Nueva Zelanda: Trump condena la masacre en las mezquitasEconomía 

Nueva Zelanda: Trump condena la masacre en las mezquitas

Mis más sinceras condolencias y mis mejores deseos para la gente de Nueva Zelanda tras la horrible masacre en las mezquitas“, escribió el presidente de Estados Unidos Donald Trump en Twitter el viernes por la mañana. “49 personas inocentes han muerto sin sentido, con muchos más heridos de gravedad“.

El comentario de Trump fue emitido tras una declaración de la vocera de la Casa Blanca, Sarah Sanders, donde manifestó que EE.UU. “condena enérgicamente” los ataques, y agregó que “solidarizamos con la gente de Nueva Zelanda y su gobierno en contra de este despiadado acto de odio”.

My warmest sympathy and best wishes goes out to the people of New Zealand after the horrible massacre in the Mosques. 49 innocent people have so senselessly died, with so many more seriously injured. The U.S. stands by New Zealand for anything we can do. God bless all!

— Donald J. Trump (@realDonaldTrump) March 15, 2019

Un hombre ha sido acusado de asesinato y deberá comparecer ante un tribunal local el sábado por la mañana. Otras tres personas fueron detenidas, aunque la policía no ha declarado si están o no implicadas en el crimen.

Video | Transmitió el horror del ataque a la mezquita de Nueva Zelanda por Facebook

La magnitud del asesinato no tiene precedentes en el país, donde los delitos con armas de fuego son extremadamente escasos. En 2017, el último año con cifras disponibles, se registraron aproximadamente 35 homicidios y 13 muertes por homicidio culposo en todo el país de 5 millones de habitantes. Este ataque superó dicha cifra en una trágica tarde.

El atacante transmitió en vivo por las redes sociales los hechos. 

El presunto tirador transmitió en vivo parte del ataque y publicó un manifiesto en línea, sugiriendo un acto de terrorismo por motivos raciales e identificándose como australiano. La primera ministra neozelandesa, Jacinda Ardern, dijo a los periodistas que las posturas extremistas de los perpetradores “no tienen absolutamente ninguna cabida en Nueva Zelanda y, de hecho, en ningún lugar del mundo“.

“Nadie debería tener que temer tal violencia en su lugar de culto”, dijo el secretario de Estado de EE.UU., Michael Pompeo, en un comunicado publicado en Twitter. “El pueblo estadounidense lamenta esta tragedia junto a nuestros amigos en Nueva Zelanda”.