero llegaste vos con refuerzos. Nos convertimos en legión. En indestructibles. Me gusto. Dije “de acá no me quiero ir más. Es mi lugar en el mundo”. Y me quedé. Nos quedamos. Mirándonos como dos chicos enamorados. Disfrutando de la vida. De esta segunda oportunidad que nos dió a los dos después de maltratarnos un poquito. Apenas, para que nuestro encuentro fuera un bálsamo para el corazón y el alma. Acá estamos. Ante el día más importante de nuestra vida. Vamos a casarnos en una época donde casi no se usa. Pero nosotros quisimos ir más allá. Transformar este día en un homenaje a nuestro amor. Pero también a Morena, Rocio, Violeta y Emma. Nuestras hijas. Me olvidaba! Y Francesco, mi nieto. Cumplo un sueño. Más grande de lo que imaginé. Gracias @romipereiro Gracias por darme amor. Parece fácil decirlo. Pero es un esfuerzo enorme. Vos pudiste vencer mis miedos y mis mañas. Devolverme la alegría. Hoy es el primer día del resto de nuestras vidas. Te amo ❤️

Una publicación compartida de Jorge Rial (@jrial) el

“Me curaste, me domaste, me diste amor, me tuviste una paciencia infinita”. Además, hace referencia a las familias de ambos que, en estos años de amor, supieron ensamblar: “Un barco que no solo nos llevaba a nosotros, también a tus hijas (Emma y Violeta). A mis hijas (Morena y Rocío). A nuestras hijas. De pronto me encontré con una familia. Ya me había olvidado, te confieso”.

La respuesta de la novia no tardó en llegar: “¿Te querés casar conmigo? ¡Jaja! Te amo“, escribió.

Mirá también

Luego, el periodista y la nutricionista mostraron cómo se despedían en su casa para luego reencontrarse en el salón del barrio de Saavedra donde recibirán a cerca de 100 invitados.

“Así nos despedíamos. Nos vemos en un rato en el altar”, expresó Rial en el video.

La última publicación del novio es de la preparación minutos antes de encontrarse en el altar con Pereiro. “Recta final. Mucha emoción. Feliz. Una nueva etapa. Una familia enorme. Un sueño”, escribió en el pie de una foto en blanco y negro donde se lo ve abotonándose los puños de una camisa blanca.

La carta completa de Jorge Rial para Romina Pereiro

Cuando parecía que solo era un sueño inalcanzable, llegaste vos. Y todo se empezó a transformar en una dulce realidad. A veces la vida te pega tanto que, ante una caricia, vos te tapas con miedo. Y hay que insistir. Y vos insististe con una paciencia infinita. Me curaste. Me domaste. Me diste amor. Me tuviste una paciencia infinita. Navegamos por todos los mares. A veces tranquilos. Otros embravecidos. Pero siempre con la Costa a la vista. Sin perder el rumbo que nos marcaba el amor. Un barco que no solo nos llevaba a nosotros, también a tus hijas. A mis hijas. A nuestras hijas. De pronto me encontré con una familia. Ya me había olvidado, te confieso. Éramos tan pocos. Tres contra el mundo. Pero llegaste vos con refuerzos. Nos convertimos en legión. En indestructibles. Me gusto. Dije “de acá no me quiero ir más. Es mi lugar en el mundo”. Y me quedé. Nos quedamos. Mirándonos como dos chicos enamorados. Disfrutando de la vida. De esta segunda oportunidad que nos dio a los dos después de maltratarnos un poquito. Apenas, para que nuestro encuentro fuera un bálsamo para el corazón y el alma. Acá estamos. Ante el día más importante de nuestra vida. Vamos a casarnos en una época donde casi no se usa. Pero nosotros quisimos ir más allá. Transformar este día en un homenaje a nuestro amor. Pero también a Morena, Rocío, Violeta y Emma. Nuestras hijas. ¡Me olvidaba! Y Francesco, mi nieto. Cumplo un sueño. Más grande de lo que imaginé. Gracias @romipereiro. Gracias por darme amor. Parece fácil decirlo. Pero es un esfuerzo enorme. Vos pudiste vencer mis miedos y mis mañas. Devolverme la alegría. Hoy es el primer día del resto de nuestras vidas. Te amo ❤️