La justicia absolvió a un docente que cultivaba marihuana para tratar su enfermedadSociedad 

La justicia absolvió a un docente que cultivaba marihuana para tratar su enfermedad

La Justicia Federal absolvió de culpa y cargo al joven docente Carlos Francisco Giovanoli, quien había sido perseguido judicialmente por cultivar marihuana por razones de salud. Luego de que la Fiscalía Federal desistiera de seguir con el juicio en su contra, los jueces del Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia lo absolvieron. El joven sufre de epilepsia y con el uso del aceite de cannabis su estado de saludo mejoró notoriamente.

Mirá también

En 2014, el joven profesional radicado en Puerto Madryn, fue objeto de una acción penal luego de que el policía federal Jorge Francisco Palma, viera que en el patio de Giovanoli, estaba la plantación mencionada. El muchacho explicó reiteradamente ante los miembros del Poder Judicial que su epilepsia comenzó a mejorar a raíz de la suministración de la mencionada planta. Se quejó luego por cómo el Estado se introdujo violentamente en su autodeterminación, en la que -según el fallo-, no causó daños a terceros.

Desde entonces fue sometido a un proceso que ayer, finalmente, terminó para él. Los jueces consideraron la libertad del individuo en cuanto a su decisión de consumo personal, lejos de cualquier comercio ilegal. “En síntesis, Giovanoli, desde que descubrió la marihuana, decidió consumirla para aliviar su enfermedad pese al rechazo de sus médicos tratantes, sin consultar otros profesionales, despreciando los numerosísimos estudios científicos y su propia salud, para seguir su supuesto tratamiento “autodidacta”, puntualizó el fallo.

Mirá también

El mismo sin embargo juzga que en el voto del juez Alejandro Joaquín Carlos Ruggero que “considero reunidas las condiciones objetivas, procesales y Constitucionales para arribar a una resolución absolutoria como la solicitada por el Fiscal General, pero rechazando las argumentaciones del imputado por considerarlas peligrosas para el bien jurídico Salud Pública ante posibles malentendidos de la ciudadanía en general, que ha conocido el caso por información sesgada en las redes sociales, respecto a una posible discriminación de estos hechos”, aclaró.

 Los jueces agregaron que “el suscripto lo interrogó sobre la existencia de trámites judiciales o administrativos que procuraran la necesaria autorización del uso de estupefacientes y la respuesta fue negativa. En cuanto a la trascendencia a terceros, el imputado reconoció en juicio haber recibido y a su vez suministrado el tóxico en su calidad de “cultivador solidario”.

Mirá también