Barbudos, heavies y solidarios: así fue el encuentro de la hermandad que fomenta el respeto y la lealtadSociedad 

Barbudos, heavies y solidarios: así fue el encuentro de la hermandad que fomenta el respeto y la lealtad

Los barbudos llegaron a La Rural desde distintos países y provincias para hacer el primer concurso de barbas largas de Argentina, en el contexto de la nueva edición de Tattoo Show, la convención de tatuajes más importante del país que reúne a los fanáticos del arte corporal.

Mauro Ponti creó la versión argentina de la hermandad “Bearded Villains”. (Maxi Failla)

A primera vista parecen personajes salidos de un video de ZZ Top. Tienen pinta de tipos rudos, crueles y desalmados. Demonios tatuados que visten de negro, escuchan heavy metal y toman toneladas de cerveza. Al mejor estilo de los Hells Angels. Pero todo eso es, en realidad, una ilusión. Y justamente uno de sus objetivos es derribar ese prejuicio y demostrar que las apariencias engañan

Los Bearded Villains de Argentina bromearon con el prejuicio que genera su imagen. (Maxi Failla)

Integran un club internacional llamado Bearded Villains, que se inició en Los Angeles en 2014. El nombre del grupo -Villanos Barbudos, en inglés- es una ironía que intenta mofarse de esa imagen de hombres malos. Pero son todo lo contrario. En su página web dejan muy en claro que los vincula “una hermandad dedicada a la barba, la caridad, la familia, el respeto, la lealtad”.

Los ganadores del concurso de barbas largas en Argentina.

Mauro Ponti, que creó la versión argentina del club en 2015, es muy serio con respecto a este punto. “El fin del club es desmitificar la imagen que hay del hombre con barba y tatuajes”, dice. Cuenta que la “hermandad”, como le llaman, tiene más de 60 miembros en todo el país y que uno de los objetivos es participar de varias ONG, recolectando ropa y comida para ayudar a gente en situación de calle, como así también juguetes para chicos en hospitales. 

Encuentro en el predio de la Rural durante Expo Tattoo Show de la hermandad de hombres barbudos Bearded Villains Argentina. (Maxi Failla)

“Nosotros nos juntamos dos veces por semana y salimos a darle de comer a gente en situación de calle. Empezamos en el hospital Ramos Mejía y después vamos a Capital. No sólo les damos cosas materiales, también estamos con ellos, los escuchamos“, cuenta. 

Mirá también

A pesar de su pinta de Khal Drogo argentino (el líder de los dothrakis de Juegos de Tronos), Mauro está casado y tiene dos hijos. Se dedica a los tatuajes y su mujer es empleada pública. En su página de Instagram muestra sus dos facetas: la del vikingo amenazante y la del papá tierno con su hijo recién nacido en brazos

Encuentro en el predio de la Rural durante Expo Tattoo Show de la hermandad de hombres barbudos Bearded Villains Argentina. (Maxi Failla)

Cuenta que estar tatuado y llevar la barba larga es un estilo de vida. Y que en la “hermandad” hay personas de todo tipo. “Todos acá son profesionales, bancarios, abogados, estudiantes, empleados municipales y hasta policías retirados”, relata. 

Encuentro en el predio de la Rural durante Expo Tattoo Show de la hermandad de hombres barbudos Bearded Villains Argentina. (Maxi Failla)

La barba de Ponti mide 35 centímetros y hace seis años que no se la corta. Asegura que tenerla larga lleva mucho trabajo. “Todos los días la tenés que cuidar porque si no, se estropea”, dice. Para mantenerla, la lava todos los días con jabón neutro, shampoo especial, aceites y sedas

Encuentro en el predio de la Rural durante Expo Tattoo Show de la hermandad de hombres barbudos Bearded Villains Argentina. (Maxi Failla)

Él organizó el primer concurso de barbas de Argentina, que se realizó este fin de semana en La Rural y en el cual participaron barbudos de Estados Unidos, Bélgica, Brasil, Puerto Rico, Perú y Chile. Allí se evalúa la longitud de la barba, el estilo (la forma) y el perfilado, donde se analiza el trabajo del barbero. El ganador de la competencia fue Paulo Januario de Brasil, cuya barba mide más de 40 centímetros, hace diez años que no se la corta y, según el jurado, “la tiene espectacular”. 

Encuentro en el predio de la Rural durante Expo Tattoo Show de la hermandad de hombres barbudos Bearded Villains Argentina. (Maxi Failla)

“Esto es una forma de vida que nos representa”, cuenta Matías Águila, representante del club en Tucumán y uno de los que participó del concurso. Es telemárketer, hace cinco años que se deja la barba larga y dice que tuvo que sobreponerse muchas veces a los prejuicios por su look de “forajido”. “Al principio te miran raro, pero después te conocen y se dan cuenta que nada que ver”. Matías tiene 20 tatuajes y dice que va hacerse muchos más. “Mi único limite es la cara. Ahí no me tatuaría”, confiesa. 

Encuentro en el predio de la Rural durante Expo Tattoo Show de la hermandad de hombres barbudos Bearded Villains Argentina. (Maxi Failla)

Encuentro en el predio de la Rural durante Expo Tattoo Show de la hermandad de hombres barbudos Bearded Villains Argentina. (Maxi Failla)

Encuentro en el predio de la Rural durante Expo Tattoo Show de la hermandad de hombres barbudos Bearded Villains Argentina. (Maxi Failla)

Encuentro en el predio de la Rural durante Expo Tattoo Show de la hermandad de hombres barbudos Bearded Villains Argentina. (Maxi Failla)

DD

Mirá también