Jorge Aguirre, la mirada exquisitaSociedad 

Jorge Aguirre, la mirada exquisita

Comienza su carrera de fotoperiodista en 1958 en las más importantes editoriales del país, pero su mirada más potentes son sus fotografías hechas entre asignaciones de notas. Su búsqueda personal filosa y elegante lo convierte en un referente y un artista de culto para las generaciones posteriores de fotógrafos. Su muerte, en 1996, dejó en un suspenso triste las agradables tertulias en el bar San Nicolás de la avenida Córdoba y Paraná donde tomaba café y conversaba de Borges u Oscar Wilde, mostraba sus fotografías y miraba gentilmente las de otros fotógrafos.

Gracias al gran trabajo de Ataulfo Pérez Aznar como curador de sus fotos (una tarea de cuatro años) ahora podemos admirar 120 obras en la muestra
Jorge Aguirre Antológica 1957-1993 en
Fola (Fototeca Latinoamericana), Godoy Cruz 2626 en Palermo, desde el 15 de marzo hasta el 23 de junio.


Buenos Aires, 1960/1962/1970 Crédito: Jorge Aguirre

Buenos Aires, 1968 Crédito: Jorge Aguirre

Buenos Aires, 1968/1974/1968 Crédito: Jorge Aguirre

Buenos Aires, 1977 Crédito: Jorge Aguirre

Buenos Aires, 1965 Crédito: Jorge Aguirre

Buenos Aires, 1972 Crédito: Jorge Aguirre

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.