Atención: cortar orejas y cola a los perros puede ser motivo de cárcelSociedad 

Atención: cortar orejas y cola a los perros puede ser motivo de cárcel

Una práctica recurrente podría tomar otro rumbo. El maltrato animal con fines estéticos podría llegar a su fin, o al menos esa es la propuesta del diputado Federico Döring, en México. Cortar orejas y cola a los perros se podría castigar con cárcel.

Al respecto, especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), refieren que para asegurar el trato digno a los animales se requieren de diversas estrategias, principalmente, estrategias educativas desde el nivel básico, que promuevan valores como la solidaridad y el respeto. También es importante vigilar el cumplimiento de la Ley de Protección Animal, según describen en el sitio especializado Mis Animales.

Cortar orejas y cola a perros se castigará con cárcel

Fue el diputado del Partido Acción Nacional (PAN) quien presentara una iniciativa que propone pena de cárcel por cortar orejas y cola de los perros con fines estéticos. Durante la sesión ordinaria ante el Congreso de la Ciudad de México, Döring, detalló que la nueva iniciativa propondría cárcel para quienes cometan este acto que es también, maltrato animal y argumentó:

“Se busca establecer una cultura de protección y conservación animal en la CDMX, y sentar un precedente  legal al respecto”.

¡No sólo por cortar orejas!

Esta iniciativa no considera solamente sancionar a aquellos que cortan las orejas y colas de los perros, también incluye a quienes se dediquen a la venta de animales domésticos ya mutilados sólo con estos fines, pues se considera la posibilidad de presentar una justificación médica.

En ese sentido, José Manuel Berruecos Villalobos, de la Facultad de Medicina Vterinaria y Zootencia (FMVZ) de la UNAM, subraya la necesidad de garantizar un trato humanitario a los animales.

Finalmente, fue en el año de 1978 cuando la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) aprobó la Declaración Universal de los Derechos del Animal, que, posteriormente sería adoptada por las Naciones Unidas (UN).