El titular de la ONU no confirma su viaje a Buenos Aires y en el Gobierno hay malestarPolítica 

El titular de la ONU no confirma su viaje a Buenos Aires y en el Gobierno hay malestar

Entre el próximo miércoles 20 y el viernes 22, Buenos Aires alojará a presidentes, entre ellos el de Uruguay y Paraguay, a decenas de cancilleres y a 1.500 personas de todo el mundo que vendrán a la Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre la Cooperación Sur-Sur.

Llamativamente, el secretario general de la ONU, el portugués Antonio Guterres, no confirma su presencia, por lo que comienza a descartársela. En el Gobierno hay malestar por la actitud del funcionario. La conferencia, que es histórica, involucra a los 193 países de la órbita de Naciones Unidas. Guterres -él fue quien compitió y le ganó a Susana Malcorra para el puesto de número uno de la ONU- es su máxima autoridad, pero  tiene la intención de enviar en su lugar a su segunda, la nigeriana Amina Mohammed.

Mirá también

Fue el canciller Jorge Faurie quien ante una pregunta de Clarín dejó claramente ver el estado de ánimo que impera con el casi confirmado faltazo de Guterres a la cumbre: “En la única conferencia de Naciones Unidas que tiene lugar en América Latina, este año la presencia del secretario general es extremadamente importante. Por esa razón, el viernes pasado tuve un diálogo con él para plantearle nuestra inquietud y dijo que iba a hacer todo lo posible para ver si podía revertir sus problemas de agenda”.

Jorge Faurie en el círculo de Legisladores de la Nación. A su izquierda, el embajador Horacio Jaquenod, que moderó su la conferencia

Agregó el ministro: “Entendemos que el primer interesado en esto no es Argentina. Nosotros solamente somos el sitio donde se hace la conferencia y esto se ha preparado desde mucho tiempo atrás”.

Faurie se encontraba este martes el Círculo de Legisladores de la Nación en una conferencia sobre la inserción de la Argentina en el mundo, que moderó el embajador Horacio Jaquenod. Poco después habló con dos medios argentinos, los que insistieron con el hecho de que Guterres siga sin marcar su presencia en este país el próximo 20.

¿Y si no viene cómo va a ser tomado? “Esta es una conferencia de las Naciones Unidas. Argentina ha hecho esta organización porque entiende la significación que tiene la cooperación. Cada uno hace su valoración y si el secretario general no quiere estar dará sus explicaciones por las cuales (no viene)”, siguió Faurie.

El ministro también sostuvo: “Nosotros tenemos una conferencia de Naciones Unidas y lo que nos interesa son los resultados concretos de esta conferencia y del papel que la Argentina tiene en la cooperación. Tenemos más de 150 proyectos de cooperación en el mundo. Es una herramienta eficaz y sabemos que podemos colaborar con muchísimos países que pueden recibir nuestra asistencia en materia agropecuaria, en materia de salud, en proyectos que hemos llevado a los países del Caribe, de Asia y Africa. Entendemos que este valor no puede estar nunca en discusión. Si el secretario general no comparte estar acá …”

Este diario intentó encontrar una respuesta a por qué Guterres no vendría. A fines del año pasado vino a la Argentina a participar de la Cumbre del G20. No tuvo un largo encuentro con Mauricio Macri pero sí un breve saludo en el Centro Costa Salguero, que se conoce como “pull aside”

Fuentes extranjeras en Nueva York comentaron a este diario lo difícil que era encontrar una respuesta sobre qué podría estar ocurriendo para generar este cortocircuito. Una posibilidad es que, siendo de tendencia socialista, Guterres no quiera marcar presencia en Buenos Aires justo cuando se cumplen 40 años del Plan de Acción de Buenos Aires para Promover y Realizar la Cooperación Técnica entre los Países en Desarrollo (PABA), que se firmó en Buenos Aires entre los miembros de la ONU en 1978 cuando imperaba aquí la dictadura. Otro es que tema que algunos países aprovechen para presionar en una dirección u otra contra en torno a la crisis venezolana. La ONU reconoce la presidencia de Nicolás Maduro; más de 50 países sólo avalan a Juan Guaidó, entre ellos Argentina.

“A nosotros nos parece que una conferencia de Naciones Unidas, que es la segunda conferencia después de 40 años merece la presencia de secretario general”, remató Faurie