Cacho Fontana y su mal momento económico: “Si no tuviera ayuda no tendría para comer”Espectáculos Política 

Cacho Fontana y su mal momento económico: “Si no tuviera ayuda no tendría para comer”

Horas antes del homenaje a Cacho Fontana (87) y Héctor Larrea (80) en Radio Nacional, el reconocido locutor que desde hace dos años y medio vive en la Clínica de Rehabilitación y Geriatría Inter Plaza confesó ante las cámaras de Debo decir (América, domingos a las 22) que si no fuera por la ayuda que recibe no tendría para comer. 

En detalle, el famoso presentador televisivo comparte residencia con su ex compañera de conducción en 24 horas por MalvinasLidia Pinky Satragno (83), y contó cómo fue su desembarco en ese lugar del que mucho se habló durante los últimos años.

Mirá también

Newsletters Clarín

Lo más leído del día | Enterate de que se habló hoy para no quedarte afuera del mundo

De lunes a viernes por la tarde.

Recibir newsletter

Fui un mal administrador de mi propio programa. Llegó el momento en que los años cumplieron su tiempo, mis hijas no me vieron bien, y me llevaron un lugar para rehabilitarme”, comenzó diciendo en una charla conmovedora junto a Luis Novaresio (54).

Entonces, el célebre conductor reveló: “Alguien le dijo a otro oyente de Fontana Show, ‘de pibe iba en la bicicleta escuchando en la Spika el programa de la mañana y a (Hugo) Guerrero Marthineitz a la tarde’. Y ese hombre es el administrador y creador de Inter Plaza. Me fue a buscar donde estaba y dijo ‘yo lo quiero a fulano’“.

De acuerdo al relato de Fontana, el dueño de la clínica que hoy es su hogar le mostró a sus hijas la residencia y les dijo “Acá va a estar su papá“. “‘Nosotras no tenemos dinero para pagar esto‘, le dijo una de mis hijas y él respondió ‘nadie habló de dinero, hablé de atención‘”, recordó el locutor, quien también nombró al propietario del lugar: “Se llama Salvador Lijtenberg“, dijo. 

Mirá también

En ese momento, Cacho fue consultado sobre la situación del país y el actual Gobierno de Mauricio Macri (60). “Yo lo respeto políticamente. Lo he votado y estoy más que nunca envuelto en las verdades que dicen los demás“, admitió tras esa pregunta.

Y siguió: “Estimo que se necesitaría un plazo superior para equilibrar los tantos, yo si no tuviese el apoyo de Salvador no tengo qué comer. Así de fácil. Tengo una jubilación de la más baja. Esta es la verdad”.

Cacho Fontana y Héctor Larrea en el homenaje en Radio Nacional. (Foto: Luciano Thieberger)

Ante las expresiones de sorpresa de Novaresio y el resto de los invitados, Cacho agregó: “La gente pensará que no sé qué hice yo con el dinero… Cuando tuve dinero compré una casa para mis hijas, para su futuro. En ese momento no se me dio para comprar un departamento para mí”.

Mirá también

Y cerró: “Nunca pensé en decirle adiós a esa propiedad y sucedieron los acontecimientos. Lo que no puedo admitir son los chicos sin comer y la gente cómo está y después paso por los restaurantes y están medios llenos no es que hay tanta escasez de la gente”.

JA